Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a inugami            2 libros en su biblioteca
     0 valoraciones      8 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

inugami

Free Image Hosting


Público

 Creyó que no había ojos para sus letras ni oídos para su oscura voz hasta que vio a su sombra ponerse los anteojos, mientras decía  “Una vez más, la última línea, por favor” 


 


 


 


 


a medida que Voltaire se metió dentro de la aurora boreal y los dioses de antaño desembarcaron pasando sobre la cola del cometa...


 


el viento, el viento!!! -gritaban los poetas, soplando con fuerza


 


                                                           es domingo de julio aunque ayer no fue sábado


 


 


 

Denunciar

cotidianías 2

 


 02.25 Horas 


 


 


02 photo 02.jpg Crupier


 


 


 


 


* No importa el número de ventanas que abra. Siempre aparecen los mismos fantasmas entonando:


 


La loba la loba le compró al lobito


 


(No)


 


Cantan la de Mambrú.


 


La navidad ha pasado Mambrú no vuelve más


 


                                                                             No vuelve más


                                                                                          No vuelve más


 


 


 


 


 


 


 


¿De quien serán las tierras cuando muera?


 


                                     atascada ante el diluvio, una bailarina del siglo XVIII observa atolondrada como su espalda se encorva por el peso de las chimeneas de los arsenales


 


un beso                                              un arma                                    un río


 


 


 


 


 


 

Denunciar

Capuleto. cotidianías 3

                           jlab sagal


 


y Caritina perdió su acento eslavo, ofreciendo (en un pacto tácito) sus tetas a todos los perros abandonados


 


En el sótano de un edificio se ama con ambas manos, cerca de la biblioteca en donde descubrió el amor y el sexo y los helados, allá donde se cruzan los cables de los reporteros tras el último escarceo entre rudos montañeros y enanos 


 


 


-abrazame- suplicó Nico- Es tan triste vivir en un sobre. Aunque…  esté donde esté, sufro de oscuridad.


No me dejes, como hicieron los otros. Abrazame que mamá no nos ve. 

Denunciar

baraja

 


 


existe, bajo las escombreras, más allá del incendio, un articulo de lujo inmune a la catástrofe.


 


Un pie de reina sucio pero en buen estado, incorrupto en su plástico devenir, con las uñas de los dedos pintadas en Siam a mano.


 


 


                              no hay lid sin incendio, ni esperanza tras las fuerzas armadas


 


 


 


 


(no murieron ni bebés ni madres)                       futuros


 


 


  * Sotas. Quedan solo sotas en traje de baño indicando sobre un arrugado mapamundi dónde subsisten, aún, restos de dinosaurios.  La realeza huye hacia los trópicos cuidando de no mostrar el culo.


 


Vos y yo con sendas espadas incrustadas en el corazón. 

Denunciar

toallas

Dejé la columna, una de las que enmarcan la galería, con la rapidez y sinuosidad que requería la ocasión. No quería que nadie me viese espiar los descalzos pies que se acercaban cansadamente a la playa, como guiados por la voz del oleaje y. seguramente, alguna sirena varada 


 


 


 


*El timbre. Insistente. Bajo la lluvia, un chico, idéntico al Holden de mis sueños.  Abrir. O no. Ya no queda mucho para ofrecer.

Denunciar

cotidianías (hispanoárgentinas) 1

                                   


                                                         ROJO                        


 


                            jlab sagal


 


 


 


 


 


* Ahora, el alma de Nichiren,  convertida en  miles de partículas de poliéster,  va a descansar  al calor del anciano disco… con la panza llena de miel.  


 


 


 


     Como Lucy en Jamaica Kincaid, en la cajonera encontré las oficialidades que me mostraban, pero no ofrecían la imagen requerida.


Muere el insecto, tras los oficiales.


Muere la libertad tras el orden de los nuevos zares.


  


 


 

Denunciar

mermelada

 Al entrar en la cocina, sintió  que pisaba tierra y un fuerte olor a caramelo. Todas las macetas en el piso.


 


- La prolijidad de un terremoto-, pensó.


 


De las preciosas flores solo quedaban los tallos y las guías.


 


Rina, parada junto a la mesada, revolvía una gran olla de cobre y  entonaba una canción de su patria.


 


-Mis orquídeas-, preguntó el coleccionista.


- En un rato- contestó Rina – cuando terminen de hervir. 


 


 


 


 


 


                                                        la mirada tierna convirtió el negro de las cacerolas en diamante y la pregunta que acechaba, supurando, se esfumo junto al vapor bajo la chimenea, en cuya repisa descansaban las moscas muertas.

Denunciar

vindicación del hombre moderno

 


 


 


                                         La fórmula cuelga de una chincheta con las flores de cartulina pegadas con cinta adhesiva en las paredes azules.


                                         Desde el patio de tu calle escucho una sanción, antes de la chimenea de la fabrica, antes de la grúa verde, antes de ti.


 


 


 


 


* Prometí dejar de espiarte pero me gusta el movimiento de mis tripas al ver que te acercas.    


El paseador de caniches te entrega un paquete y sigue su camino mientras cuatro perros con cara de sarna se  le ríen como si su hacer nada fuese más importante que el de los blondiedogs.


 


 

Denunciar



Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 2 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2014 © librodearena.com