Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a nana            1 libros en su biblioteca
     4 valoraciones      2060 posts en su blog      Es lector de 1 grupos

los libros de naná


Artículos publicados: 2058
 - 3 -  4 -  5 -  6 -  7 - 

sobre buceadores de la piel...

viernes (por fin!) y te escribo desde la caja... donde, de momento, vuelvo a estar castigada... pero como ya te he dicho, con la tranquilidad que da el saber que has hecho todo lo que tenías que hacer... ahora solo tengo que encontrar el momento de empezar este dos mil diecisiete, al que, la verdad, es que no le he hecho mucho caso...


el caso es que abro este editor una mañana más, hoy para contarte que después de leerme las desgracias de sofía de la condesa de segur, me leí los buceadores de la piel de anne michaels...


poemario que he de decir que me costó mucho encontrar... quizás por eso, en cuanto lo tuve en mis manos, me lo leí... claro...


y es que este poemario lo pedí ya este verano, después de ver el título y el nombre de su autora en la solapa de la contraportada de (si no recuerdo mal) el puente que cruza la luna de tess gallagher; pero la librería me informó de que había habido un error y que no disponían del libro en cuestión... el problema fue que el libro estaba descatalogado, y ni lo tenían ellos, ni ninguna de las librerías que ofrecen sus libros en una página web a la que estoy empezando a pensar que soy adicta... pero encontré otro libro de anne michaels: el peso de las naranjas & miner’s pond... y me encantó... así que me obsesioné con sus buceadores de la piel...


y el caso es que volví a encontrarlo, pero a un precio tan superior a lo que suelo gastarme en libros (diez veces su precio cuando fue publicado), que aunque estoy un poco loca, no lo estoy tanto como para gastarme todo mi presupuesto en libros de un mes, en un sólo libro...  


pero ya sabes que tengo un puntito obsesivo-compulsivo, así que de vez en cuando buscaba este libro en varias páginas web, esperando, no sólo encontrarlo, sino que además tuviese un precio razonable... y así fue... encontré uno nuevo, y al mismo precio que tenía cuando salió a la venta... el problema? que lo encontré en una librería de buenos aires, argentina, y los portes no eran baratos...


así que hice lo que las chicas como yo hacemos en estos casos: pedí más libros para que los portes me compensasen...


así que junto con el libro de anne michaels, pedí el libro de lillian hellman que me estoy leyendo en este momento, y uno de la anne carson, que por cierto todavía no ha llegado...


y como muestra de este poemario que tanto me costó encontrar, te voy a copiar un poema... 


  



tres semanas


 


tres semanas anhelantes, agua que abrasa

las piedras. tres semanas la sangre del leopardo fluyendo

bajo el audible insomnio de las estrellas.

tres semanas voltaicas. semanas de tardes

invernales, casi a oscuras.

aullando a la distancia, el océano

estirándose entre ambos, curvando el tiempo.

tres semanas encontrándote en lugares nuevos dentro de mí,

luminiscente como una estrella fugaz en el abismo,

su cola de neón.

tres semanas de naufragio en esta isla de la locura;

viciando la aurora de perfumes. cada confín del cuerpo

electrizado, cada pensamiento acorralado

por la memoria del tacto. tres semanas abriendo los ojos

cuando llamas, tu primera pregunta,

te he despertado...?


anne michaels (buceadores de la piel)



 


y ahora corto y cierro... 


  

Denunciar

sobre asesinos ciegos y un poema de la szymborska...

miércoles y te escribo desde la caja... porque ya sabes que últimamente sólo escribo cuando puedo, y no cuando quiero... pero como estoy castigada aquí, y la tienda está tranquila, y además ya tengo la caja hecha y las facturas y los listados archivados, y el correo lo tengo abierto, y he pasado ya todos los presupuestos que tenía que pasar; además de haber confirmado ya el listado de la seguridad social, pues abro este editor dispuesta a teclear...


y hoy te contaré que el año pasado acabé y empezé éste con la novela el asesino ciego de margaret atwood (ese regalo que no era un regalo en vísperas de la nochebuena), que te diré que es novelón más que una novela...


 



diez días después de terminar la guerra, mi hermana laura se despeñó con el coche desde un puente en reparación: se llevó por delante la señal de peligro. el coche se precipitó unos treinta metros por el barranco, atravesó las mullidas copas de los árboles, cubiertos de hojas nuevas, y a continuación se incendió y rodó hasta el riachuelo del fondo. sobre el coche cayeron varios cascotes del puente. de laura no quedaron más que restos calcinados.


margaret atwood (el asesino ciego)



 


y así empieza este novelón, y la que nos contará la historia es iris griffen, de soltera chase.. aunque la novela mezcla los capítulos en los que la narradora nos va contando su historia y la de su hermana laura, con capítulos en tercera persona en la que un hombre le cuenta a su amante la historia del asesino ciego, y algunos recortes de los periódicos de la época con noticias que tienen que ver con iris y con su familia...


una maravilla de historia de intriga, de esas que va in crecesdo, y que admito que me pilló desprevenida con las revelaciones de los últimos capítulos...


así que gracias porque de verdad que fue un placer pasar los últimos días del año pasado y los primeros de este año en compañía de esta historia...


 


y después de semejante novelón, una tiene que elegir con cuidado la siguiente lectura... así que escogí saltaré sobre el fuego, una antología de wislawa szymborska editada por nórdica...


y es que ya sabes que la szymborska es una mis autoras favoritas entre las favoritas, y aunque conocía todos los poemas que contenía esta antología, siempre es una placer leerla...


y como muestra te voy a copiar uno de sus poemas... porque es muy de ella...


 



en la torre de babel


 


-qué hora es? -sí, soy feliz,

y solo me falta una campanilla al cuello

que suene encima de ti cuando estés dormido.

-entonces, no has oído la tormenta? el viento ha sacudido el

muro; la torre ha bostezado, como un león, con su gran puerta

de goznes chirriantes
.-cómo? lo has olvidado?

yo llevaba un sencillo vestido gris

abrochado en el hombro.-e inmediatamente después el cielo se rompió en mil destellos.-cómo iba a entrar,

si no estabas solo.-vi de repente los colores anteriores

a la existencia de la vista
.-lástima que no me lo puedas jurar.-tienes razón, probablemente fue

un sueño
.-por qué mientes,

por qué me llamas con su nombre,

la amas todavía?-oh sí, me gustaría

que te quedaras conmigo.
-no siento rencor,

tendría que haberlo imaginado.

-sigues pensando en él?-no, no estoy llorando.

-y eso es todo?-a nadie como a ti.

-por lo menos eres sincera.-puedes estar tranquilo,

me iré de esta ciudad.-puedes estar tranquila,

me iré de aquí.
-tienes unas manos tan hermosas.

-es una vieja historia, el filo pasó

sin lesionar el hueso.
-no hay de qué,

querido no hay de qué.-no sé,

ni quiero saber qué hora es


wislawa szymborska (saltaré sobre el fuego)



 


y te contaría que después me leí las desgracias de sofía de la condesa de segur... en parte por curiosidad (me la nombraron mi tía, simone de beauvoir y victoria ocampo) y en parte porque le he regalado ese libro en francés a mi tía para que se lo lea a mi sobrina pequeña... pero me tengo que ir ahora a preparar la comida, así que corto y cierro... no te sé decir cuando vuelvo...


 

Denunciar

sobre tres relecturas (tres, y cierro el año...)

y es lunes, y aunque ya tengo cerrado el iva, los bancos casi cuadrados, y esta mañana hasta me ha dado tiempo de descargarme los listados del tres cuarenta y siete para cuando vayan llamando... la verdad es que ahora cuando por fin tengo un respiro, y abro este editor para intentar (sólo intentar, porque en este despacho una nunca puede estar segura de tener un rato para teclear), contarte algo...


y tiro una vez mas del hilo de mis lecturas, hoy para hablarte de los tres libros que me releí en los últimos días del año pasado... 


y es que (como creo que ya te dije en alguno de mis posts anteriores) el final de año me pilló relectora... no te sabría decir porqué... quizás porque desde después del verano estoy intentando ahorrar, y aunque no te lo creas, compro menos libros que antes; quizás porque los finales de año me vuelven insegura y me fío menos de mi criterio, y prefiero apostar sobre seguro; o quizás simplemente fueron simples casualidades... libros que ves en la estantería y que sin un motivo concreto te apetece volver a leerte en ese momento... no lo sé... lo que sí sé es que cuanto más releo, más me gusta releer, y creo que este es uno de esos vicios, que no sólo no me quiero quitar, sino que en el año que acabamos de estrenar va a ir a más...


el caso, que me disperso, es que después de los poemas de la era del jazz con los que cerré el último post que te escribí, me releí el regreso del soldado (uno de tus primeros regalos) de rebecca west, que nos cuenta la vuelta del frente de un joven que ha borrado de su memoria, no sólo los horrores de la guerra, sino también sus últimos años, y se ha quedado anclado en el día en que se despidió de su primer amor...


el problema? que él está casado, y que también está casada ella... 


una maravilla de novela, que ha sido un placer releer, de la que te voy a copiar un trocito que me gustó especialmente... y es que dice jenny (la prima del soldado, que es la que nos cuenta la historia...)


 



pero no mirarse significa que ya no hay necesidad de buscarse con los ojos, de alargar las manos ni de juntar los labios, porque la unión es tal que los enamorados ya no son conscientes de ser dos cuerpos.


rebecca west (el regreso del soldado)



 


y después del regreso del soldado, con el año a puntito de terminar cogí de la estantería el breve baedeker lunar de mina loy... preciosa antología publicada por la editorial torremozas, que me encantó en su día y que me ha vuelto a encantar...


y de esta preciosa antología te voy a copiar dos de los cantos a joannes...


el primero porque a mí tampoco me importa hacía dónde caminan las patas de las patas de los muebles (no es una errata mía... lo he copiado tal cual estaba...) 


 



XVII


no me importa

hacia dónde caminan las patas de las patas de los muebles

o qué se esconde tras las sombras que cruzan a zancadas

o qué me miraría

si las contraventanas no estuvieran cerradas



rojo cálido color en el campo de batalla

pesada sobre mis rodillas como un cubrecama

contadora de cuentas

conté los flecos de la toalla

hasta que dos borlas enredadas

dejaron que la habitación se desmoronase

por un vacío redondo

que iba dilatándose con mi respiración


 


mina loy (breve baedeker lunar)



y el segundo, porque me encantan los poemas cortos...


 



XX


dejemos que la felicidad vaya con sus alas de consuelo

a causar revuelo a quien considere


mina loy (breve baedeker lunar)



 


y ya para terminar (que tengo que hacer cosas) te diré que me releí los cálices vacíos de delmira agustini, también de la torremozas, que es uno de mis poemarios favoritos...


y aunque de este poemario ya no sé la de poemas que llevo copiados (aquí y en mi pequeño palacio), y arriesgándome a repetir, te voy a copiar el poema ceguera, porque los versos del final son de esos que a veces me tarareo a mí misma sin darme cuenta...


 



ceguera


 


me abismo en una rara ceguera luminosa

un astro, casi un alma, me ha velado la vida.

se ha prendido en mí como brillante mariposa,

o en su disco de luz ha quedado prendida?



no sé...

rara ceguera que me borras el mundo,

estrella, casi alma, con que asciendo o me hundo:

dame tu luz y vélame eternamente el mundo!


delmira agustini (los cálices vacíos)



 


corto y cierro... en cuanto pueda, vuelvo y te cuento las lecturas de este año... 


 

Denunciar

sobre una relectura y tres poemas...

y es viernes (por fin!) y en cuanto llegue a mi mesa del despacho entregaré el iva, que ya tengo preparados los resúmenes para enviarlos... pero como en este momento estoy castigada en la caja, y desde aquí ya sabes que no puedo hacer nada, pues abro este editor dispuesta a rebuscarme las palabras...


me rebusco pues las palabras y retomando el hilo de mis lecturas te contaré que después de leerme el desconocido, me leí el penúltimo poemario de la torramozas que he recibido: paisajes para un cántico de natalia ruiz-poveda vera, del que te voy a copiar un poema...


 



ecos na catedral


 


I.


hay vértigo y milagro;

el futuro no es sino una voz que cae

acantilado abajo

y existe un manantial

tras cada verso.


natalia ruiz-poveda vera (paisajes para un cántico)



 


pero como por mucha poesía que lea, sigo sin saber hablar de ella, dejo este libro y te cuento que después de este poemario me releí de profundis de wilde, que aunque no es mi libro favorito de este autor, apareció en una de mis estanterías hace unos días cuando buscaba otro libro, y me llevé al salón, porque me apeteció...


y como ya sabes que de profundis es la larga carta que wilde le escribió a su ex, lord alfred douglas desde prisión...


 



[enero-marzo de 1897]

h. m. prison, reading


querido bosie:

después de larga e infructuosa espera, he decidido escribirte yo, tanto por ti como por mí, pues no me gustaría pensar que he pasado dos largos años de prisión sin recibir de ti ni una línea, ni aun noticia ni mensaje que no me dieran dolor.

nuestra infausta y lamentabilísima amistad ha acabado en ruina e infamia pública para mí, pero el recuerdo de nuestro antiguo afecto me acompaña a menudo, y la idea de que el aborrecimiento, la amargura y el desprecio ocupen para siempre ese lugar de mi corazón que en otro tiempo ocupó el amor me resulta muy triste 


oscar wilde (de profundis)



 


y así da comienzo esta carta en la que wilde nos contará (porque parto del supuesto de que la carta es una excusa, o quizás un simple recurso literario; una coartada, vamos, para contarnos a los demás) porqué acabó en la cárcel, y como fue esa lamentabilísima amistad... y es que los reproches de wilde no se limitan a las consecuencias de dicha amistad, sino a la amistad en sí, que fue un horror... y a la que wilde intentó poner fin varias veces sin éxito...


una maravilla... sí... porque wilde es simplemente genial, incluso para dirigirle reproches a un ex...


y después de de profundis, me leí los poemas de la era del jazz de fitzgerald... antología de la visor que encontré (porque no tenía noticias de ella) en el rincón de poesía de esa librería que está en la esquina de parís con valencia...


y aunque creo que fitzgerald es mejor prosista que poeta, la verdad es que me encantaron sus poemas... y te voy a copiar dos...


el primero porque los poemas con mi nombre (aunque sea en otro idioma) me encantan...


 



para anne


1


como el suave hilillo de una antigua luna,

en una noche de antaño.

como la fragante brisa de un junio pasado

cuando susurran los diminutos vientos,

o enloquecen en una noche de alegre diversión

o endulzan la calma de un día de abril,

querida anne!




2


chica de mis sueños, bajo los centelleos de la medianoche,

un susurro reverbera «anne», y una respuesta repite «anne».

envuelta de romance, bella en el vuelo de mi fantasía,

estrella disparada por la leyenda y frenada por el cuento,

reina de una dulce noche, querida anne!

reina de una dulce noche!




3


alguna vez cuando las estrellas besen las rosas,

nos encontraremos en la tierra de nunca jamás,

cuando la noche violeta florezca

te llevaré de la mano.

querida anne! será un día y un día será!


francis scott fitzgerald 



 


y el segundo, porque aunque es muy cortito, me parece una preciosidad...


 



canción


 


cerca-de-ti

hay una especie de mágico cerca-de-ti


francis scott fitzgerald



 


y ahora corto y cierro... que tengo mucho que hacer y poco tiempo para hacerlo...


 

Denunciar

sobre una distopía, un poema y una particular odisea...

y es lunes, y aunque es tarde (pasan las siete y media de la tarde) como por hoy ya he hecho bastante (ya he enviado los borradores de los modelos ciento quince, ciento ochenta y ciento once de la tienda; y el trescientos tres y el trescientos noventa de la abuela...), pues abro este editor y tecleo en los minutos que quedan...


así pues tiro del hilo de mis lecturas para contarte que me leí hace unos días la novela vivir! de ayn rand... escritora norteamericana de origen ruso a la que llevaba tiempo queriendo leer, y esta distopía me pareció una buena manera de empezar...


  



escribir estas cosas es una falta. es una falta pensar palabras en las que nadie más piensa, y escribirlas en un papel que nadie más ha de ver. es una acción mezquina y mala cual si habláramos solos, para nuestros oídos únicamente. y sabemos muy bien que no existe mayor transgresión que el obrar y el pensar solos. hemos infringido las leyes. las leyes dicen que los hombres no deben escribir como no se lo haya permitido el consejo de las vocaciones. que nos perdonen!


ayn rand (vivir!)



 


y el que nos cuenta la historia (no te dejes engañar por el plural; plural que por cierto me desconcertó mucho al principio) es igualdad 7-2521... que primero nos presentará esta sociedad en la que vive en la que el uso del plural es muy significativo, para pasar a algo inimaginable en dicha sociedad: contarnos su vida...


 


y aquí dejé este post el lunes, y lo retomo hoy miércoles, aprovechando que estoy castigada en la caja... y después de leerme el libro de ayn rand, me leí la isla de los cánticos de maría eugenía vaz ferreira... poemario de la torremozas que busqué después de saber de su autora, si no recuerdo mal, en el prólogo a la antología de ida vitale...


pero como no sé hablar de poesía, te voy a copiar un poema que me gustó especialmente de esta isla de los cánticos...


 



sólo tú


 


mi corazón ha rimado

con el corazón del día

en un palpitar llameante

que se convirtió en cenizas...



mi corazón ha rimado

con las rosas purpurinas,

y se cayeron los pétalos

de las corolas marchitas...



con el vaivén de los mares

mi corazón hizo rima,

y se rompieron las olas

en espumas cristalinas...



sólo tú, noche profunda,

me fuiste siempre propicia;

noche misteriosa y suave,

noche muda y sin pupila,

que en la quietud de tu sombra

guardas tu inmortal caricia.


maría eugenia vaz ferreira (la isla de los cánticos)



 


y por último te hablaré de mi penúltimo pedido al círculo de lectores: la novela el desconocido de carmen kurtz... y es que esta novela la vendían junto a otras tres novelas que me encantaron (nada de la laforet, luciérnagas de la matute y entre visillos de la martín gaite), así que en semejante compañía, entenderás que la quisiera... pero no te vas a suscribir a una colección de la que tienes tres de cuatro títulos, no?; así que cuando vi que la vendían suelta, la pedí... claro... y en cuanto me la trajo mi amiga del círculo, pues me la leí... en cuanto acabé el libro que me estaba leyendo (que era el poemario de la vaz ferreira del que acabo de copiarte un poema)


y la novela cuenta la historia de dominica y antonio, una penélope y un ulises de la posguerra española, que tendrán que aprender a vivir juntos después de que él vuelva de un campo de concentración...


novela que nos cuenta que a veces el amor es frágil y que aunque sabe esperar, a veces no puede perdonar pequeños (o grandes) detalles (o quizás lo que no puede es sobrevivir a la idealización de una ausencia que ha durado más que los años de convivencia)


una maravilla de novela, de la que, para cerrar este post, te voy a copiar un trocito...


  



las lecturas de aquellos últimos años habían constituido para ella un mundo aparte donde a poco se había afirmado su personalidad. el consuelo que no encontró en la gente, lo halló en los libros. y la serenidad. 


carmen kurtz (el desconocido)



 


y es que me pasa algo parecido... yo también encuentro consuelo y serenidad en los libros...


y ahora corto y cierro... y ya sabes... en cuanto pueda, vuelvo...


 

Denunciar

sobre mujeres abandonadas, amigas estupendas, los amores de voltaire y un poema...

y es sábado siete de enero, y con la vuelta a la normalidad, retomo estos tecleos (o al menos lo intento), desde la caja, donde (de momento) estoy castigada... 


y aunque tengo el año a medio cerrar (ni tengo las intracomunitarias, ni los irpfs, ni el iva ni nada...), como desde aquí no puedo hacer nada, abro este editor, dispuesta a seguir tirando del hilo de mis lecturas, a ver si me pongo al día...


y tirando del hilo de mis lecturas, te contaré que empecé hace unas semanas el tercer tomo de la comedia humana de balzac... y me leí la mujer abandonada, una novela corta maravillosa en la que balzac, además de contarme una preciosa historia de amor con final triste, sobre como a veces las relaciones poco convenientes pueden ser mejores que las que en teoría nos convienen, me contó esto sobre nosotras las mujeres:


 



qué otra cosa quieren todas las mujeres, si no es que las entretengan, las comprendan o las adoren?


balzac (la mujer abandonada)



 


y aunque no me gustan las generalizaciones, no le puedo poner ni un pero a ésta del señor balzac...


 


y después de esta historia de amor entre el señor de nueil y la señora marquesa de beauséant, me leí la amiga estupenda de elena ferrante... en parte porque en el penúltimo pedido al círculo de lectores no sabía qué pedir; en parte porque, la verdad sea dicha, el éxito de este libro y todas las vueltas que se le está dando a quien es la autora que se esconde tras el speudónimo de elena ferrante, me tenía intrigada... y he de decir que me gustó bastante... tanto como para haber pedido la segunda parte al círculo de lectores hace un par de días, porque la historia se quedó a medias, y ya sabes que soy de las acaba aquello que empieza...


y el libro nos cuenta la amistad de lila y lenù, dos niñas de un barrio pobre de nápoles, que se quieren y compiten entre ellas... por un lado está lenú, que es la nos cuenta la historia, que se esfuerza en los estudios para progresar; y por otro está lila que no tiene que esforzarse, para estudiar, pero que tendrá que dejar los estudios por motivos familiares...


y te voy a copiar un trocito en el que lila le dice a lenù porque no tiene que preocuparse... 


 



-sigues perdiendo el tiempo con esas cosas, lenù? estamos volando encima de una bola de fuego. la parte que se ha enfriado flota sobre la lava. en esa parte construimos los edificios, los puentes y las calles. de vez en cuando la lava sale del vesubio o provoca un terremoto que lo destruye todo. hay microbios por todas partes que nos hacen enfermar y morir. hay guerras. mires donde mires hay una miseria que nos vuelve malvados. a cada instante puede ocurrir algo capaz de hacerte sufrir tanto que nunca tendrás lágrimas suficientes para lamentarlo.


elena ferrante (la amiga estupenda)



 


y después de la amiga estupenda, me leí el padre, poemario de sharon olds, de esos complicados, publicado por bartleby editores...


y digo complicado porque sharon olds nos cuenta a través de poemas, lo que supone la enfermedad y la pérdida de su padre, con la complicación de que su relación con su padre nunca fue fácil...


y de este poemario te voy a copiar el poema nulípara... porque me pareció de una ternura difícil de poner en palabras...


 



nulípara


 


sentados, la última mañana de mi visita,

cómplices, cruzamos y volvemos a cruzar

las piernas. de pronto, ve un hilo

que cuelga del puño de mi camisón y dice

quédate ahí! y se apresura a buscar algo

en su cajón. extiendo mi muñeca,

él mira fijo el puño, sus iris

esferas de materia engastada.

abre la tijera pesada, con trabajo

logra apresar el hilo entre sus hojas de bronce

del color de la tinta, a cada lado

del hilo: quiere lograr un trabajo perfecto,

hacerme un favor al final de su vida.

al fin, con un movimiento,

corta: suspiramos.

bebemos café, lo sentimos

entrar en nosotros. él sabe

que cuando muera vivirá en mí,

que lo llevaré conmigo como su madre

sin saber si algún día alumbraré.


sharon olds (el padre



 


y por último te contaré (que este post se está alargando demasiado) que después de el padre me leí voltaire enamorado de nancy mitford... y ya en la nota de la autora que abre esta biografía, la mitford nos aclara que "se han escrito muchos cientos de libros sobre voltaire. éste no es una biografía y todavía menos un estudio de sus trabajos literarios y filosóficos (empeño que hubiera estado por encima de mis posibilidades), sino simplemente una reseña de sus relaciones con madame du châtelet."


y es que como la mitford en un momento dado de este libro le atribuye a voltaire:


 



[voltaire] estimaba que un estudio histórico debía ser compuesto como un drama, con un comienzo, un medio y un fin, no como una mera colección de hechos: «si quieres aburrir al lector, cuéntale todo».


nancy mitford (voltaire enamorado)



 


y eso es precisamente lo que ella hace, de una manera maravillosa (he de añadir), así que sí... ha sido un placer conocer a la mitford biógrafa y conocer de su mano los amores de voltaire y madame du châtelet...


y ahora corto y cierro... no sé cuando podré volver, pero en cuanto pueda, vuelvo...


 

Denunciar

sobre una novela, un ensayo y las relecturas de dos obras de teatro...

y es jueves, y cada vez me cuesta más retomar estos tecleos... y es que, como bien sabes, los días se me han ido complicando poco a poco... y ahora, al final del año, no tengo tiempo apenas ni de pensar lo que estoy haciendo... mucho menos de pensar tranquilamente en mis últimas lecturas (que con la falta de tiempo se me acumulan) para contártelas...


pero visto que estoy castigada en la caja, y que no puedo ponerme con las intracomunitarias (que es mi propósito para esta tarde de jueves) abro este editor, dispuesta a teclear...


y aunque releyendo mi último post debería retomar el hilo de mis lecturas en rompiente de jorie graham, poemario editado por la editorial bartleby; con tu permiso me lo salto (porque ya sabes que yo no sé hablar de poesía, y porque el poema que tengo en borradores es demasiado largo para el post corto que pretendo escribir), y te hablaré de ni de eva ni de adán de amélie nothomb (autora a la que le voy pillando el gusto a medida que la voy leyendo, a la que a día de hoy me declaro totalmente enganchada...)


y dice la nothomb:


  



me pareció que enseñar francés sería el método más eficaz para aprender japonés. dejé un anuncio en el tablón del supermercado: «clases particulares de francés, precio interesante».

aquella misma noche, sonó el teléfono. quedamos para el día siguiente, en un café de omote-sando. no entendí su nombre, él tampoco el mío. después de colgar, me di cuenta de que no sabía cómo lo reconocería, él tampoco a mí. y como no se me había ocurrido pedirle su número, ya no tenía remedio. «quizás vuelva a llamarme para aclararlo», pensé.

no volvió a llamarme. la voz me había parecido joven. tampoco era un dato muy significativo. en 1989, no eran precisamente jóvenes lo que faltaba en tokio. y menos en un café de omote-sando, el 26 de enero, hacia las tres de la tarde.

yo no era, ni mucho menos, la única extranjera. él, sin embargo, se dirigió sin dudarlo hacia mí.


amélie nothomb (ni de eva ni de adán)



 


y así empieza esta novela, en la que la nothomb nos cuenta otra parte de su vida... los dos años que pasó en japón, primero estudiando y después trabajando... y el que se dirige sin dudarlo a ella es rinri, un joven japonés al que la nothomb empezará dando clases de francés... y no te cuento más porque no quiero adelantar demasiadas cosas...


lo que sí que voy a hacer es copiarte otro pedacito de esta novela... y es que dice la nothomb en un momento determinado que...


 



llevar a alguien a mi casa siempre ha constituido una prueba terrible para mí. por definición, y por motivos que no alcanzo a comprender, mi casa no es un lugar frecuentable.

desde que me independicé, un lugar habitado por mí se parece, de entrada, a un trastero ocupado por refugiados políticos dispuestos a salir por piernas a la mínima redada policial.


amélie nothomb (ni de eva ni de adán



 


y es que, aunque mi casa no parece exactamente un trastero ocupado por refugiados políticos dispuestos a salir por piernas, me pasa algo parecido a la nothomb con casi todo el mundo... 


 


(y he tenido que interrumpir este post por causas ajenas a mi voluntad, para primero buscar un regalo por internet que está buscando mi madre, después para atender a dos visitas, porque esto de trabajar con la familia implica que el resto de amigos y conocidos sabe donde trabajas y aprovechan estas fechas tan especiales para pasar a saludar, y para meter las intracomunitarias, bueno, todas no, sólo la mitad, pero es que la otra mitad no puedo porque aún no tengo las facturas... así que intentaré retomar mis tecleos...)


 


y después de la novela de la nothomb, me releí la electra de sófocles... por qué?... pues si te he de ser sincera: no lo sé... quizás porque tenía el tomo de tragedias de sófocles a medio releer desde que me releí su antígona, y después de releerme los dos edipos sólo me quedaba esta tragedia para terminar el tomo, y yo sabes que es llegar diciembre y tengo la sensación de que tengo que ir acabando las cosas que he ido empezando durante el año... o quizás que a veces apetece antigua grecia, igual que a veces apetece poesía y otras veces prosa ligera; igual que a veces te apece un novelón y otras lo que te apetece es una novelilla corta... 


y es que mira, por ejemplo, como empieza...


 



pedagogo.- oh, hijo de agamenón, el que en otro tiempo estuvo al frente del ejercito en troya! ahora te es posible -pues estás presente- contemplar aquello que siempre deseabas. ésta es la antigua argos que anhelabas, recinto sagrado de la doncella, hija de ínaco, la fustigada por un tábano.


sófocles (electra)



 


y es que los griegos tienen una solemnidad que se ha ido perdiendo con el tiempo... y que quieras que no, de vez en cuando apetece...


sobre la tragedia, no sé qué decirte... la historia ya la sabes: agamenón volvió de troya y fue asesinado por su esposa y el amante de ésta (hay quien dice que por lascivia, y quien dice que fue en venganza porque agamenón sacrificó a la hija de ambos, ifigenia para que sus naves pudieran salir del puerto) y su hija electra juró vengarse y para ello apartó (hay quien dice que lo salvó) a su hermano orestes de su madre y espera en palacio que vuelva su hermano y vengue la muerte de su padre matando a su madre... y ahí precisamente es donde esta tragedia empieza: cuando orestes llega... y no te digo más, que bastante he dicho ya...


 


y después de electra, cambié de registro, y me leí miami, un libro de joan didion... un ensayo sobre miami y los refugiados cubanos que ha hecho que entienda mejor ciertos aspectos de la política norteamericana que no tenía claros...


y de miami te voy a copiar un trocito en el que la didion cita a hannah arendt, y que bien podría servirnos ahora mismo...


y es que dice la didion hablando de los discursos de ciertos medios y de ciertos políticos que...


 



esa persona no está tratando de convencer, sino que, por el contrario, cuenta con la disposición del oyente a admitir, en lo que hannah arendt ha llamado, refiriéndose a las discusiones sobre propaganda, «la calma pavorosa de un mundo completamente imaginario».


joan didion (miami)



 


y ya para terminar, déjame que te cuente que me releí (este final de año estoy yo muy relectora) el mercader de venecia, porque desde que me leí el libro de la jong, quería releer a shakespeare y esta maravillosa obra... pero para no ser demasiado típica, en vez de copiarte el celebre monólogo de shylock, te voy a copiar un diálogo entre lorenzo y jessica (la hija de shylock que se fuga con un cristino), en la escena primera del quinto acto...


 



lorenzo



la luna resplandece. en una noche como ésta,

mientras en dulce viento besaba cariñosamente los árboles

que se movían silenciosos -en una noche como ésta-

debió troilo de escalar las murallas de troya,

y su alma exhaló un suspiro frente a las tiendas de los griegos

donde crésida yacía aquella noche.



jéssica



      en una noche como ésta,

tisbe caminó sobre el rocío con temor

y al ver antes la sombra del león que el león mismo

llena de espanto se alejó.



lorenzo



      en una noche como ésta,

dido, con una rama de sauce entre sus manos,

en la desolada orilla del océano, suplicaba a su amor

que volviera a cartago.



jéssica



      en una noche como ésta,

medea recogió las hierbas encantadas

que rejuvenecieron al anciano esón.



lorenzo



      en una noche como ésta,

jéssica dejó como ladrona al rico hebreo,

y con su amante pródigo huyó desde venecia

hasta llegar a belmont.


william shakespeare (el mercader de venecia)



 


y es que ha sido una verdadera maravilla volver a sentir el miedo por esa libra de carne, y el alivio de que sólo pueda contener carne, y ni una gota de sangre...


y ahora corto y cierro... que yo pretendía escribir un post corto, y me da a mí que no lo he conseguido...


 

Denunciar

sobre relecturas (el jardín de los cerezos...)

y es viernes (por fin!), víspera de nochebuena... y no sé tú, pero yo estos últimos días, viendo a la gente comprar, no sé si lo que se acerca es la navidad, el invierno (que dicen en juego de tronos) o el fin del mundo...


el caso es que tengo un rato (cosa extraña estos días) así que he abierto este editor dispuesta a teclearte algo... así pues tiro del hilo de mis lecturas y empezaré por contarte que me releí hace unos días el jardín de los cerezos, la última de las tres obras de teatro de chejov, del libro que me he estado releyendo este año...


un jardín de los cerezos que no era como lo recordaba (y aprocecho para admitir que pocos recuerdos guardaba de esta obra en concreto), lo que sé es que los años pasan, y esta vez en vez de sentirme identificada con ania, me he sentido más cerca de varia, e incluso (por qué no?) de liuvob andrevna... sobre todo en ese monólogo en el que confiesa sus pecados...


 



liuvob andrevna.- mis pecados! derroché el dinero siempre sin tasa, alocadamente me casé con un hombre que sólo sabía contraer deudas. a mi marido lo mató el champán! bebía de un modo terrible! luego, para mi desgracia, quise a otro hombre..., fui su amante y entonces precisamente fue cuando recibí mi primer castigo; un golpe terrible dirigido contra mi corazón! aquí, en este río, se ahogó mi pequeño. yo, después marché al extranjero. partí para siempre, para no volver jamás, ni ver más este río! huí, cerrando los ojos, sin saber lo que hacía, pero él me siguió. despiadada, brutalmente! había comprado una casa de campo en las cercanías de Menton, allí enfermó él y durante tres años no supe lo que era el reposo, ni de día ni de noche. su enfermedad me agotó y mi alma parecía haberse secado. el año pasado vendieron mi casa para pagar las deudas, marché a parís y allí él me despojó de todo mi dinero y me abandonó. para ir a reunirse con otra mujer. intenté envenenarme... es todo tan necio, tan vergonzoso...! después sentí una repentina nostalgia de rusia, de mi patria, de mi pequeña...


chejov (el jardín de los cerezos)



 


una maravilla (cuando no lo es?) leer a chejov otra vez...


 


y después de chejov, por aquello de que me gustan los contrastes, me leí serenissima, una novela de erica jong (que ya sabes que se ha convertido en una de mis autoras favoritas...)


una novela de venezia, en la que la jong nos cuenta, como una actriz que está en venezia para la bienal, y que se queda allí con la esperanza de rodar una película, se tira al mismísimo shakespeare, haciendo (claro está) un viaje en el tiempo sin querer, inspirando así el personaje de la hija de shylock...


y así describe la jong el encuentro con el genial escritor...


 



el corazón me palpita con fuerza. se me corta la respiración. al instante siento que este hombre me atrae y que cambiará mi vida. (una siempre sabe estas cosas al primer encuentro, lo sabe inmediatamente, por más que luego trate de negarlo.)


erica jong (serenissima)



 


así que sí... también me encantó volver a leer a la jong, esta vez en un registro en el que no la había leído... porque lo del viaje en el tiempo y los polvos con shakespeare, la verdad es que no me los esperaba...


 


y después serenissima, me leí rompiente, un poemario de jorie graham (a la que tuve el placer de conocer en la antología de la nieve, los pájaros) 


pero se me acaba de complicar la tarde, aunque parezca increíble siendo la hora que es... así que eso te lo contaré otro día...


corto y cierro...


 

Denunciar
Artículos publicados: 2058
 - 3 -  4 -  5 -  6 -  7 - 



Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 1 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2014 © librodearena.com