Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a escitas            0 libros en su biblioteca
     0 valoraciones      19 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

Los hombres de verdad usan citas

Citas, todo citas y nada más que citas


Vivir a cuerpo de rey

La España de los Austria, en el aspecto culinario, va de los más rigurosos ayunos, hasta las más tremendas cuchipandas.
Coexisten en el país los estudiantes famélicos y los ogros cortesanos. Carlos V dio la pauta. Los tres Felipes que le siguen serán dignos descendientes del Gran Tragón, por lo menos, en la mesa.
Badoaso, el secretario del primero de los Austrias, ya retirado en Yuste, dejó nota de las inquietudes que le causaba el fantástico apetito del Señor: "... tenía la costumbre de tomar, por la mañana, al despertarse, una escudilla de jugo de capón, con leche, azúcar y especias, después de la cual se volvía a dormir. A mediodía, comía una gran variedad de platos, hacía la colación pocos instantes después de las vísperas y, a la una de la noche, cenaba, tomando en diversas comidas toda clase de cosas propias para engendrar humores espesos y viscosos".

Xavier Domingo. La Mesa del Buscón.
Por >Pasolosdiasvolviendomeloco.

Denunciar

Construyendo civilizacion

Ser un cristiano europeo (se puede perdonar al resto del mundo por pensarlo) consistía en construir barcos y navegarlos a todas y cada una de las costas que ya no estuviesen erizadas de cañones, tomar tierra en la desembocadura de un río, plantar una cruz o una bandera, asustar de muerte a cualquier indígena con una demostración de mosquetes, y ?habiendo llegado tan lejos, con tanto sufrimiento y arriesgando tanto- sacar una palangana casi plana y recoger algo de fango del fondo del río. Agitada, la palangana se convierte en un vórtice, cubierto de fango durante unos momentos a medida que el cieno se eleva en la corriente como el polvo en un ciclón. Pero a medida que se lo lleva la corriente del río, queda en evidencia la forma del vórtice. En medio hay un ojo de tierra que se desintegra lentamente desde afuera convirtiéndose en gránulos más ligero que se alejan. Queda en medio una piña de nodos, más pesados que el resto. Ojos azules venidos de lejos prestan atención, porque en ocasiones esos nodos son brillantes y amarillos.


Neal Stephenson: El Ciclo Barroco I. Azogue

Por Ciudadano Quien

Denunciar

Parecidos razonables

El Dictador que dice ?Mi Pueblo?: el Escritor que dice ?Mi Público?.


W. H. Auden: El prolífico y el devorador


Por Ciudadano Quien

Denunciar

Imagen y pensamiento


La actitud griega frente al pensamiento ya se había perdido casi del todo. Aunque el bautismo había conectado a los irlandeses a un mundo más amplio, apenas si los convirtió en atenienses. Y aunque los irlandeses (y ahora también los sajones) habían logrado transcribir con éxito las obras de los filósofos clásicos, en realidad no podían entenderlos... así como tampoco podían hacerlo, para el caso, los pocos romanos de Occidente que quedaban como Gregorio I el Magno. La disciplina intelectual ligada a las facultades de distinción, definición y dialéctica que alguna vez fueron la gloria de hombres como Agustín, le eran inalcanzables a un lector de la Edad Media que aprehendía el mundo de manera simple e inmediata, siempre enmarcado todo por el mito y la magia. Estos hombres ya no subordinaban una reflexión a otra con precisión matemática; lo que hacían, en vez, era percibir similitudes y equilibrios, tipos y paradigmas, paralelismos y símbolos. Se trata de un mundo de imágenes y no uno de pensamientos.

Thomas Cahill: De cómo los irlandeses salvaron la civilización


Por Ciudadano Quien

Denunciar

Prisas



No hay ningún asunto urgente que no se vuelva más urgente todavía cuando se lo deja reposar.


Ernst Jünger: Tempestades de acero


Por Comeclavos

Denunciar

Gustar



Dos principios he incorporado definitivamente a mi magra preceptiva literaria: no avergonzarse nunca del propio gusto y desconfiar de los excesos del "buen gusto".



Fernando Savater:Criaturas del aire


Por Comeclavos

Denunciar

Bienaventurados los gansos porque ellos heredaran la tierra

No digas eso, Pomponio -dijo Jesús, yo aprecio y te estoy agradecido, no sólo por los resultados obtenidos, sino por algo de más valor para mí, porque estuve afligido y me consolaste, necesité un consejo y me lo diste, estuve en peligro y me socorriste, buscaba un detective privado y te hiciste cargo del caso.


El asombroso viaje de Pomponio Flato, de Eduardo Mendoza




Por Ciudadano Quien

Denunciar

La empatia


Asumí los preceptos cristianos e intenté aplicarlos literalmente. ?Trata a los demás como desearías que te trataran a ti?. Eso hice: le regalé una copia de los poemas de Milton a una criada en Navidad, porque yo quería ese libro. Me lo agradeció con educación, pero algo me dijo que no había acertado (¡pobre criada!). En otra ocasión le dije a una mujer de treinta y cinco años cuyo marido se acababa de morir: ?No se preocupe. Pronto se morirá usted también? Porque pensé que si mi marido se muriera, yo querría morir para estar con él. Recuerdo perfectamente que fijo sus ojos azules en mí, sorprendida con el pañuelo en la mano. Yo siempre suponía que la gente sentía las cosas como yo. Tardé mucho en darme cuenta que no. La gente me confundía. Miraba sus caras impasibles y me preguntaba en qué estarían pensando.

Gwen Raverat, Period Piece

Por, Ciudadano Quien

Denunciar
Artículos publicados: 19
1 -  2 -  3 



Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 0 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2014 © librodearena.com