Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a sortilegiosymemorias            0 libros en su biblioteca
     0 valoraciones      672 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

Sortilegios y memorias

No es enteramente humano el que no piensa


Artículos publicados: 672
 - 4 -  5 -  6 -  7 -  8 - 

Nuevas lluvias

Como blasfemias peligrosas vendrán otras lluvias


que anegarán el desvalido campo.

Nacerán flores silvestres en nombre de la belleza.

Cada gota nos desvelará la forma primitiva de las cosas.

Cada gota será testigo de la luna fría, de la brisa,


de la soledad del mundo.

Borrará desiertos.

Caerá como sagrada sobre las espigas y los cipreses.

Nunca respiraremos dibujos tan bellos.

Denunciar

Y el tiempo pasó.

Este dolor te divide en dos. Hace de interruptor entre el futuro que no pretendiste y un pasado que te reclama las deudas.


Un dolor inmaculado e impío cuya codicia te impide la clarividencia de los actos y te va guiando por una nebulosa donde pierde su sentido la ropa de domingo, la flor en la solapa, la costumbre, cualquier declaración de amor.


Este dolor que se abalanza sobre tu espalda y recorre tus venas impunemente, te deja sin recursos y sin fuerzas.


Compungido, de este modo expuesto, ni las mentiras, ni los halagos, ni el mejor escondite, ni las creencias, ni la docilidad, ni el sublime verso conseguirá sacarte a flote.


Sólo el paso del tiempo, como siempre.

Denunciar

Laboratorio de pruebas

Acaso me alojé en tu sangre de forma pacífica, de a poco cada día, mientras los rayos de sol impávidos caían sobre la tierra.


Acaso tu bondad aligeró mi desvalimiento y esa voz que no necesitabas pronunciar hizo su hueco en mis orillas, alumbrando cielos nuevos.


Mientras en notas minuciosas cantabas ese poema, se deshacía mi angustia y cobraba importancia lo que menos importa, haciéndose la noche más bella.


Así nos fuimos iniciando en esto del gozo y los espejos de papel donde contarnos historias.

Denunciar

Contabilizando

Yo no he vivido más guerra que la del día a día. No sé de barricadas ni huidas a toda prisa. Ni éxodos ni destierros, aunque sí de alguna herida.


Ignoro el sonido de un arma o el grito terrible de la muerte sobrevenida.


Mi guerra es otra. Es contra el tiempo, contra la resignación, contra el vacío y la insatisfacción.


He nacido fuera del espacio de una guerra, montañas y mares por medio. Fuera de ese tiempo que, en cambio, vive a la vuelta de la esquina.


Porque me rodean luchas, hambres y miserias. Vergonzosas e inhumanas.


Sin culpa, cuando todos somos culpables.


Sin remedio, porque resulta inconveniente.

Denunciar

Biografía

No le gustan las flores cortadas, pero sí los masajes en los pies.

Se emociona con nada, esa sensibilidad suya que provoca mis versos.

Recita como nadie con su voz cálida y matinal (no es lo único cálido que tiene).

Le voy a dibujar el signo de infinito por todo el cuerpo, porque su cuerpo es infinito.

Toma nota de todo porque todo le interesa.

Muchas noches le cuesta conciliar el sueño.

Y es un volcán que cada vez erupciona más libre.

Me regala un corazón encendido que, por fin, ve la luz entre mis manos.

Y cuando enjabona su cuerpo y lo enjuaga en un último gesto
acabo derritiéndome como la nieve mezclada con el agua que resbala por su espalda.

Denunciar

Empeño de vivir.

En este empeño de vivir


en que ni soy dios


ni tengo la piel joven,


en que la muerte, en ciernes,


va lanzando con terquedad


sus avisos,


sólo pido sentir bajo mis pies la tierra


y sobre mis hombros la pluma ágil


de la memoria.


 


Aligerado de codicias y pretensiones


sólo aspiro a la belleza del mundo


en cualquiera de sus formas.


A ensanchar este pecho descubierto


y, en el mejor de los casos,


de los recuerdos más caros


pagar el precio mansamente.


Si acaso, invocar lo que fue un amor primordial


y preservar así de mentiras el alma.


Y en la noche callada, efectuar


el pacífico gesto de cerrar la puerta.

Denunciar

Puedes ser lo que quieras.


Un árbol se puede convertir en bosque

y tú en un lobo que departe con la luna.


Sentirte así, forastero en ninguna parte,

huésped de honor en cualquier hogar ajeno,

es como nacer mil veces al día.

Es caer de rodillas para admirar una flor.

Escalar una cumbre para rozar apenas la nube azul.

Apreciar que es dulce la tierra.

Es inclinar la cabeza para ver tu reflejo en el agua,

alcanzar la fruta madura para aplacar la sed.

Respirar poesía y chapotear en el fango

en la nieve

en un corazón que te abre la puerta.


No insisto. Puedes ser el lobo del bosque, la luna

la flor, la tierra misma.

Denunciar

Y diez es poco.

Diez estrellas nunca pueden ser el universo

ni diez besos pueden expresar todo el amor por alguien.

Diez plegarias para un deseo se quedan cortas

y diez centímetros de piel apenas si abarcan una intención. 

Diez minutos son pocos para pensarte. 

Diez secretos son incapaces de coronar un misterio.

Diez pasos no llevan a ninguna parte.

Diez trucos no hacen magia

ni diez estupideces llevan al arrepentimiento.

Diez palabras apenas dicen, igual que diez argumentos

no dan la razón.

Ni diez espadas defienden una fortaleza

ni diez notas conforman una sinfonía.

Tampoco diez memorias marcan un pasado

ni diez nubes descargan una tormenta.

Diez días ni por asomo son toda la vida. 

Diez minutos son pocos para pensarte.

Denunciar
Artículos publicados: 672
 - 4 -  5 -  6 -  7 -  8 - 



Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 0 libros



ofertas black friday | Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2017 © librodearena.com