Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a alteruter            0 libros en su biblioteca
     0 valoraciones      810 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

alteruter


EL DANDI Y EL ESPEJO

Creo que fue Baudelaire el primero en señalar en que hay algo consustancial entre en dandi y el espejo. También en el narcisista. Con una diferencia. Para éste último el espejo representa su duplicidad real y, por lo tanto, ama tanto su imagen objetiva como la que se proyecta en el espejo. Narciso se ama exclusivamente a sí mismo y es incapaz del amor por otros. Su vida es el tormento de todas las Eco que se encuentran en su camino, condenadas a la autoconsunción amorosa. Freud,y posteriormente Lacan, entrevieron que esa oscura forma de autoerotismo no es más que una máscara de la homosexualidad.

Para el dandi el espejo es menos letal: es la única manera que encuentra de definirse frente a los otros. El espejo y todas sus mascaradas no son otra cosa que una barrera de protección.

El dandismo ha sido definido muy justamente por Luís Antonio de Villena: "Un dandi es una persona que utiliza el vestido como una manera de disidencia, es decir, se viste bien, con prendas buenas, pero nunca como los demás. Introduce elementos transgresores en su forma de vestir: Lord Byron vestido de turco; ningún inglés de inicios del siglo XIX vestía de ese modo. El dandismo es ponerse prendas que puedan llamar la atención, dentro de un aire de elegancia, pero que a la vez destaquen".

Para el dandi el espejo, como también el salón, es su fuente de gloria. Pero también de condena. El espejo le recuerda de continuo lo efímero de su reinado. A lo mejor por eso Larra decidió saltarse los sesos frente a un espejo, el último testigo de su amor frustrado.

El dandismo suele ser una forma foránea. O, tal, vez lo era en otro tiempo. Ahora resulta más dificil separar a los dandis de los posmodernos. Entre nosotros, se admite su figura encarnada por el aludido Larra, a quien Francisco Umbral dedicó un libro, Larry, anatomía de un dandy. Y él mismo, según su propio reconocimiento. Quizás su detalle más significativo en este sentido es haber reducido su edad: murió dos años antes de lo previsto.

Borges, que no era un dandi-le bastaba su inmenso talento-dejó escrito algo que entristecerá a los dandis de toda condición: "abomino de los espejos y de la cópula porque reduplican inútilmente a los hombres".


 


 

Denunciar

ESPOSA

Después de la elección de oficio, de lo que me ocupé recientemente, otra decisión trascendente es la elección de esposa.

Como esto suele ocurrir en plena juventud, es normal que a veces juegue un papel importante el azar o algún avatar. Por eso yo he diferido esta opción hasta hallarme sito en la edad madura, la más dura, y, en lugar de guiarme por influencias circunstanciales, apelar a la psicología para una recta consecución. Han sido varios los meses y la consulta a distintas entidades especializadas en este asunto-Facebook incluido-hasta obtener tres candidaturas que ahora pormenorizo.

La primera candidata es joven, atractiva e inteligente, cualidades que han de considerarse muy estimables. Quizás, como fruto de esa juventud, a veces sufre de spleen. No hace mucho me escribió: "quisiera desaparecerme del mapa mundi". No me extraña entonces que acabe en la Patagonia o en la tierra del fuego donde es posible que encuentra a un amerindio con más encantos que uno a quien, a decir verdad, se le ha pasado el arroz-y hasta las gambas-

Con la segunda candidata me hallan hasta un noventa por ciento de coincidencias: es tímida, como un servidor, amante de la cultura, formal...Solo le encuentro un defecto: se ha hecho afecta al creacionismo y me dice repetidamente que ella y yo debemos ser "una sola carne". !Con la calor que hace y con lo a mí me gusta dormir solo! Además, si acepto, me espera mucho "misionero".

La tercera posible habita en las islas Caimán. Pero, aunque tengo espíritu aventurero, es posible que acusen de offshore a alguien que no tiene un duro. Solo hacía falta encontrarme con Montoro allende los mares.

Algunos de mis íntimos me aconsejan que busque una chica de la tercera edad. Me aseguran que en esa época hay una especie de pacificación de las pasiones. Eso, en lugar de darme alivio, me exaspera: lo que yo busco son pasiones indómitas como el protagonista de Cumbres Borrascosas.

En mi ayuda han venido las sabias reflexiones de Swedenborg a quien Kant considera un místico. Según el autor sueco, no hay matrimonio perfecto porque en la mujer predomina la voluntad y en el hombre la inteligencia. A eso añado yo la latitud. Para decirlo en una sentencia latina: "connubium longum, vita brevis".


 


 

Denunciar

ABANDONO

Desespero de tus ojos

desespero de tus labios

en la fría madrugada

¿Quién enredó tu cabello

se amarró a tu cintura

acarició tu cuerpo

arrebató tu incendio?

Oscura noche de amor

sobre un manto de estrellas

grita a lo lejos la luna

mi soledad y tu ausencia


 


 


 


 

Denunciar

LOS CUENTOS DE CELA

Es muy probable que tan equívoco título complazca, por una parte, a los enemigos de Cela, jóvenes en otro tiempo, ahora periprovectos, como, por la otra, a los enfervorizados seguidores del Pigmalión de Iria Flavia.

El libro, Café de artistas y otros cuentos, debe ser de la época de Matusalem. Aunque los relatos contenidos en él son muy breves, en ellos se condensan casi todos los tics de la prosa del orondo Nóbel.

En primer lugar, su gusto por lo fisiológico y por lo escatológico, que él se encargó de pregonar a los cuatro vientos, como hice constar en su retrato aparecido en mi libro De Nóbeles y Cervantes: "en el bar delante de un café con leche, un editor le explica a un novelista flaquito, con cara de padecer del hígado y quién sabe si también de hemorroides"..."el joven de provincias se llama Cándido, Cándido Calzado Bustos. Cándido Calzado Bustos es flaquito, feuchín, paliducho. Cándido Calzado Bustos no va bien del vientre"..."en el café de artistas se masca un aire denso y manual, un aire que parece hecho de la misma pegajosa y estirable materia de la vejiga de la orina.

En segundo lugar, su agudo sentido del humor, a veces oportuno, otras oportunista:.."en la puerta giratoria hay cuatro reservados, cuatro departamentos: si los poetas son flacos y espirituales, hasta pueden caber dos en cada porción"..."el joven de provincias encuentra un poco excesivo que aquella señora, con lo grandes que es, la llamen Rosaurita"..."el joven de provincias, más que bizco, lo que se dice bizco, era autónomo y cada ojo se le iba para un lado, a discreción, como los cuernos de los caracoles".

La elección de nombres propios esotéricos y resonantes: Rosaura, Estanislao, Cándido Calzado Bustos y sus siglas, Cancalbus, con la irónica alusión: "Cancalbús no le sirve; como descubrimiento, es peor que Azorín".


 


 

Denunciar

PROFESIONES

Un escritor y filósofo señalaba que" una de las cosas más importantes del mundo es la elección de oficio". Esto es particularmente recomendable para aquellos que quieren buscar un lugar en el mundo-

Personalmente no he hecho mucho caso de tan sabia recomendación. Por eso mi vida ha dado bastantes tumbos. La primera profesión que consideré en serio fue la de filósofo. En mi primera juventud era bastante serio, formal y con ciertas aptitudes en este terreno. Me hizo desistir el hecho de que fuera bastante incompatible con otro oficio que entonces me interesaba mucho: el de las chicas. Con algunas excepciones-Russell, Sartre- los filósofos profesionales han sido bastantes remisos frente al bello sexo y éste, en justa compensación, lo ha sido respecto a ellos.

Otra profesión en la que fungí durante algunos años fue la de preceptor. En la época de Balzac y Stendhal era un oficio muy respetable-JuliánSorel, por ejemplo, lo fue-En los últimos años, tal vez por el excesivo número de preceptores, la profesión ha perdido calidad y prestigio.

Una de mis últimas profesiones es la de poeta ocasional, y no de ocasión, que son cosas cercanas pero ligeramente diferentes. Cuando mi última novia, posmoderna por más señas, se interesó por mi oficio-eso suele ser muy frecuente en las chicas- y yo le confesé lo que hacía, no pude menos que advertir un rictus de decepción que se tradujo en su mirada azul. Ella casi me veía en la Academia dedicándole con frecuencia sonetos y octavas reales.

Como no tengo un chavo-ni un ochavo-se me ha ocurrido la avilantez de que podía fichar por el Partido Popular. En un partido de tantos imbéciles, uno más pasaría inadvertido. Hay, además, una chica de ese grupo que me interesa mucho, Andrea Levy, no por su mente sino por su body. Aunque nunca he follado con una chica pepera, imagino que su estructura debe ser muy similar a las de las otras, aquello que otro escritor francés llamó "l`humide chatte", corregido de inmediato por Mallarmé, más dado al romanticismo que a la fisiología: "la chair est triste, hélas! et j`ai lu tous les livres".

Si esto último me fallara, retorno a Brideshead. No, !a Ibiza! Ahora que Facebook ha decidido que mi verdadera profesión es la de modelo, devendré playboy o gigoló, cosas ambas muy afines. !A follar, a follar, que el mundo se va a acabar!.


 


 

Denunciar

CHOVINISMO

Es casi un truismo que los tópicos son tópicos porque en otro tiempo fueron grandes verdades. Seguramente el primer poeta que metaforizó la dentadura de su amada señalando que "sus dientes son perlas" describía con perfección una de sus características. Eso, sin duda, es más elogiable, dado que en la época de "les dames de jadis" no existía Profidén ni tampoco Colgate. Ni, claro, el tampax ni el champú ni...

Otro tanto cabe decir de las características generales de los pueblos. Que a nosotros se nos tilde de envidiosos, no debe resultarnos extraño, si tenemos el ojo atento. O que a los ingleses se les califique de flemáticos e indolentes. O, para dar en el vicio capital, el que a los franceses se les considere chovinistas.

Todo esto viene a cuento de un texto, leído no hace mucho, que lleva el siguiente título: "los cien libros del siglo XX según le Monde". Es seguro que a la hora de elegir esa lista cabrían grandes divergencias, si no se tratara...del país vecino. Los dos primeros títulos son naturalmente franceses, con todo reconocimiento además: El extranjero y En busca del tiempo perdido.En el tercero, nos encontramos con El proceso de Kafka para seguir con los tres siguientes de factura francesa, a saber, El principito, La condición humana y Viaje al fin de la noche.

También nos sorprende que los títulos no sean necesariamente grandes novelas. Así en el puesto undécimo nos encontramos con el debatido Segundo sexo de Beauvoir, seguido muy de cerca por El ser y la nada de Sartre y por Tristes trópicos de Lévi- Strauss. Para redondear el asunto, en el número setenta y seis encontramos los Escritos de Jacques Lacan, psicoanalista todavía más críptico que que los jeroglíficos egipcios antes de Champolion.

De los cien títulos aludidos solo encontramos dos que estén escritos en español; Cien años de soledad y El romancero gitano. Habrá que apelar a la famosa leyenda negra. O, más simplemente, a la figura del patriota francés Nicolas Chauvin, ridiculizado por los hermanos Cogniard en La escarapela tricolor.


 


 

Denunciar

RILKE

Paso la mañana del sábado leyendo Carta a un joven poeta. No porque yo sea joven, a pesar de mis performances; ni tampoco porque sea poeta. Con Cervantes comparto aquello de "y yo que me afano y me desvelo...". Rilke me interesa porque tiene cara de poeta genuino como Tagore o Juan Ramón. Hay rostros de poetas auténticos y rostros apócrifos.

Rainer María, además, tenía ojos verdes de verde luna. A lo mejor por eso fue capaz de birlarle la novia al agresivo y colérico Nietzsche. Es claro que con las chicas funciona mejor la ternura que la agresividad.

Consideremos los consejos que le dirige a Kappus, el joven poeta: "su mirada se dirige al exterior y eso es precisamente lo que no debe hacer. Nadie puede aconsejarle ni ayudarle, nadie. Existe un solo remedio: adéntrese en sí mismo".

No debe resultarnos extraño en un poeta germano la profundidad: " las obras de arte son de una soledad infinita y nada les alcanza menos que la crítica". Quizás un tanto su antipuritanismo y su modernidad: "el placer físico es una experiencia sensual que no difiere de la contemplación pura en la que una fruta deliciosa llena la lengua, es una gran experiencia infinita que nos ha sido concedida, un saber del mundo, la plenitud y la gloria de todo saber...es cierto que la experiencia artística está tan increíblemente cerca de la experiencia sexual, de su dolor y su gozo, que ambos fenómenos en realidad son formas de un mismo anhelo, de un mismo gozo.

Más que moderno es su defensa de la esencia femenina: "algún día( que sobre todo en los países nórdicos se indica y se ilumina con signos fiables ya ahora), algún día existirá la muchacha y la mujer cuyo nombre ya no signifique lo opuesto de .lo masculino, sino algo que vale por sí mismo, algo que no induce a pensar ni en complemento ni en límite, solo en vida y existencia: la persona femenina".

Rilke es tan poeta que eso se le advierte hasta cuando escribe en prosa: "en un solo pensamiento de un creador caben miles de noches de amor olvidadas y lo colman de sublimidad y de magnitud".


 


 

Denunciar

REMEMORACION

Recupero dos poemas de mi libro, El fulgor de las alondras. El primero es un homenaje a Pavese al que hace un par de días saqué a colación. El segundo, más de acuerdo con la fecha que nos aguarda, se inscribe en un tono ligero. Algunos tratadistas señalan que no es conveniente poner al lado lo trágico y lo cómico, opinión que no compartía el autor de la Celestina y este modesto servidor.


PARA PAVESE



La muerte habita en los hoteles pútridos

con olor a estiércol y a sexo de furcia

en veranos de sangre y de lágrimas

fundidas en formol y barbitúricos.


La muerte habita en la mujer oscura

la que hiere el crepúsculo, la de la voz

rauca, la que todo lo ofrece sin dar nada

el llanto de los pájaros en las ventanas.


La muerte habita en los amores tiernos

en las promesas falsas, en los silencios

rotos, en los libros escritos, en el dolor

a voces, en ojos sin luz, solo las palabras


AQUELLOS OJOS VERDES...


Amores de verano

sembrados de promesas

que apenas duran nada


Amor de primavera

con pétalos en flor

que resistió al otoño


Amores otoñales

la arboleda mustia

y lluvia en los cristales


Amor de invierno

tu cuerpo me abrigó

en medio de la lluvia


Amores de una noche

y amores de un día

amores de una hora

¿Qué amor desea usted,

señora?


Denunciar
Artículos publicados: 810
1 -  2 -  3 -  4 -  5 - 



Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 0 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2014 © librodearena.com