Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a rosa-laura95            128 libros en su biblioteca
     35 valoraciones      90 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

"Algo"


Pobreza a los diez años



Resultado de imagen para zapatos rotos


Toda mi angustia tuvo la forma de un zapato.

de un zapatito roto, opaco, desclavado.

El patio de la escuela... Apenas tercer grado...

Qué largo fue el recreo, el más largo del año.

Yo sentía vergüenza de mostrar mi pobreza.

Hubiera preferido tener rotas las piernas

y entero mi calzado. Y allí contra una puerta 

recostada, mirando, me invadía el cansancio 

de ver cómo corrían los otros por el patio.



Zapatos con cordones, zapatos con tirillas, 

todos zapatos sanos. Me sentía en pecado 

vencida y diminuta, mi corazón sangrando...

Si supieran los hombres cuánto a los diez años 

puede sufrir un niño por no tener zapatos...

Que anticipo de angustia. Todavía perdura 

doliéndome el pasado. El patio de la escuela

y aquel recreo largo...



Mi piecesito trémulo, miedoso, acurrucado.

Mi infancia entristecida, mi mundo derrumbado.

Un pájaro sin alas, tendido al pie de un árbol.

La pobreza no tiene perdón a los diez años.


Matilde Alba Swann.


 

Denunciar

La hoja blanca

                 Resultado de imagen de frases san agustin tarde te ame  


 ¡Cuántas veces, la frente en la mano  


y en el blanco papel la mirada,

entre el blanco papel y la mente

sorda lucha en secreto se entabla!


Como el mar solicita las velas,

como el aire estimula las alas,

el papel, con su casta blancura,

solicita a la idea y la llama.


Ven -le dice-; sumido en la mente,

pobre germen, te anulas, te matas;

tenue ser de la nada engendrado,

¿no te asusta el volver a la nada?


Ven, amiga; yo soy tu destino,

soy el aire que al águila aguarda,

soy silencio que aguarda armonías,

soy el mármol que quiere ser estatua.


Soy espera y misterio de cita;

tú la ignota belleza esperada;

soy lo incierto, lo vago, lo amorfo;

tú la línea, el color, la palabra.


Yo, mezquino papel, soy el lienzo

donde el Verbo su imagen estampa…

¡Cuántas veces impresa con sangre

en mi nieve su faz deja el alma!


         Blanca de los Ríos


 

Denunciar

La Flor del Agua

            Resultado de imagen de Flor   


    " Como en la edad aquella, feliz como ninguna, en que al son de mis cantos os arrullé en la cuna, mis grutas siguen llenas de mágicos tesoros, y por sus vastos ámbitos, aun vagan los sonoros ecos de aquellas cándidas y dulces bagatelas, que oíais cuando niños contar a las abuelas. ¡Ficciones que doraron con luz tenue y mimosa la infantil transparencia de vuestras almas rosa!"


De "La Flor del Agua"


Víctor Said Armesto

Denunciar

La madre naturaleza

Resultado de imagen de Prado      


Si a la luz del sol un trigal es cosa linda por su frescura égloga, por los tonos pastoriles de sus espigas, amapolas, cardos y acianos, de noche gana en aromas lo que pierde en colores, y parece perfumado colchón tendido bajo un dosel de seda bordado de astros. Convida a tomar asiento el florido ribazo alfombrado de manzanillas, cuya vaga blancura se destaca sobre la franja de yerba; y allá detrás se oye el susurro casi imperceptible de los tallos que van y vienen como las ondas de una laguna.


EMILIA PARDO BAZÁN

Denunciar

No fui nada y soy algo

 


    Resultado de imagen


                                                                                                  


 Ni fui madre, ni esposa,

ni viuda, ni religiosa;  y sin embargo soy

madre, de todos los niños del mundo,

esposa, porque esposé con todos mis amores,

viuda, porque enviudé de penas y alegrías,

religiosa, porque fundé mil Casas con mis versos.




No fui nada y soy algo.




Soldado, porque luché y lucho por la paz,

obrera, porque laboro en mi mesa de papeles,

maestra, porque enseño a los niños a reírse,

modista, porque coso los rotos a la gente,

modesta, mi lujo es el silencio en zapatillas.


Trabajo por mi cuenta

poeta independiente,

para llevar a todos

trozos de paloluz.

 

Gloria Fuertes

 

Denunciar

¡El Arco de la Vieja!

                                                          Puesta De Sol, Nube, Cielo, Silueta               -¡El Arco de la Vieja!  -exclamó en dialecto la niña, señalando con una mano al horizonte y cogiéndose con la otra a la ropa del muchacho. -Nunca vi otro tan claro. Si parece pintado, así Dios me salve. Chica, ¡qué bonito! -¡Mira, mira, mira! -chilló ella-. ¡El arco anda! -¿Que anda? Tú estás loca... ¡Ay, pues anda y bien que anda! El arco se trasladaba en efecto, con dulce e imponente lentitud, de manera teatral. Se vio un instante la cima del Pico recortada sobre el fondo de vivos esmaltes; luego, poco a poco, el arco dejó atrás la montaña y vino a coronar con su curva magnífica la profundidad del valle. Mas ya palidecían sus tintas espléndidas, y se borraban sus líneas brillantes, dejando como un vapor de colores, delicadísimo toque casi fundido ya con el firmamento, casi velado por la humareda de las nubecillas blancas, que vagaban y se deshacían también».


Emilia Pardo Bazán.


De "La madre naturaleza"

Denunciar

Asoma la primavera en las orillas del Sar

 


                                    


 Adivínase el dulce y perfumado

calor primaveral;

los gérmenes se agitan en la tierra

con inquietud en su amoroso afán,

y cruzan por los aires, silenciosos,

átomos que se besan al pasar.



Hierve la sangre juvenil, se exalta

lleno de aliento el corazón, y audaz

el loco pensamiento sueña y cree

que el hombre es, cual los dioses, inmortal,

No importa que los sueños sean mentira,

ya que al cabo es verdad

que es venturoso el que soñando muere,

infeliz el que vive sin soñar.



¡Pero qué aprisa en este mundo triste

todas las cosas van!

¡Que las domina el vértigo creyérase!

La que ayer fue capullo, es rosa ya,

y pronto agostará rosas y plantas

el calor estival.


Rosalía de Castro.

Denunciar

La canción del invierno

Resultado de imagen de pintar paisajes con temperas 


Los díaestán tristes y la gente se muere


y cae la lluvia sucia de las nubes de plomo ...

Y la ciudad no sabe lo que le pasa, como

el pobre corazón no sabe lo que quiere.

Es el invierno, Oscuro túnel, húmedo encierro

por donde marcha, a tientas, nuestro pobre convoy.

Y nos tiene amarrados a la vida de hoy,

como un amor que tira de su cadena al perro.

Luto, lluvia, recuerdo. Triste paz y luz pobre.

Cerremos la ventana a este cielo de cobre.

Encendamos la lámpara en los propios altares ...


Y tengamos, en estas horas crepusculares,

una mujer al lado, en el hogar un leño ...,

y un libro que nos lleve desde la prosa al sueño.


Manuel Machado

Denunciar
Artículos publicados: 90
1 -  2 -  3 -  4 -  5 - 



Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

ofertas black friday | Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2017 © librodearena.com