Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a blascubells            5 libros en su biblioteca
     7 valoraciones      119 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

Reflexiones

Vivir y escribir, escribir y vivir, todo es uno y lo mismo.


Artículos publicados: 119
 - 4 -  5 -  6 -  7 -  8 - 

Un día híbrido

En realidad esto es un ejercicio práctico de sociología para descubrir el mundo premoderno, es decir, un mundo humano unido a la naturaleza, que a ella pertenece e interactúa con ella. En contraposición al mundo moderno de mentalidad científica que separa al hombre de la naturaleza, se cree superior a ella y con derecho a explotarla sin contemplaciones. Ahí va:


La luz entra por la ventana hiriendo la sensibilidad de mis ojos, me doy la vuelta buscando alivio mientras cubro mi cuerpo con el edredón de plumas. De pronto algo pasa corriendo por encima de mi cabeza, se detiene a mi lado y me mira desde esas pupilas verticales que parecen preguntarme, más bien exigirme: ¿Cuándo desayunamos? No puedo evitar sonreír, alargo mi mano cogiéndola por la tripa y ella se enrosca sobre mi brazo casi arañándome, casi mordiéndome, lamiéndome una y otra vez entre dulces ronroneos. Suena el despertador del móvil con una de mis melodías favoritas; hora de levantarse, mi gata se muestra completamente de acuerdo.


Abro la ventana de par en par, el aire fresco de la mañana acaricia mi rostro, llena mis pulmones, refresca mis ideas; vamos, que me despierta del todo. Ante mi vista se extiende un mar de naranjos envuelto en pequeñas y misteriosas brumas, el canto de los pájaros saluda, como cada mañana, la salida del sol, cuya aún tímida luz besa suavemente mi piel.


Mi gata ya se desespera, dudo entre ir a la cocina o ducharme… finalmente voy a la ducha, y mientras sale el agua caliente pongo un cubo para no desperdiciar ni una gota de tan preciado bien, nada menos que la cuna del origen de la vida dicen que es, entonces recuerdo que nuestro cuerpo mismo se compone de casi un 70% de agua, algo parecido a la proporción entre el agua y la tierra de nuestro planeta, esa minúscula partícula perdida en el extrarradio de una de las millones de galaxias… Ya, ya sale caliente, desnudo me sumerjo bajo el chorro de vida, siento cómo el agua corre sobre mi piel empapándome, llenándome de energía; agradezco tan estimulantes sensaciones, ya me siento listo para comenzar el día.


Ya vestido me dirijo a la cocina, un tropel de tres gatas y un gato me preceden con alegría, y me piden lo que la costumbre ha convertido en obligación, comida de lata de la buena que de vez en cuando les damos porque el pienso les aburre, ¡y a quién no, diría yo! Se oye el suave chasquido de sus boquitas en el sagrado acto de comer, que nos une a otros seres al asimilarlos en nuestro organismo; por nuestras moléculas corren millones de proteínas, vitaminas y otros componentes extracorpóreos, elementos de otros seres que sacrifican sus vidas para que nosotros vivamos, algo que nosotros mismos haremos, pasto de los gusanos, cuando nos llegue la hora de devolver a la naturaleza lo que es de la naturaleza. Pero de momento corto tres naranjas y me hago un zumo, y al beberlo me pierdo por un instante en sus sabores ácidos… entonces me viene a la memoria algo que, no sé dónde, leí hace tiempo sobre las naranjas, algo parecido a que son frutos solares, y desde luego su color y redondez así parecen atestiguarlo.


Hora de trabajar, entro en mi estudio, me sigue una de mis gatas, la más pesada de todas, una preciosa y mimosa siamesa de mirada arrebatadora. Y al encender el ordenador sucede la misma historia de todos los días: mi gata quiere ponerse en mis rodillas mientras trabajo, y para conseguirlo, pues yo me resisto, ha creado toda una ceremonia, algo que yo creía exclusivo de los hombres, pero parece ser que no. Desde tiempos inmemoriales el hombre se ha relacionado con Dios o con las fuerzas de la naturaleza mediante los ritos, pensando que así se comunicaba e influía en poderes que no entendía. Pues mi gata también, sólo que el dios para el que hace la ceremonia es este humilde servidor.


Cada mañana (muchas de ellas) hace el gesto de subirse a mi regazo, y yo le digo que no, pero ella insiste (en un alarde de fe) por lo que le lanzo una negativa aún más enérgica, pero ella lejos de darse por vencida se mete detrás de la pantalla plana de mi ordenador y enseña el morro por debajo, luego sale de su “escondite” y se restriega en el monitor no dejándome ver nada, entonces la cojo en el aire y la dejo caer en el suelo con un sonoro ¡no! Esto mismo lo intenta varias veces, hasta que se da por vencida, pero si un día no tengo demasiada prisa por acabar mis trabajos, y ella está especialmente insistente, debo confesar que acaba por dormirse en mis rodillas, y no puedo dejar de mirarla con cierta admiración, ¡su rito ha funcionado!


Suena el teléfono, lo cojo y me dan una noticia muy triste sobre un ser querido, entonces vienen a mi recuerdo imágenes de lobos aullando a la luna... Dicen algunas leyendas que lo hacen porque un día muy lejano la luna fue su hogar y lo añoran. Sea como fuere siento una fuerte simpatía con su lamento nocturno, no lo puedo evitar, o mejor dicho no lo quiero evitar, me levanto de la silla, observo el suéter que llevo puesto con la imagen estampada de varios lobos aullando… y me uno a ellos ¡Aaauuu! Repito una y otra vez, una y otra vez, y con ese lamento me solidarizo, me uno con cierta persona a la que no puedo ayudar ¡Aaauuu! Vuelvo a exclamar, y entonces comprendo el alivio del aullido, el dolor compartido es menos dolor, y si no puedo hacer nada para arreglar las cosas al menos que sepan de mi impotencia. La cobardía es callarse, lo verdaderamente inútil es esconder la cabeza como el avestruz.


 www.blascubells.com

Denunciar

Pablo Freire y la teoría del 50%

Ya en otros posts he hablado sobre esta teoría, no me voy a repetir. En esta ocasión lo que comparto con todos vosotros es un video de Pablo Freire, alguien muy conocido en los círculos educativos, totalmente desconocido para mí hasta hace poco. Lo que me ha sorprendido es ver como alguien aplica la teoría del 50% a la educación, y lo hace con todas las consecuencias, con seriedad y metodología, y a la vez (esto es una opinión) aplica algunas de las ideas de Nietzsche a la pedagogía, la concepción del hombre como ser transformador, frente a esa otra, en la que vivimos actualmene, del hombre como ser que se adapta (educación "bancaria"), que traga, obedece y calla...



Espero que os sugieran sus palabras tantas cosas como a mí.


www.blascubells.com

Denunciar

Nuevo contrato Social siglo XXI

Algo para reflexionar. Algunos empezamos a impacientarnos por tanta tomadura de pelo...







Descargado por josedavid


1 - Este es un texto -publicado en 2003 para conmemorar el triste aniversario de los acontecimientos del 11 de septiembre del 2001-. Nos recuerda el Contrato Social que, hace tiempo, todos nosotros aceptamos. Este texto es un acuerdo tácito que firmamos cada mañana al despertarnos con, simplemente, no hacer nada. Este texto no es una crítica social, sino que sencillamente destaca los hechos resultantes de nuestra innegable predilección por la comodidad, la indiferencia, la ceguera, la sumisión y la idiotez de todos nosotros.


2 - Acepto la despiadada competitividad como la base de nuestro sistema, aunque soy consciente de que este funcionamiento engendra dolor, frustración y cólera a la inmensa mayoría de los perdedores. Nuestro Nuevo Contrato Social dice:


3 - Acepto que diariamente me humillen o me exploten a condición de que se me permita humillar o explotar a otro que ocupe un lugar inferior, en la pirámide social.


4 - Acepto la exclusión social de los marginados, de los inadaptados y de los débiles, porque considero que la carga que puede asumir la sociedad tiene sus límites y ellos deben quedar excluidos.


5 - Acepto remunerar generosamente a los bancos para que ellos inviertan mi sueldo a su conveniencia y que no me den ningún dividendo de sus gigantescas ganancias (ganancias que servirán para atracar a los países pobres, hecho que acepto implícitamente). Acepto también que me descuenten una fuerte comisión por prestarme dinero, dinero que proviene exclusivamente de los otros clientes.


6 - Acepto que congelemos o tiremos diariamente toneladas de comida para que los índices bursátiles no se derrumben, en vez de ofrecer esa comida a los necesitados y de permitirle a algunos centenares de miles de personas, no morir de hambre cada año.


7 - Acepto que sea ilegal poner fin a mi propia vida, rápidamente; en cambio tolero que se me mate lentamente, inhalando o ingiriendo substancias tóxicas autorizadas por los gobiernos. El Sistema dice que mi vida no es mía; dice que es de ellos y que sólo ellos deciden qué debo hacer con mi vida.


8 - Acepto que se haga la guerra (por cualquier motivo y a cualquier costo) para así hacer reinar la paz, aunque veamos que la paz nunca se haya logrado.


9 - Acepto que en nombre de la paz, el primer gasto de los Estados sea el gasto de defensa. También acepto que los conflictos sean creados artificialmente para deshacernos del enorme stock de armas y así permitirle a la economía mundial, seguir avanzando.


10 - Acepto el amplio dominio del petróleo en nuestra economía, aunque sea una energía muy costosa, sucia y contaminante; y estoy totalmente de acuerdo en impedir todo intento de sustituir al petróleo. Y aunque se desvelara que hemos descubierto un medio gratuito e ilimitado de producir energía, es evidente que lo gratuito sería nuestra perdición.


11 - Acepto que se condene el asesinato de otro ser humano, salvo que los gobiernos decreten que ese ser humano es un enemigo y que me alienten a matarlo. Por ello, acepto gustoso la muerte de todos mis enemigos.


12 - Acepto que se divida a la opinión pública creando partidos de derecha y de izquierda, que tendrán como pasatiempo la pelea entre ellos, haciéndome creer de esta manera, que el sistema está mejorando y avanzando.


13 - Además acepto toda clase de división posible (política e ideológica) con tal que esas divisiones me permitan focalizar mi cólera hacia los enemigos designados por los gobiernos, cuando se agiten sus retratos ante mis ojos.


14 - Acepto que el poder de fabricar la opinión pública, antes ostentado por las religiones, esté hoy en manos de hombres de negocios no elegidos democráticamente, quienes con su dinero son totalmente libres de controlar los Estados, porque estoy convencido del buen uso que harán con ese poder.


15 - Acepto que la idea de “la felicidad” se reduzca a la comodidad; acepto que “el amor” se reduzca al sexo; y acepto que “la libertad” se reduzca a la satisfacción de todos los deseos, porque esto es lo que me repite la publicidad cada día. Es simple: cuanto más infeliz soy, más consumo. Y así cumplo mi papel contribuyendo siempre al sano y buen funcionamiento de nuestra economía.


16 - Acepto que el valor de una persona sea siempre proporcional a su cuenta bancaria; que se aprecie su utilidad en función de su productividad y no de sus cualidades; y que sea excluido del sistema si no produce lo suficiente.


17 - Acepto que se recompense exageradamente a los deportistas famosos y a los actores taquilleros y se premie mucho menos a los profesores y a los médicos encargados de la educación y de la salud de nuestras futuras generaciones.


18 - Acepto que se destierre de la sociedad a las personas mayores cuya experiencia y sabiduría podría sernos útil, pues, como somos la civilización más evolucionada del planeta (y sin duda del universo) no necesitamos ni de esa experiencia ni de esa sabiduría. Por ello, todos los ancianos sobran.


19 - Acepto que se me muestren las noticias más negativas y aterradoras del mundo todos los días, para que así yo pueda apreciar hasta qué punto nuestra situación es normal y cuánta suerte tengo de vivir en Occidente. Sé que mantener el miedo en nuestros espíritus es realmente beneficioso para todos nosotros.


20 - Acepto que los industriales, militares y jefes de Estado celebren reuniones regularmente para que, sin consultarnos, tomen decisiones que comprometen el porvenir de la vida, la salud y el bienestar del planeta y de todos nosotros.


21 - Acepto consumir gustosamente la carne vacuna tratada con abundancia de hormonas sin que, explícitamente, se me avise del riesgo que corro.


22 - Acepto que el cultivo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) se establezca en el mundo entero, permitiendo así a las multinacionales agroalimentarias modificar genéticamente las plantas, patentar nuevos seres vivos, almacenar ganancias considerables y tener bajo su yugo a toda la agricultura mundial.


23 - Acepto que los bancos internacionales presten dinero a los países que quieren más armas para combatir, y que así ellos elijan a los que harán la guerra y a los que no. Soy consciente de que es mejor financiar a los dos bandos en conflicto para así estar seguros de ganar dinero y prolongar los conflictos el mayor tiempo posible, con el fin de poder arrebatarles totalmente sus recursos si no pueden devolver los préstamos recibidos.


24 - Acepto que las multinacionales se abstengan de aplicar los progresos sociales de Occidente en los países desfavorecidos, pues que ya es una suerte para ellos que los hagamos trabajar. Prefiero que se utilicen las leyes vigentes en esos países pobres para hacer trabajar a los niños en condiciones inhumanas, miserables y precarias. En nombre de los derechos humanos y los del ciudadano, no debemos ejercer injerencia en los asuntos privados de esos países pobres.


25 - Acepto que los grandes laboratorios farmacéuticos y los industriales agroalimentarios vendan, en los países económicamente desfavorecidos, los productos experimentales, los caducados o los que contengan substancias cancerígenas prohibidas en Occidente.


26 - Acepto que el resto del planeta, es decir más de siete mil millones de individuos, puedan pensar de otro modo a condición de que no vengan a expresar ni a compartir sus creencias en nuestra casa, y todavía menos, a intentar explicar nuestra Historia con sus nociones filosóficas primitivas.


27 - Acepto la idea de que existen sólo dos posibilidades en la naturaleza, a saber: cazar o ser cazado, y si estamos dotados de una conciencia y de un lenguaje, ciertamente no es para escapar de esa dualidad, sino para justificar por qué actuamos de ese modo tan idiota e irracional.


28 - Acepto considerar nuestro pasado como una continuación ininterrumpida de conflictos, de conspiraciones políticas, violación de derechos, injusticias, terrorismo, inseguridad y abuso de voluntades hegemónicas, pero sé que hoy, en nuestro presente, todo esto ya no existe porque estamos en el summum de nuestra evolución, y porque las reglas que rigen nuestro mundo son la búsqueda de la felicidad y de la libertad para todos los pueblos, tal como lo oímos sin cesar en la publicidad y en todos los discursos políticos.


29 - Acepto, sin discutir, y considero como verdades todas las teorías científicas propuestas para la explicación de los misterios de nuestros orígenes. Y acepto que la naturaleza dedicó millones de años para crear a un ser humano cuyo único pasatiempo histórico es la destrucción de su propia especie, en unos instantes.


30 - Acepto la búsqueda desesperada del beneficio propio como fin supremo de la Humanidad y la acumulación de riqueza como la máxima realización de toda la vida humana. De esta manera la vida es 100% plena.


31 - Acepto la destrucción de los bosques, la casi desaparición de los peces en los ríos y de la vida en nuestros océanos. Acepto la extinción de las especies animales y el aumento de la polución industrial y de la dispersión de venenos químicos y de elementos radiactivos en la naturaleza, como algo necesario y natural.


32 - Acepto la utilización de toda clase de aditivos químicos artificiales en las máquinas, en la tierra y en mi alimentación, porque estoy convencido de que si se añaden es porque, tal como dice la publicidad, son útiles e inocuos.


33 - Acepto la presente guerra económica que actúa con rigor sobre el planeta, aunque siento que nos está llevando hacia una catástrofe sin precedentes.


34 - Acepto esta situación y todas las del sistema actual, porque creo y supongo que no puedo hacer nada para cambiarla o mejorarla. El sistema está bien.


35 - Acepto ser tratado, a diario, en todas mis actividades, como ganado porque todos los demás lo aceptan y porque definitivamente pienso que las mayorías deciden y lo hacen con enorme sabiduría y razón.


36 - Acepto el sistema sin plantear ninguna objeción. Acepto además, cerrar los ojos ante todo esto y no formular ninguna oposición verdadera, porque estoy demasiado ocupado con mi subsistencia y con el resto de mis preocupaciones. Incluso acepto defender a muerte este Nuevo Contrato Social si cualquier persona me lo pide o si alguien lo ataca.


37 - Acepto en mi alma, en mi mente y en mi conciencia, la realidad de este Contrato que el sistema hoy coloca delante de mis ojos porque siempre he preferido ver la realidad de las cosas tal como el sistema me las presenta.


38 - Líderes políticos del mundo: Sé que todos ustedes sólo actúan por mi bien, por el de todos, y por el del sistema. Por eso les doy las gracias.


39 - ¡PÁSALO, POR FAVOR! NUESTRO SILENCIO ES NUESTRO SUICIDIO


40 - “Es detestable esa avaricia espiritual que tienen los que, sabiendo algo, no procuran la transmisión de esos conocimientos” MIGUEL DE UNAMUNO.


www.blascubells.com

Denunciar

El hombre es un ser social, sí o sí

Aquí estoy de nuevo, tras una larga ausencia abducido por la universidad, reconozco que no puedo pasar sin tener un blog, un lugar desde el que ampliar mi voz, desde el que compartir reflexiones y experiencias encaminadas a una meta muy definida, el desarrollo del ser humano, su felicidad, su integración en un mundo lleno de enigmas, y sin embargo maravilloso, y a la vez terrible. Los que me leen o me han leído lo saben, y los que no, bien venidos a este rincón de humanidad en toda su complejidad, o casi.

Entre las muchas cosas que he descubierto en la diplomatura que estoy haciendo (Educación Social), me llena de alegría constatar que importantes psicólogos enseñan contenidos que, de alguna manera, me eran ya familiares. Por supuesto que la mayoría de los contenidos no, pero sí algunas visiones generales, como la que muestro en el título de este post, la aseveración de que el hombre es un ser social, prueba de ello es mi vuelta al blog, mi necesidad de interactuar con todos vosotros, de recibir y responder críticas, piropos y comentarios. Pero hay una frase demoledora, de Erich Fromm, que expresa mejor que yo esta natural emergencia del hombre: La necesidad de superar su separatividad, de abandonar la prisión de su soledad, algo que empezamos a hacer desde el mismo momento en que nacemos, y luego a lo largo de la vida, del ciclo vital que dicen los psicólogos, también. En ese sentido, ahí está la teoría de Erikson y sus sucesivas crisis, basadas todas en ese impulso por ser aceptado y formar parte de un entorno social.

Y cuando esa socialización se da poco, de mala manera, o no se da, sobrevienen todos los fantasmas que arrastran a cuantas conductas peligrosas y antisociales se puedan imaginar. De ahí la importancia, desde los primeros meses de vida, de tejer lazos afectivos con los niños, y con todo el mundo, y con todos los seres que pueblan la tierra. Quiero creer que esa sería una buena forma de empezar a cambiar todo lo que no nos gusta de este mundo.

www.blascubells.com

Denunciar

Orgullo vs humildad

No estoy seguro de poder explicar con toda claridad y de manera concisa mi afición por las dualidades. Es como una intuición de que algo interesante esconden, como reto que me lleva a querer resolverlas. En esta ocasión, podría haber escrito como título ?humildad y autoestima?, en el sentido de que pueden ir de la mano, que son sumables y no contradictorios cuando se profundiza un poco en lo que realmente expresan. Pero, como no soy ajeno a la necesidad de los títulos llamativos, con gancho, y demás tretas periodísticas, he optado por presentar el tema como un enfrentamiento de dualidades: el orgullo contra la humildad, la prepotencia contra la falta de autoestima. Resolvamos el conflicto, intentémoslo al menos. Veamos, el orgullo es un exceso de autoestima -digámoslo así- que a fuerza de quererse uno tanto se llega a olvidar que también existen los demás. Tampoco será muy recomendable ir más allá en la humildad, pues un exceso de ella nos puede conducir a ser sumiso e indeciso, hasta el punto de perder uno su norte, su criterio propio o incluso su voluntad, lo cual es un fuerte obstáculo para muchos logros personales, por la falta de fe en uno mismo que todo ello arrastra. Y una vez más invocamos las sabias palabras del Buda: ?el camino del medio, el camino del medio?. Siempre se impone la enseñanza del camino del medio como el idóneo, el que nos permite transitar la vida de la manera más plena posible, danzando en el difícil equilibrio, o mejor dicho, en la armonía de las dualidades, sobre ?el filo de la navaja?. Autoestima sí, orgullo prepotente no, humildad sí, ser timorato y sumiso no, claro que no. Autoestima para atreverse a ser quien somos; humildad para no valorarnos más de lo que nos corresponde. Autoestima y cierto orgullo para defender con pasión lo que creemos defendible y justo. Humildad para profundizar en todo lo que sabemos y abrir nuestra mente y corazón a nuevas enseñanzas y posibilidades. Cuando el orgullo y la humildad van de la mano? ahí camina un sabio.


www.blascubells.com

Denunciar

Tendencias que cambian el mundo

Tendencias, lo que se dice tendencias, hay muchas y para todos los gustos, pero entiendo que no todas ayudan o empujan hacia un mundo mejor, y cuando digo mejor no me refiero a los avances tecnológicos, o a una vida llena de productos para consumir, innecesarios muchas veces, ni a una beatitud de bondad generalizada por obra y gracia del gurú de turno.

Me refiero más a bien a un mundo de hombres conscientes, despiertos a sus cualidades como persona, conectados con el mundo que les rodea, con la naturaleza, siendo responsables de su vida más allá de ideologías, capaces de ser feliz haciendo lo que les gusta hacer sin por ello dañar a nadie ni a nada. En fin, las cualidades de ese mundo mejor serían muchas como para enumerarlas todas, pero las nombradas son suficientes para saber por dónde va mi idea (y seguro que la de otros muchos) de ?un mundo mejor?.

Pues con esta idea empecé mi andadura en un portal modesto que, poco a poco, va cogiendo altura y al que os invito sin duda alguna. La sección que llevo se llama ?Nuevas Tendencias?, y escribo con mayor seriedad que en este blog, pero sin perder de vista aquellos temas que siempre me han interesado, y con un lenguaje apto para todo el mundo. Estoy convencido de que se puede abordar cualquier tema, por profundo que sea, con un estilo sencillo, claro y elegante, o al menos eso intento.

Mi último artículo en ese portal, EstamosEn.es, trata sobre la ?Importancia de la Autoestima?. Espero que esta nueva línea de escritura os agrade, y aporte tantas cosas útiles e interesantes como pueda hacerlo el blog. Quizá por eso, y porque la Universidad me tiene ?raptado?, es que últimamente escribo menos en ?Reflexiones?. Pero no puedo hacer más, es lo que hay. De todas formas me gusta compartir mis experiencias y ?hallazgos? interesantes, por lo que algún que otro post caerá de vez en cuando, y posiblemente más meditado, de mejor calidad.

No está mal cambiar cantidad por calidad, eso me consuela, me resta remordimientos, o como diría un psicólogo social: aminora la disfunción cognitiva.

www.blascubells.com

Denunciar

Educación para Ser, o No Ser

En estos términos, pero con otras palabras, se plantea, en la asignatura de Didáctica General, las tensiones existentes en la educación. De un lado tenemos el ideal de llegar a ser hombre-sujeto (el ser), y del otro el lastre de ser hombre-objeto (el no ser). Resulta muy importante entender estas dos líneas de acción-comportamiento, pues en su comprensión están las claves para elegir qué tipo de educación, y con ello el estilo de vida, preferimos para nuestros hijos y por extensión para nosotros mismos (dentro de lo posible), nuestra familia, amigos y la sociedad.

Para mejor entendernos, hombres-objeto somos todos, quizá con algunos toques de hombre-sujeto, pero en una medida tan pequeña que apenas se nota. Somos hombre-objeto cuando aprendemos las lecciones de memoria para repetirlas en un examen (pues eso que memorizamos es un objeto); lo somos cuando seguimos una moda, más o menos duradera, de cualquier tipo (pues la moda nos viene dada como un objeto que adoptamos); lo somos cuando nos empeñamos en querer tener razón sin estar abiertos a otras posibilidades (pues nos aferramos a un esquema hecho semejante a un objeto); lo somos cuando? Creo que con esto es suficiente.

Y somos hombre-sujeto cuando, cuando, cuando? ¿Cuándo? Pues en los momentos de ?debilidad? en que aceptamos humildemente que no sabemos la verdad de absolutamente (o casi) nada, cuando nos aceptamos como personas en crecimiento libres de prejuicios, capaces de relativizar sobre lo que se nos vende como necesario o cierto, para así descubrir en nosotros mismos lo que de verdad nos preocupa e importa haciendo un ejercicio de sinceridad. Eso no nos hará aprobar exámenes, pero sí descubrir para qué diantres hemos venido al mundo y canalizarnos en él desde lo que somos, desde el sujeto, desde el ser.

Le queda a la didáctica, y a los educadores, un largo y arduo camino. Pero sin duda alguna, vale la pena recorrerlo, y recorrerlo bien.

www.blascubells.com

Denunciar

Meter la gamba

La verdad es que entre mi trabajo, recuperarme de la dichosa hepatitis que me deja sin fuerzas antes de tiempo, y el comienzo de mis andanzas en la Universidad con todo lo que conlleva de lecturas y trabajos con fecha tope, me queda muy poco tiempo y espacio para la reflexión, por ello, y como no puedo vencer esos obstáculos, lo que haré será unirme a ellos y destilar mis reflexiones desde esos ámbitos, desde las experiencias que me procuran. Allá va la primera.

En la asignatura de Psicología Social y de las Organizaciones, suena algo rimbombante, lo sé, una de las cosas que estudiamos es la forma en que percibimos, e interpretamos, las cosas que nos rodean y ocurren, y he aquí que el abanico de las meteduras de gamba, es decir, las maneras en que falseamos la realidad, nos la creemos y actuamos en consecuencia, son múltiples y variadas, y están debidamente estudiadas por los psicólogos sociales. Ya veis, alguien se preocupa por estudiar nuestras meteduras de pata para luego enseñarlas en la Universidad.

Pero claro, no dicen ?Clasificación de las diferentes maneras de meter la gamba?, no, que va, eso sería demasiado popular y poco científico, prefieren decir ?Taxonomía de las percepciones atributivas de causalidad? para que vayamos corriendo al diccionario y así ampliar vocabulario. Bueno, fuera de bromas, pues yo agradezco que me inciten a ampliar vocablos (pero sin perder el contacto con la realidad del lenguaje, ojo), esa denominación lleva en sí misma aquello de lo que habla, me explico.

Se refiere (y conste que explicar esto ya es hacer labor de Educador Social) a la percepción que tenemos de un hecho, o conducta, a la cual atribuimos una causa, pues necesitamos conocer el porqué suceden los hechos, llegando a suponer o inventar esas causas con tal de no quedarnos en la incertidumbre. Y hasta tal punto llega que podemos distorsionar la realidad exagerándola o encogiéndola en función de nuestras expectativas (algo que incide en la atribución), negativas si tuvimos malas experiencias pasadas, o positivas en caso contrario. Imaginad, o detectad en vuestra propia vida, los múltiples ejemplos que nos salpican por todas partes.

Las meteduras de gamba están servidas.

www.blascubells.com

Denunciar
Artículos publicados: 119
 - 4 -  5 -  6 -  7 -  8 - 



Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

Educación 1 libros

Filosofía 1 libros

General 1 libros

Narrativa 0 libros

Psicología 2 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2014 © librodearena.com