Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a alteruter            0 libros en su biblioteca
     0 valoraciones      838 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

alteruter


PERDIDAS

Uno recuerda

todo lo que ha perdido

definitivamente

mares de sueños

el vuelo de las palomas

en un cielo azul

esperanzas blancas

con flores de primavera

el recuerdo es un garfio

que está clavado

en la nave del olvido


 


 

Denunciar

SOBRE LA TOLERANCIA(2)

Al margen de Bayle, que establece la revolucionaria doctrina de que el ateísmo no implica maldad moral, encontramos otros dos hitos en favor de la tolerancia. el primero es la Carta sobre la tolerancia de John Locke y el segundo es El tratado de la tolerancia de Voltaire.

La obra de Locke es plenamente moderna en el sentido de que el uso de la violencia con finalidades religiosas repugna al intelecto. Encuentra argumentos favorables hasta en el mismo Evangelio: la reprobación de Pedro por parte de Jesús cuando desenvaina su espada. Consiguientemente las iglesias que predican la violencia están malinterpretando el mensaje de Cristo.

Locke establece, al menos teóricamente, la separación entre iglesia y estado y, por lo tanto, la religión es un aspecto puramente individual en la que el estado no debe inmiscuirse. El filósofo inglés pone especial énfasis en que no hay que imponer una religión al individuo porque sería absurdo forzar a alguien a creer en aquello que no cree.

Un filósofo tan moderno no podía estar libre por completo de los prejuicios de su época. En su opinión el ateísmo es condenable porque moralmente se traduce en el desenfreno lo que presupone entender la religión como freno para el individuo.

Voltaire publica su famoso tratado en 1763. Se abre con el famoso juicio de Jean Calas que el escritor francés describe con tonos patéticos: "allí donde el peligro y la ventaja son iguales, cesa el asombro e incluso la misma compasión se debilita; pero si un padre de familia inocente es puesto en manos del error, o de la pasión, o del fanatismo; si el acusado no tiene más defensa que su virtud; si los árbitros de su vida no corren otro riesgo al degollarlo que el de equivocarse; si pueden matar impunemente con una sentencia, entonces se levanta el clamor público, cada uno teme por sí mismo, se ve que nadie tiene la seguridad de su vida ante el tribunal creado para velar por la vida de los ciudadanos y todas las voces se unen para pedir venganza".

Al contrario que Locke, Voltaire era tolerante más en función de su intelecto que de su disposición temperamental. Suyo es el lema: "écrasez-l`infame", refiriéndose a la iglesia, devisa que comparte con muchos apóstoles del laicismo. Se ve forzado a admitir que cierto grado de intolerancia es necesario en función de aquello sobre la que se extiende, la teología y la filosofía:"Euclides consiguió fácilmente persuadir a todos los hombres de las verdades de la geometría:¿por qué? Porque no hay uno que no sea un corolario evidente de este pequeño axioma: dos y dos son cuatro. No sucede exactamente en la mezcla de filosofía y teología".


 


 

https://www.youtube.com/watch?v=xOlp0NMRP6s

Denunciar

SOBRE LA TOLERANCIA

Alguien puede suponer que escribir sobre la tolerancia en pleno siglo XXI y en plena Europa resulta un tanto obsoleto u obsolescente, como dice el expre de de la DUI, valga el cultismo y valgan los acrónimos.

Sin embargo, a poco que uno se asome a las redes sociales, a más de un periódico, a esas calurosas reuniones de tertulianos, encontraremos un tufo de intolerancia casi similar al expresado en el juicio y posterior condena de Galileo. No se trata de encontrar los fallos de argumento del contrario, sino, en más de un caso, de denigrarlo, no a través del razonamiento, sino por medio del insulto. Esa actitud vergonzosa también se ha extendido a unos servidores públicos y es una verdadera lacra que amenaza la convivencia. A veces se hace preciso un exceso de tolerancia para no despreciar a los que sí lo hacen.

La misma palabra ya lleva en sí misma un cierto grado de ambigüedad. Tolerar está emparentado con el verbo latino tollere, es decir, levantar tanto en un sentido real como metafórico pero también aguantar o resistir. Es en este último sentido en el que solemos emplear el término.

La tolerancia implica, entonces, algo que nos molesta y nos incomoda pero tenemos el deber de aceptar. En realidad, el que tolera está de antemano convencido de sus propios principios y reconoce, en el mejor de los casos, al contrario el mérito de estar extraviado. Es evidente que, conforme más arraigado se hallen en el tolerante sus propios principios, mayor será entonces la dificultad de encontrar justificación al tolerado y, consiguientemente, más se inclinará al fanatismo.

La idea de tolerancia tardó mucho tiempo en imponerse en Europa, sobre todo por la predominancia del aspecto religioso donde los aspectos dogmáticos constituyen el núcleo. El primer pensador del que tengo noticia en ese sentido es Pîerre Bayle, autor del famoso Diccionario, y autor, asimismo, de La Lettre sur la comète-referido al famoso hallazgo de Halley-donde critica las supersticiones de su tiempo.


 


 

https://www.youtube.com/watch?v=nG1-EDcIbZs

Denunciar

TRIGALES

Tardes de adolescencia, tardes perdidas en la memoria, tardes recobradas. Amores iniciales que iban surgiendo frente a la contemplación de la belleza femenina, amores sin nombre, amores innominados por tanto nombre, unidos todos por el afán de templar, de absolutizar aquellas sensaciones que procuraban rubor a la par que el descubrimiento de un mundo maravilloso.

Paseos por el campo; el campo como un mar verde, inmenso, al que el viento iba acariciando como una madre peina delicadamente los cabellos de su hijo. Navegar entre trigales verdes que obstaculizan tu marcha mientras te acarician, sumergirse en olas verdeantes. que van y vienen sobre tu rostro.

Tardes azules, inacabables, esmaltadas por el canto de diferentes pájaros. La vida te posee y solo tienes que dejarte invadir por ella. Plenitud de la edad, plenitud del mundo, plenitud de la madre naturaleza que muestra como si quererlo sus mejores encantos.

Alma peregrina que no se detiene en ningún sitio. Navegar sin rumbo en el océanos verde, picoteado ligeramente por alguna ramilla. Seguir navegando, corriendo frente a la maleza que te cubre y a la que vas desbrozando. alguna amapola roja, algún jaramago amarillo parece revelarse frente al verde que todo lo domina.

Tenderse sobre la hierba mientras tu la acaricias como un rostro amado. entornar los ojos como si aquel minuto llegara a ser infinito. Las manos sobre la tierra. Abolición del tiempo y del espacio. Solo un ser sintiente al que invade la vida, la vida gozosa, la vida en plenitud, el zumbido de la sangre bajo la venas.

Verdes que vuelven a surgir bajo los efectos de la evocación como si la miel de ayer fuera el recreo de hoy. Tiempo de mi vida, de mi única vida, definitivamente perdido pero definitivamente recobrado. La muchacha de largo cabello, de cabello de trigal, pasa a mi lado, acelerando el paso, como azorada. Su cuerpo de adolescente es una invitación. Algún día ella y yo caminaremos de la mano entre trigales verdes, verdes luz, verdes de deseo, verdes de amor.


 


 

https://www.youtube.com/watch?v=oGOv9K9f17c

Denunciar

OBSOLESCENTE

Escribí no hace mucho sobre el termino obsolescencia pero el empleo del participio del verbo obsolescere por parte de alguien tan preclaro como Puigdemont me invita a un nuevo excursus lingüístico. El exvicepresidente tildó de obsolescentes a los países europeos y reiteró su propósito de que Cataluña se salga de la Unión Europea, una congregación que no quiere reconocer los indubitables méritos de esa Cataluña, única en su identidad, frente a la cual palidecen todas las naciones del ecúmene. Es claro que, si su actitud fuera otra, los denominaría fulgentes, dado su gusto por las formas sonoras.

El presidente/exvicepresidente no aclaró en qué sentido empleaba la palabra. Podía referirse a lo que se opone a lo habitual-en latín solere-o a aquello que es contrario a lo que aumenta-en latin alere-, aunque, juzgando su intencionalidad, primaría el segundo sentido, es decir, se referiría a países que están en pleno desuso, incapaces de reconocer la grandeur de la nueva república.

Me informo también de que al exvicepresidente le correspondería la modestísisma cantidad de ocho mil euros en su calidad de exvicepresidente y que habría renunciado a tal cantidad, imagino que por una especie de agravio comparativo. Es pensable que al honorable presidente de tan flamante república le habrían de corresponder honorarios más elevados.

En más de una ocasión me he referido a los sueldos de los políticos. Quienes los justifican se hallan pertrechados de razón: si estando bien pagados, más de uno roba, ¿puede alguien imaginarse que no harían si estuvieran homologados a los sufridos mileuristas? Personalmente, en cambio, soy de los que creen que están excesivamente bien pagados, sobre todo si se examina el asunto desde el punto de vista de la meritocracia. En su gran mayoría son licenciados en derecho, sin ninguna particularidad notoria, excepto pertenecer a algún partido político.

En un país en el que el paro está cercano a los tres millones y medio de personas, donde un buen número ¿disfruta? de pensiones exiguas, en el que uno puede enorgullecerse de poder trabajar los fines de semana, sería deseable que los políticos estuvieran más acomodados a su entorno. Es claro que ellos no lo harán motu propio. ¿La solución? Favorecer en lo posible la abstención en todas las elecciones: a la fuerza ahorcan.


 


 

https://www.youtube.com/watch?v=nOatrXGc0do

Denunciar

UTOPIAS(III)

La tercera utopia es la Utopía por antonomasia, escrita por Tomás Moro y, presumiblemente, no leída por Rajoy que, hombre muy sensato, prefiere leer a los filósofos del common sense: Reid y Moore.

La sociedad creada por Moro, bien sea en el sentido de no existente o bien en el sentido de lugar feliz, según interpretemos el término utopía, políticamente debe mucho a la República platónica por su marcado carácter jerárquico. En principio se trata de un sistema patriarcal con lo que, de antemano, contara con el malestar de las mujeres. En segundo lugar se presupone que la vejez otorga sabiduría pues quien dirige es la persona de mayor edad.

Hay una disposición por cada treinta familias cuyo jefe se denomina sifogrante, fonéticamente muy cercano a sicofante. A su vez cada diez sifograntes dependen de otro jefe llamado traníboro que se elige cada año. Los sifograntes, en número de doscientos, eligen al príncipe mediante voto secreto y entre cuatro candidatos. El cargo de príncipe es vitalicio pero puede ser depuesto en caso de tiranía. Existe igualmente un Senado.

Todos los ciudadanos tienen que aprender el arte de la agricultura con lo que se evita una clara separación entre actividades físicas e intelectuales. Eso no quita para que, en función de sus aptitudes, puedan escoger un oficio diferente. La jornada laboral dura seis horas. No deja de ser curioso que en todas las utopías las horas dedicadas al trabajo sean menores que en nuestras sociedades modernas. En las horas de ocio hay libertad pero se estimulan las actividades que tienen que ver con la cultura.




Existen diversas religiones y cada uno puede elegir aquella que más le interesa, partiendo siempre del respeto a todas las demás. Como en La ciudad del sol, se estimula el hedonismo.

La obra de Moro, al margen de una crítica a los defectos de la sociedad de su tiempo, supone la creación de una sociedad casi perfecta. El único lastre es la permanencia de la pena de muerte. No cabía esperar menos de alguien que se opuso firmemente a los caprichos de Enrique VII y que se encaminó al cadalso dirigiéndose al verdugo con las siguientes palabras:"I pray you, I pray you, Mr Lieutenant, see me safe up and for my coming down, I can shift for myself".


https://www.youtube.com/watch?v=cidXeuxr2DQ

Denunciar

CADUCIDAD

CADUCIDAD


El sentimiento de la transitoriedad de la belleza, sobre todo la humana, es algo que llena de un terrible desconsuelo a los poetas. A veces se sobrelleva con nostalgia, a veces con desesperación. Expongo tres poemas que analizan este asunto. El primero es de Juan Ramón; el segundo es el famoso soneto de Ronsard "A Elena" y el tercero es de un humilde escriba. Pido perdón de antemanos por ublcar mi poema al lado de estos dos grandes.




¡Qué dulcemente va cayendo tu belleza!



¡Qué dulcemente va cayendo tu belleza!

Otoño pleno desordena la armonía

de tu pecho; y, en plástica oleada de tristeza,

el mar de tu alma alza tu cuerpo de elegía.


Hueles a acacia mustia. A veces, nubla un manto

tus ojos de poniente; y, en avara demencia,

recorres, cada instante, el decaído encanto

-¡magnolia, azucenón!- de tu rubia opulencia.


Pero la permanencia vaga de tu ruina,

bella como un crepúsculo reflejo de una gloria,

da al amor que a ti vuelve, cual una golondrina

al nido, un goce lento, largo, como tu historia.


Soneto a Helena


 


Cuando bien vieja seas, sentada ante el crepúsculo


Y el candil y los leños, devanando e hilando,


Dirás aún asombrada, al entonar mis versos:


¡Ronsard me celebró en el tiempo en que fui bella!


 


Entonces no tendrás sirvienta a quien decírselo


Que aletargada ya de las tantas labores,


Al oír de Ronsard despierte de su sueño


A bendecir tu nombre con loas inmortales.


 


Yo estaré bajo tierra, y fantasma sin huesos,


Por lo mirtos umbríos buscaré mi reposo;


Y tú ante el fuego serás vieja decrépita,


 


Añorando mi amor y tus fieros desdenes.


Por favor, vive y nada esperes del mañana;


Recoge desde hoy mismo las rosas de la vida.


TU BELLEZA DE AYER


Tu belleza de ayer, imposible

recuerdo, barcos que naufragan

hojas a las que moja la lluvia

bosques carcomidos por el cierzo

inviernos rodeados por la nieve

desiertos de áridas arenas

tus ojos, ayer manantial de luz,

convertidos en secos cuévanos

tu belleza de ayer, hoy tan distante

se fue en la distancia, tal un eco.


 


 


https://www.youtube.com/watch?v=8Rq9GEgp1Gs

Denunciar

UTOPIAS(II)

La Nueva Atlántida es otra obra utopica cuyo autor, Francis Bacon, además de un filósofo partidario del método inductivo, es, presuntamente, el autor que se oculta bajo el nombre de Shakespeare, autoría que resulta más que sospechosa, entre otras razones, por la dificultad de explicar en un mismo individuo un talante netamente científico a la par que un don poético inigualable.

Sea como fuere, La Nueva Atlántida, es una novela cuya acción transcurre en Bensalem. Allí se desarrollan curiosísimos inventos para la época: el avión, el micrófono...

Los habitantes más conspicuos de esta tierra viven en un lugar llamado La casa de Salomón, dedicados por entero a la investigación científica. De esa salutífera práctica se derivan beneficios que llegan a afectar hasta la comida:..."Poco después nos sirvieron la comida, que fue muy buena, tanto el pan como la carne: mejor que en cualquier colegio universitario que yo haya conocido en Europa. Nos dieron también tres clases de bebidas, todas ellas sanas y buenas: vino, una bebida hecha de grano como nuestra cerveza pero más clara, y una especie de sidra elaborada con frutas del país, bebida ésta maravillosamente agradable y refrescante".

Frente a otras utopías, Bacon se decanta por mantener el matrimonio y la familia, lo que desencantará sin duda a numerosos libertarios. Si se considera este aspecto desde un punto de vista pragmátíco, es lógico que resulte así: se trata de una sociedad basada fundamentalmente en la producción y no en el placer individual. Ello no implica que en esta sociedad se halla exilado el amor sui, base del respeto a los demás.

Quizás por la época en que fue escrita, llena de entusiasmo ante los nuevos descubrimientos, Bacon abrigaba excesivas expectativas con respecto a la ciencia. Fue justamente otro inglés, Aldous Huxley quien en Brave new world, concebiría una distopía de sentido contrario. La ciencia, lo queramos o no, tiene unos límites muy definidos en lo que respecta a la felicidad humana.


 


 

https://www.youtube.com/watch?v=Qb_jQBgzU-I

Denunciar
Artículos publicados: 838
1 -  2 -  3 -  4 -  5 - 



Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 0 libros



ofertas black friday | Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2017 © librodearena.com