Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a babo            0 libros en su biblioteca
     27 valoraciones      668 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

babo


jueves

 Se refugia del cruel calor en la única habitación que tiene aire acondicionado. Por disimular, teclea en silencio como los otros. Uno de ellos, el más alejado, viste pantalón corto y camiseta de baloncesto. Dorsal número quince, la niña bonita.


 Al borde de la pantalla de su ordenador hay un adhesivo. Un gatito sonríe en primer plano; al fondo una solitaria palmera en una diminuta isla de tebeo. La repentina piedra que rompe el cristal de una de las ventanas que da a la calle naufraga en el mismo cielo azul. Maullidos fingidos entonces. Todos, salvo uno.

Denunciar

lunes

 Al otro lado de la pared suena un teléfono. Nadie descuelga. Él entonces se vuelve a acostar, vencido el miedo antiguo, hasta dormirse como un lirón. En algún lugar del sueño que no recordará, ni sabrá inventar cuando despierte, las lágrimas de un loro escaparán de las garras de un fuego enfurecido. 

Denunciar

enroques

Entras al bar y, ni siquiera darás los buenos días, ejecutas el primer movimiento antes de sentarte en el correspondiente taburete giratorio frente al tablero. El dueño juega siempre con negras, siempre de pie al otro lado desde que regresó de un extraño exilio, el tablero está sobre el mostrador y si le ganas, el tiempo límite son quince minutos, el gorila de la puerta ya no te volverá a dejar entrar jamás. La última consumición, eso sí, la tendrás gratis. Sea la que sea. Si pierdes, que es lo más probable, deberás ir a la cocina donde está la anciana, sentarte a la mesa camilla junto a ella y leerle en voz alta, su vista está agotada, alguna novela sin moraleja que tú mismo habrás comprado antes de todo. Por si acaso.

Denunciar

y sin embargo, se calienta.

Ha intentado contarme algo acerca de un concurso clandestino de imitadores del actual presidente de EEUU, pero no he querido prestarle atención. Al otro lado de la ventanilla, lugar en que se han refugiado mi mirada y mi silencio,  una adolescente lloraba mientras tecleaba a dos pulgares en un móvil. Estaba sentada en un banco de madera junto a un anciano que, no me cabe duda, fingía dormir. Soñaba, y yo conmovido imagino en qué lugar de su tiempo. 


- Límpiate esas lágrimas, anda. Que no nos vean llorar.

Denunciar

cloc

 Porque mañana es viernes, hoy es todavía jueves. En la pantalla del televisor (a Babo la autoficción tan de moda le pasa de largo) un mimo deshoja una margarita de papel. Está subido en un bidón de gasolina puesto del revés y permanecerá inmóvil hasta que una nueva moneda golpee la palma abierta, de desértica hojalata, de una enorme muñeca de trapo.

Denunciar

claridades

La tarde cae y el pobre chimpancé con el jersey de rayas sigue sentado en el taburete giratorio frente a la máquina tragaperras. Su mirada entristecida es de una humanidad que corta el aliento. El dueño del bar no sabe qué hacer y, por matar el tiempo mientras se le ocurre algo, discute con uno de los habituales del dominó sobre cuáles fueron las primeras palabras del segundo hombre que pisó la Luna. Que si “¡Ostras Pedrín!”, que si “Tampoco es pa tanto primo”. Ambas expresiones, aclaro, traducidas libremente del inglés por quien esto teclea. Cuando sus gritos acaban en una apuesta sobrecogedora decido regresar a casa. Andando, que la vieja ciudad está preciosa. 


 Lo cierto es que al llegar (una ducha con agua templada me vendrá de cine) busco y rebusco con cierta conmovida ansiedad; y acabo encontrando en la novela de Rafael Reig Un árbol caído, que lo que realmente dijo Lardin, uno de los tres astronautas del Apolo XI, fue: “Beautiful. Beautiful. Magnificent desolation”…


 Corra la traducción esta vez a cargo del azar, que el tiempo de arena, granito tras granito, es oro. En fin.


 

Denunciar

lunes

 Acurrucado en un tronco hueco, juega al escondite con el tiempo que transcurre. Detrás de la tapia coronada de vidrios rotos reina un silencio lunar. A lo lejos, todo un mundo azul reflejado en la mirada del astronauta náufrago...


... El chimpancé con el jersey a rayas ha sido abandonado en el taburete giratorio frente a la máquina tragaperras. Tiembla como un gorrioncito-qué-melancolía. La cara del dueño del bar es todo un poema. Por si fuera poco, uno de los habituales ha lanzado una ficha de dominó por la ventana. Qué país, señores, qué país....

Denunciar

miércoles

 Gira que te gira la tarde, como la peonza escapada de una mano desnuda y desierta. Con ternura en las yemas de los dedos que teclean porque sí, porque siempre queda algo. No hay eco sin grito en el país de los pececitos de colores. El loro del vecino de arriba, un pintor de brocha gorda en horas bajas y gemelo de otro que una vez lloró como un niño, parece enloquecido. Sólo el pudor me impide repetir sus palabras.


Y sí, gira que te gira la tarde...

Denunciar
Artículos publicados: 668
1 -  2 -  3 -  4 -  5 - 



Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 0 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2014 © librodearena.com