Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a ladybyron            0 libros en su biblioteca
     0 valoraciones      272 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

** EL TRAPECIO DE MARION **

Me balanceo y, si es preciso, doy una voltereta y salto. Siempre sin red


Artículos publicados: 272
 - 6 -  7 -  8 -  9 -  10 - 

Claro de luna

 



 


Siento el calor de los jardines del invierno


del estremecimiento de tus noches


de tu entrega tácita del tiempo


de la luz en tu vigilia


de tu polen furtivo al alba


de la aurora de tu abrigo...


de las luciérnagas multicolor


que parpadean en mis piernas.


 


Siento el azar de cada uno de tus pétalos


en mi nostalgia.


 


"... un instante cualquiera


es más diverso y profundo que el mar"


1964, Jorge Luis Borges


 






 

Denunciar

Tengo un alma porteña


A Jota. Siempre con vos, linda mina.



 



Tengo un alma porteña que dibuja tangos en mis manos. Tiene el sabor de la sal cuando se empaña de lágrimas marinas, y el del jazzmín cuando se envuelve entre los posos del té. Convive con las estrellas de mar de cielos ajenos, y define caricias de palabras con la comisura de una sonrisa. Mi alma porteña transita las calles de Baires en compañía, tiene mitos piantaos a los que rezar frente a la Cruz del Sur, y duerme soñando con la magia de los saltos de los delfines. Sabe mi alma porteña que no todos los silencios hablan de la soledad, que para escribir canciones basta con sentirlas, que a veces las letras son las huellas que señalan un camino, que los caballitos de anís son tan dulces como los recuerdos, que podemos vivir más allá de los límites de este tiempo...


Tengo un alma, porteña y giroscópica, que construye rituales esparciendo versos frente a los girasoles de Van Gogh.


 


"Vuestros corazones saben, en silencio,


los secretos de los días y las noches.


Pero vuestros oídos padecen


por el sonido del padecimiento de vuestro corazón..."


El profeta, Kahlil Gibran


 





Denunciar

Tormentas que amainan


El silencio se hizo eco


de las tormentas que amainan.


 


Templos de delirios,


néctar de mi fe,


recovecos de saliva derramándose en los labios


tras la osadía de tu cuerpo.


Queman mis palabras de deseo


en la deriva de cada caricia,


en el hálito añil del velo


en que se convierte tu ternura.


Se desvanecen los hechizos


cuando me baño en tu rastro apasionado


embriagándome en los poros de miel


con que proteges mi orilla.


Y en el cauce de nuestras sedas


un rumor de versos resbala desde tus dedos


cuando acaricias mis sueños,


acallando el temor


de la conciencia finita.


 


Amainaron las tormentas


y el silencio fue sonrisa.


 


"Es bajo tus miradas donde nunca zozobro..."


Bajo tus miradas, Alfonsina Storni


 


Denunciar

Mientras duermes

 


Escribo mientras duermes.


Mientras tus sueños se deslizan por tu mente yo abro las cortinas del grafito persiguiendo la utopía de poder enmarcar la vida y las noches. Mis dedos oscilan entre el papel y tu espalda, y en la comisura de tu sonrisa, respirando cada uno de tus suspiros, dejo caer un verso inundado del placer de precipitarse sobre los márgenes de tus estrellas. Rescataste de entre las brumas mi corazón sembrado de heridas y aún hoy, cuando me acaricias, rozas sin saberlo cicatrices remotas, estrías de ausencias, que se purifican encogiéndose entre tus brazos, bailando a los compases de tus ojos y tu amor. Respiras, sereno, entre el dibujo de mis frases, y sobre las sábanas que desarman los desiertos quisiera escribirte una nana eterna que desnublase los días, que temblase titilando por la brisa de los besos, que llenase todas nuestras noches de inocencia... Te miro en cada recuerdo de hoy, de ayer, de un tiempo que amanece distinto desde que la luna se abraza a nuestros deseos fundidos, desde que con tu claridad lúcida me desprendiste del pasado y con tus latidos construiste nuevos motivos para que yo pudiese seguir soñando. Y quiero exiliarme para siempre del tempo de las lágrimas guardadas, de los valles hipnóticos de las sirenas, de la tierra yerma en que oscurecen las pasiones, para ofrecerte, conmovida, un alma virgen de tristezas cuyas venas florecen con el seguro azar de las ilusiones compartidas.


Escribo mientras duermes, y me pregunto cuantas veces me encontrarás tras tus párpados cerrados...


 


"...todo aquello que tocamos, tú y yo,


nos une, como un golpe de arco,


que una sola voz arranca de dos cuerdas.


¿En qué instrumento nos tensaron?


¿Y qué mano nos pulsa formando este sonido?"


Canción de amor. Rainer Maria Rilke


 


Denunciar

Puentes de lluvia

 


Se mece la tarde bajo puentes de lluvia.


En los cauces de la espera un murmullo azulado recorta la luz que rasga los atardeceres, y en el tañido lejano del Mezzo de la vida se duermen las pestañas bajo tersos pétalos de sal. Raices en el corazón al que le duele la piel de echarte de menos, gestos en suspenso en las brumas que crecerán al alba, y pertinaces gemidos amainando las tormentas de los enigmas descifrados en nuestras torres de babel.


Devota permanente de instantes en los balcones del sueño, saboreando la medianoche en las cumbres de nieve roja, enredada en las guirnaldas de pasión que se empañan de terciopelo, aguardo fiel los contraluces silentes que desnudan cada sílaba mientras las tiernas olas que arquean mi espalda anticipan los latidos de los próximos rituales.


Se mece la tarde bajo puentes de lluvia. Y en mis huellas... tú.


 


"No tienes tú la culpa si en tus manos


mi amor se deshojó como una rosa..."


Lo inacabable, Alfonsina Storni


 






 

Denunciar

A contraluz. Un instante.

 


Fue en ese instante


mientras el atardecer se estremecía interrogante entre las sábanas


cuando alcancé tu cuerpo más allá de tu piel


y ronroneando entre tus brazos


     (peregrina en tu saliva)


rehicimos las preguntas


     (tus dedos: mi lumbre)


relegando las sombras


en los océanos de humedad


que acogieron nuestro deseo.


 


Fue en ese instante.


 


Y el rumor del tiempo


     con sus hilos de plata


temblaba tras las ventanas.


 


"...Ya somos el polvo que seremos


el polvo elemental que nos ignora"


Soneto III, Jorge Luis Borges


 


Denunciar

El crepitar del silencio. Tanka.


Alma baldía.


Me duele tu memoria,


     filo de cristal,


cuando no me recuerdas


y crepitas silencios.


 


Me gustaría


mirar todo de lejos


pero contigo.


Rincón del haiku. Mario Benedetti


Denunciar

Utopías


Quiero escribir a cuatro manos con Borges el prólogo del I Ching, caminar descalza sobre la nieve bajo las flores de los tilos de Baires, compartir confidencias con la Maga por las calles de París. Quiero un cielo con lágrimas de San Lorenzo cada noche, unas sábanas que abriguen el invierno con caricias, un domingo por la mañana en cada desayuno. Quiero las teterías de la Calderería Alta en Barcelona, emocionarme con Piazzola en el Gran Rex, pinzas para mis poemas en la próxima exposición de Patti. Quiero que mi saco de intangibles no le pese a nadie, seguir peinando tirabuzones desde el trapecio, tener los colores pero no la tristeza de Frida. Quiero una voz desgarrada para cantar Je ne regrette rien, aprender a pescar en una cabaña de un lago helado, una caja de música llena de besos bajo mi almohada. Quiero derribar con mis sueños los muros de Berlín que aún permanecen, que Oliverio me enseñe a bailar tangos, que los poemas de mi pibe pongan en verde los semáforos. Quiero una alfombra voladora para llevar de paseo a mis hijos, unos ojos que no enrojezcan con el humo del jazz, una habitación con todos los mundos del Chelsea. Quiero unos zapatos a la altura de los labios que deseo, un bolsillo lleno de agua de lluvia, que la vulnerabilidad sea siempre una virtud. Quiero vivir los horizontes del atardecer desde un barco, que el aroma de una presencia sea un hogar, tener la elegancia de Maggie bajo la oscuridad de Hong Kong. Quiero que las canciones de cuna sean poemas de Cortázar, dibujar estrellas de mar en graffitis para la dulce mina, que mi road movie no vuelva a detenerse en Twin Peaks. Quiero que mis ídolos estén tan vivos como yo los siento, que juntar palabras sea aprender a escribir, seguir descubriendo tréboles de cuatro hojas en las tazas de té. Quiero que el Nóbel de la Paz no sea necesario, una colección de calendarios en los que siempre sea verano, viajar hasta tus sueños y no cerrar las maletas. Y quiero abrazar(te), querer(te), besar(te), amar(te), acariciar(te) como si cada vez fuese la primera, que Cullum nos acune con su piano cuando bailemos, dormir sólo si es para despertarme a tu lado...


Quiero...


Quiero que no hayan utopías con tu nombre...


"No quiero rosas, con tal que haya rosas.


Las quiero sólo cuando no las pueda haber" (...)


Fernando Pessoa


 

Denunciar
Artículos publicados: 272
 - 6 -  7 -  8 -  9 -  10 - 



Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 0 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2014 © librodearena.com