Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a Artemis            1 libros en su biblioteca
     0 valoraciones      138 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

Artemis


Artículos publicados: 138
 - 3 -  4 -  5 -  6 -  7 - 

BAILEMOS

Image and video hosting by TinyPic


 Atisbo desde el fondo de mi alma


el rastro del mundo,


inalterable,


tan ajeno a la realidad que nos bordea


que no llega apenas a rozarnos.


 


Lo esquivo.


 


Y puede que mi voz


no sobreviva esta noche a su eco,


que mis pupilas


no traspasen la frontera de la luz.


Será un sueño tal vez


el rumor incesante de tango


            que se escapa de tu pecho.


 


            Mi boca te imagina.


 


Cierra los ojos,


                        ahora,


porque voy a cruzar el puente


que tendiste


de mi vientre a tu cadera.


Cierra los ojos,


                         aguarda,


porque voy a adentrarme en tu paisaje,


porque voy a romperme entre tu sed


cuando bebas de mis labios.


Bendita sea la indulgencia,


que permite,


que siempre gane la lujuria esta batalla.


 


Cierra los ojos, amor,


siente ese espacio inexplicable en los silencios,


aquello que las palabras


 nunca aciertan a decir.


Acércate a este hueco


donde nacen los sentidos


y que mis dedos recorran tu sombra


mientras tus manos abrazan mi cintura.


                                   Bailemos


 


 

Denunciar

BRUMA AZUL

Image and video hosting by TinyPic


Desafía la penumbra de la tarde


y al borde del ocaso


acércate al jardín de mis temores.


 


            Tal vez lo sientas…


 


 Es el peso cálido de la bruma


que recorre la soledad de mis venas


acariciando la inquietud


de la canción que tarareo.


 


Repíteme al oído


que  las horas que no pasan


se mueren incapaces en los sueños


que no podemos evocar.


Y aunque insista en la batalla


            - perdida de antemano-


contra el tiempo,


aunque agote de la vida hasta el último segundo,


yo plasmo en estas letras


instantes, sentimientos o emociones,


por si acaso mañana nuestra historia


ya no sea como fue


sino como la recuerdo.


 


Atrás queda la luna,


la paz, la noche y las estrellas.


Atrás queda el vacío,


                        al que renuncio,


la vida que no vivo,


la luz, la sombra, los fantasmas


el cruel imperativo de los verbos.


Atrás queda un adiós sin indulgencia


la memoria,  el olvido y el perdón.


Atrás queda el dolor y dejo el miedo.


 


                        Tal vez lo sientas…


 


Es la bruma de la canción que tarareo


acariciando las esquinas de mi alma


ignoradas por el llanto.


Son mis ojos que despiertan


al vértigo de amarte.


Es mi piel que hoy amanece


totalmente vencida a tu deseo. 


 



Denunciar

CONTIGO

Enero,


madrugada,


la memoria agita el aire que me envuelve


y un caudal infinito de emociones


se me agolpa otra vez en las pestañas.


Extiendo el brazo hacia ese hueco


que ocupabas hace apenas…


                         unos meses?


unas horas?


Lo sé,


todavía no han pasado


nada más que un par de sueños,


aún respiro de la paz de tu presencia,


todavía late el eco de tu voz


en la inercia de mi piel


                        pero ¿sabes?


no consigo apaciguar


a estas manos que reclaman para sí


la ternura de tu cuerpo.


 


Ahora bésame.


Donde quiera que me leas,


donde quiera que te encuentres


al recibo de estos versos


acércame a tu boca en esta noche


que no entiende de prosa o de poemas,


y bésame despacio.


 


Cuatro años


del estruendo de tus ojos en mi alma;


cuatro años


escanciando la risa entre los dedos,


vaciando de mar las caracolas.


Cuatro años, amor,


de magia,


y al saberte cerca


                                   … aún tiemblo. 


 



Denunciar

LAZOS

Señala el reloj la hora mágica en que despiertan las almas y se apaga la voz de las sirenas.


Como una sombra a contraluz, te asomas a mi vida portando esa capacidad inquebrantable de hacerme sonreír, traspasando mi cuerpo con una mirada que alumbra promesas de presente


                                              …tiemblo


Aguardas desafiando la brisa de un invierno que no termina de asentarse en nuestros labios. Y camino hacia tu abrazo con una cadencia alevosamente lenta.


En cada paso la firme intención de volverte loco, tallando verbos que ordenen tu sangre conforme al desorden de la mía.


Segura de ser libre escogí anoche las normas de las que quiero ser esclava, y mientras tiras con suavidad del hilo que cose mi espalda a tus manos, yo acaricio los nudos de estos lazos que hoy me atan a tus muñecas.


Todavía busco el adjetivo que de forma a la suavidad de tus manos y a la profundidad de tus ojos; tal vez tenga que inventarlo.


                                               … tiemblas.


                                                                         Feliz cumpleaños.


 


Denunciar

PORQUE TU ME LEES

 Me lees,


 y porque tú me lees


ya no importa que la lluvia nos invada


en este otoño que tapiza de hojas secas


aquellas calles que pisamos.


Percibo tu presencia, expectante


acercándose a esta casa


…y me nace una sonrisa.




Alargo adrede la inquietud de este momento.


 


Que tarden…


que tarden tanto las palabras en surgir


como tarda en desprenderse de la piel


el perfume de un abrazo inesperado.


Y como si aún fuera posible la magia


yo te hechizo


con la química de un alma al descubierto.


 


Me lees,


te recreas en la inercia del delirio


y apaciguo en el murmullo de esa calma


las tormentas que se fraguan en mis dedos.


Haces tuyas


las caricias que se ocultan en mis letras


…te seduzco,


mi voz es suave en tu garganta,


verso a verso te recorro, me recorres,


para que todos los relojes del mundo


se detengan


y el sol se ponga tras mis ojos


cuando al umbral de tu boca


ya se intuya mi nombre.


 


A veces uno toca un cuerpo,


lo despierta,


la fragilidad entonces


se desnuda con soltura


y ya no importa que la lluvia nos invada. 


A veces, solo a veces


porque tú me lees


yo soy poeta.


 


 


 

Denunciar

TRAS EL ALBA

Muere el alba, despeñada


desde el pico más alto del infierno.


Es allí, donde las horas que no suceden


se consumen en la hoguera


avivada por los seres que no son,


donde las llamas del engaño


carbonizan  intenciones, espejismos,


y las suelas de los pasos, arrastran un lodo


de polvo y llanto


por senderos de constante incertidumbre.


Se confunden los caminos, sus orillas,


se equivocan las esquinas con su artero desafío


entre luces y tinieblas…


                                    ¿hacia dónde?


A la vuelta de la duda sólo el peso de una sombra


apagando de sus ojos, todo rastro de cordura


que pudiera desviarla


del destino que persigue.


En el aire,


el tañer de las campanas del silencio


aún repican sus lamentos al vacío.


En su boca


yacen muertas las palabras, malditas!!


gritaría si pudiera


pero hace tiempo que su voz ya no decide.


Abrigada bajo un manto de penumbra


entretiene su recuerdos a la puerta de este otoño


cuando ya todo regresa


a su tiempo y su medida.


De nuevo las lágrimas en un sus ojos al recordar el dolor cuando se rompió su estrella, aquella que bautizó ella misma la primera vez que iluminó su vida y que solía encender las noches de luna nueva cuando las horas pasaban de largo sin saludarla.


Son sus manos las que amasaron los sueños donde hoy descansan esos pedazos, las mismas manos que una y otra vez intentan recomponerla.


Tal vez nunca sea capaz… sólo tal vez.


Y aunque nada sobreviva al holocausto de esta noche


ese beso que la espera tras el alba


le sonríe y la rescata del olvido.


Denunciar

... DE LA VIDA

 No sabré qué contestar


si me preguntas por la vida.



Te diría, tal vez,


que el amor amanece mucho antes


del primer rayo de luz


que atraviesa mis párpados;


o que las madrugadas


acarrean el cansancio de las horas


y me pasan de largo, de puntillas,


para no perturbar la calma de la noche.


Quizá quieras saber,


que el aroma del café de la mañana


se ha sumado


al compendio de instantes


que retratan mis sonrisas,


y que he sido feliz


bailando entre la mansa languidez


contenida en cada gota


de la lluvia de este agosto.


 


Si me preguntas por la vida


no sabré que contestarte.


Pero bésame,


aquí y ahora, frente al mar,


sin esperar a que baje la marea,


abrázame mientras soplo las velas de este día


al tiempo que formulo un único deseo:


que todos los recuerdos que guardo


me pertenezcan.


 

Denunciar

TIEMPO DE AMAPOLAS

 La brisa me invade mansamente


y en ella


soy por fin alma sin rostro,


emigrante de aquel verano


que me tentaba entre jazmines y amapolas.


Reconcilio el llanto seco


con este cuerpo sin piel que habito,


desprovisto de edad, memoria y cicatrices,


braceando sin aliento en un torrente de emociones


donde yace la imprudencia


de los sueños que se cumplen a deshora.


 


Tiempo de prisas.


Te reclama mi locura, voraz,


hambrienta de ese torso donde guardas


el detalle de cada uno de mis besos.


El de verte,


cuando llegas y se incendian nuestros labios


con la urgencia de probar,  otra vez,


como encajan nuestras bocas.


El de amarte


sutil, lento, inmarcesible


sin hoja de ruta


abarcando lo prohibido y lo obligado.


El de sentir que duermes a mi espalda


si despierto a medianoche


y tu inconsciencia, que me llama en un susurro,


prende fuego entre las sábanas.


 


Es tiempo de lujuria.


Te reclama la insolencia abrumadora de mis manos,


el presagio de tormenta de mis senos


y el silencio finito que se agolpa en mis caderas.


Esta noche,                                                    


¿lo sientes?,


el aroma que me arropa


está preñado de codicia por tu cuerpo.


En la brisa


todavía se respira el dulzor de los jazmines


pero el alma


esta noche, amor,


se ha vestido de amapolas.

Denunciar
Artículos publicados: 138
 - 3 -  4 -  5 -  6 -  7 - 



Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 1 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2014 © librodearena.com