Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a sortilegiosymemorias            0 libros en su biblioteca
     0 valoraciones      672 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

Sortilegios y memorias

No es enteramente humano el que no piensa


Artículos publicados: 672
 - 6 -  7 -  8 -  9 -  10 - 

Realidad a tres bandas.

Me llamo Laura.


El taxista que anoche se saltó tres semáforos en ámbar acabó siendo el vecino de mi hermana Inés. Ella nunca me comentó que tuviera un amante.


Cuando mi hermana Laura me dijo que había conocido a Raúl por casualidad, quise morirme. Pensé que siempre sería un secreto.


En la siguiente carrera Raúl no paraba de preguntarse ¿Y por qué tengo que ocultar que me acuesto con la vecina? En el fondo la quiero y su hermana me cae bien.

Denunciar

Perfiles

Apático comienzo de un verso sin rostro


que se va perfilando


como de la sombra emerge la luz.


 


No hay razón para amilanarse;


confortable es mi estancia y no tengo razón para revolución alguna.


Sólo tengo que perseverar,


hacer caso de la acechanza de la palabra justa,


dejar que el corazón hable…


 


Aunque los cristales no lloren,


esta avalancha de melancolías basta


para el poema de cualquier hombre…


 

Denunciar

Sabedlo.

Sabedlo.

En esa frontera entre el desamparo y el afecto

oscila cualquier existencia.

La soledad se anuncia como una virgen

para afianzarse luego como regidora.

Al momento una caricia te devuelve

a un buen lugar en el mundo.

En ese fango o en aguas claras nos hundimos de continuo

hasta el tobillo o la rodilla.

Entre querencia y aversión, entre susurro y aullido.

Igual fulgores en un suburbio

que entre nenúfares de jardín tristeza.

En esa línea invisible,

precipicio al que saltar o del que huir,

el ánimo juega sus bazas cada día.

Sueño de verano en una realidad de invierno.

O viceversa. Sabedlo.

Denunciar

De qué manera.

Cómo salir de lo mundano por un instante

y advertir la intensidad de lo mínimo.

Cómo embriagarme con las fases de la luna.

Claudicar del vacío.

Impedir que esta nada me trague a trompicones,

sin saliva.

Cómo dar con la clave para embarcarme lejos

de esta levedad de ser incompleto.

Y prescindir (insisto, sólo por un instante)

de las urgencias que esta rutina impone.



Por millonésima vez reparo en esta complejidad terrenal

que vapulea mis sentidos nublando con éxito

mis pequeñas pretensiones de mortal.

Negándome lo inhóspito, lo soberbio.



Cómo desvelar el guardado secreto para impedir

que se escurra como humo, entre mis dedos,

el tiempo. Insolente y mordaz.

Elevarme como un ángel soberano

hacia mundos intangibles

porque es dramática esta sensación

de ser tan solo yo, privada de armonía.

Rota.

Malviviendo mientras mira la luna para otro lado.

Mientras son otros los que visten su túnica de gala

para danzar entre flores nuevas.

Denunciar

El discurso de los dioses.

Porque nada permanece


y pasto somos del viento


y los deseos cambiantes.


Desde antes, esta avaricia de comprender por qué.


Desde siempre, esta travesía de malos entendidos


que dejan sin descifrar el dilema.


Esta inclemencia de carne maldita


confirma la perentoriedad de lo que somos.


Sólo el reto de sabernos es el cauce


contra esta farsa de fervor vital.


Únicamente la codicia de pensamiento


lo que impide que la esencia


nos sea arrebatada por discursos divinos


que dicen honrar la humanidad y ennoblecerla.


Sabiendo como sabemos que acabaremos siendo


ceniza o polvo


tal como estaba escrito.

Denunciar

Elucubraciones mentales básicas de un filósofo de tercera.

Fornicar con las ideas vagas sobre la existencia humana.

Usar disolvente para martirizarlas y neutralizar del todo su ya debilitado poder sobre este pobre mortal insonoro, incoloro, pero sobre todo insípido.

Aunque bien pensado, filosofar no es gratis.

Incluso de esto debería darme cuenta.

Más pronto que tarde, regresaré a la nada de donde vengo, extinto y malversado.

Degenerar el lenguaje en este siglo (en cualquier siglo) para manipular conciencias…

Mi pensamiento, a la fuerza, ha de estar dotado de más valor que el de la vecina del cuarto. Necesito creerlo.

A los dos se nos ha muerto el tiempo.


Pdta.: Ni siquiera pido que resulte inteligible.

Denunciar

Yo vengo del revés (ejercicio literario)

Tendría que empezar a escribir sobre la belleza, los amigos de verdad, los afectos sanos y actuales.

Los otros ya me inspiraron todo lo que me tenían que inspirar: demasiados poemas con su carga erótica, su lastimera incongruencia y su dosis de imposible.


No me arrepiento, pero con la edad a una le urge vivir mejor, ponerse del derechas, y dejarse de morbos y saldos a deber con la conciencia.



(...Ya sabéis que cualquier parecido con la realidad sería mera coincidencia).


 

Denunciar

Más allá de simples promesas.

En este retorno


renaciendo a las sombras


el aire es otro. 


O en este devenir de siglos


que torna el semblante,


tercamente,


en artificio. 


O bien en este tremendo descalabro


de existencias que dejan


marcada la tierra.


 


Ya nunca más los inicios


ni la pureza.


Ya nunca más la memoria intacta.


 


Es obligado jugar


al nuevo aire de los tiempos


corrosivos


inciertos


ligeramente prometedores.

Denunciar
Artículos publicados: 672
 - 6 -  7 -  8 -  9 -  10 - 



Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 0 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2014 © librodearena.com