Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a jazzmin            0 libros en su biblioteca
     0 valoraciones      248 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

flor de jazzmin

Club de jazz, literatura, olores nocturnos y otros desamores.


Té de flores raras. 2

      Ceremonia del té algo alborotada. Llevo un par de cafés encima y mis manos se mueven demasiado. El pulso me tiembla un poco. Creo que no fué por la llamada de hace un rato, quiero pensar que no. Pero al llegar a casa he vuelto a sentir la necesidad de tomar un té, a pesar de todos los estimulantes que llevo ya metidos en el cuerpo esta mañana.


     Y dije antes ceremonia porque hoy pensaba en verde, en mar, en azul y en islas. Por un rato me acordé de los naufragos y sus horas de espera en la orilla, oteando el horizonte. Recordé las botellas llenas de mensajes en su interior. Y recordé que tengo unas briznas de hojas de té, de la plantación más antigua de té de Europa. Un decir lo de Europa, pero así se consideran las maravillosas islas Azores. Chá Goreana es la plantación y fábrica de té más antigua de Europa y desde 1883 producen un excelente té.


    Y ahí me ves, haciendo el té delicadamente, con las manos temblorosas y rallando un poco de piel de mandarina fresca para dar un toque aún más especial.


    Y sí...recuerdo demasiado cuando tomo té. Jazz, flores y aromas varios. Del pasado y del presente. Y ya con mi taza caliente sentado en el suelo del balcón juego a acariciar los primeros rayos de sol que se cuelan por la ventana, mientras se confunden con los hilos de vapor caliente de mi té...de flores raras.

Denunciar

Té de flores raras. 1

     Cómo montar en bicicleta, calentar agua para un té de buena mañana, tampoco se olvida fácilmente.


    A pesar de todo la primera taza costó un poco hacerla de nuevo, casi nada estaba en su sitio y hasta los primero sorbos, casi nada volvió a la normalidad. Pero dado el primer sorbo a ese té calentito, todo el mundo de Jazzmin pareció que estaba ahí, intacto. Cómo si fuera ayer mismo cuando recibió tu última carta, mezcla de esperanza y un adios dulce.


     Moviendo más a menudo de lo acostumbrado mi cucharilla, resbalando por el interior de mi taza blanca, con una biznaga morada como decoración. Cómo tantas otras cosas, a los años descubrí que era una biznaga y no unos simples rayajos. Una biznaga, que por si no lo sabes, son flores de jazmin sobre un tronco de hinojo seco. Minucioso trabajo manual, sin duda, pero que deja un rastro inimaginable de perfume dulzón que te atraviesa el cuerpo.


     Nos volvemos a ver pronto...quiero estar más contigo. Hecho de menos a Jazzmin.

Denunciar

Epiceros (Zigzag...)

     Zig-zag perfectamente definido el que dejé marcado sobre la nata de mi café. Cucharrilla delgadita, de cachas imitando madera, birladas de no se sabe que cafetería. Un suave tintineo de metal contra cristal suena a ritmo desde hace unos minutos sobre la encimera granate de mi cocina. Allí plantado, de pie, casi inmóvil, mantengo la mirada sobre la nata y el rítmico surco que estoy creando al mover y mover mi cucharrilla incesantemente. He perdido un poco la noción del tiempo que llevo ensimismado en un frenético movimiento y un incesante reguero de recuerdos en mi cabeza.


     Y eres tú...llevo semanas en que eres tú la única motita de esperanza que ronda mi cabeza. Una motita perdida en una inmensidad de desierto, que es en lo que se ha convertido mi cabezita.


Y poco más te acompaña ahí dentro. Un trozo de noche, cuarto y mitad de luna...y arañazos de diablesa roja.


 


 

Denunciar

De esos besos que no entiendes...

       De esas noches calurosas que sales del trabajo corriendo a más no poder. Con la ropa sudada pegada al cuerpo. Con la mochila medio abierta llena de calcetines, cargadores de móvil, y cosas que no sabes si usarás, o las perderás antes de llegar a la siguiente esquina.


      Compaginar vida laboral, vida social, subir y bajar del metro y no pasar ni siquiera por casa para una breve ducha tiene estas cosas. Hueles a escalera vieja, a chicle pegado en el marco del baño público, a camisa de trabajo usada durante horas intensas...pero sigues luchando con el reloj para apurar un poco más el dia, quitarle horas al descanso y ganarlas en "incidentes" sin importancia, que al fin y a la postre son la salsa de esta vida que se esfuma como las patatas fritas de tu plato del mediodia.


    Coges el 6 y luego el 24 y la mayoría de las veces el 7. Corres como loco escalera arriba y escalera abajo. Siempre encuentras un lugar donde medio desvestirte y colocarte una ropa más decente. Una ropa que disimule donde trabajas y que parezcas una persona normal que simplemente se toma una cerveza en un bar, de esos de ahora que tanto se llevan, que tienen tanto vino raro como malo, y tanta tapa rara como buena a más no poder.


    Te aburres de ver tanto vaso de cerveza vacio en las estanterias del bar. Una franja verde y en el hueco que deja, las letras "Mahou". Observas esa tapa con jamoncito y huevo de codorniz que ponen a tu vecino, dos sitios más allá en la barra, observas que tu servilletero más próximo se queda sin servilletas y a tí te pilla con media anchoa resbalando por la comisura de los labios.


    No nos engañemos, es sumisma historia de los últimos meses. Pero que se puede esperar de nosotros, siempre nos contamos lo mismo. Yo soy igual, hago por evitar hablar de mi trabajo, pero acabo sucumbiendo a esa pesadez, que no me deja ni en mis ratos de escapada. Sigo con mis Shandys, miro a un lado y a otro, y jolín...hay gente que recuerdo de la infancia, pienso que están más estropeados que yo, que el tiempo les dió un bocado más grande en su incipiente calvicie, o que tiene más canas que yo, pero a pesar de todo, recuerdo a mi primo, que tuvo la "desfachatez" de irse de este mundo antes que yo, y sin avisarme. Ya le podría haber prohibido yo que no se fuera, pero no pudo ser esta vez. No lo puedo negar, desde hace pocos dias, desde que todo sucedió, así en un abrir y cerrar de ojos,que  una tristeza diferente navega en mi interior. Como un lento barco azorado que intenta salvar las olas como puede y se siente cada vez más y más pesado.


    Hubo un momento, casi al final de la conversación, en que no me pesaban las tres Shandys, pero sí los párpados que bajaban sin pedir permiso hasta casi cerrarme los ojos. Le dije de irnos ya, cada uno a su casa, y dejar que la noche siguiera sin nosotros. Un poco antes que unos dias atras. Y yo pensando que los bares no cerraban en aquel barrio todo lo pronto que deberían exiguir las ordenanzas en estos casos.


    La dejé en la puerta de su piso, dice que casi sin amueblar. Yo aún lo desconozco, el que no tenga cortinas, o no haya alfombra en el salón, no me influye para nada en el no haber entrado. Simplemente no es el momento, y una cosa es subir a tomar un té a las tres de la tarde y otra que me invite a las dos de la mañana. A esas horas el té...me sienta mal. Y ya no quiero abusar.


    Esta noche sé que no hay té, y eso me alegra, porque aún llegaré antes a casa, y me evitará decirle otra vez que no. Seguimos enzarzados en la conversación, apurando las últimas frases, buscando un próximo encuentro de viejos amigos. El camión de la basura tiene justo que venir a cargar y el ruido se hace ensordecedor. Corto la conversación, abrevio y quiero dar los dos besos de cortesia, y buscar mi boca de metro. No sé como ocurrió, me encontré con sus labios pegados en mi barbilla. Un sólo beso y yo sin entender, si fué un error calculado, un no ver bien sin gafas, un simple traspies de besos que no iban al unísono, o es que alguien había bebido más de la cuenta. Y recuerdo que la noche del té casi pasó igual, menos, pero no nos entendimos. Yo lanzo los dos cordiales besos, y ella chocándose en un sólo beso conmigo.


    Ahora que lo pienso, sólo ha sido un poco de ejercicio, mientras espero el siguiente metro. Ni recuerdo haber besado a nadie en estos últimos días, ni siquiera sé donde está el bar donde bebí tanta Shandy. Eso sí, al final perdí algo de mi mochila...


 


http://www.youtube.com/watch?feature=endscreen&v=k1j0wzS6PPM&NR=1


 

Denunciar

Epiceros (Zenit...)

      Zenit de mi blog. Si, puedo afirmar que has sido el cenit de este blog. Un blog que nació no sé muy bien con que intenciones, pues ya sabía que lo mío no era escribir, pero que al encontrarte recibió todo el aire fresco del mundo, toda la inspiración necesaria para ir cobrando vida día a día.


     Son ya unos cuantos años, y a trancas y barrancas las frases han ido saliendo. Últimamente cuesta más, tengo que rebuscar demasiado por terrenos por los que ya he pasado. Y cada vez es más difícil encontrarte, cada vez es más difícil sorprenderte, Creo que cada vez te debes de aburrir más leyéndome. Y en el fondo, yo no quiero que me leas, ahora sólo me gustaría poder pasear contigo, cogido a tu mano y contándote con mi voz un poco rasgada lo mucho que te echo de menos. Lo mucho que necesitaría verte, o cuanto me apetece encontrarme contigo en una cafetería cualquiera e invitarte dulcemente a que te sentaras conmigo y gastar nuestro tiempo regalándonos miradas y mordiscos apasionados.


     Cuando entiendo lo inverosímil de nuestra situación, cuando comprendo lo inhóspito del territorio en el que me encuentro descubro que el tiempo de este blog se va acabando definitivamente...


 


http://www.youtube.com/watch?v=zUlBvyi3ITs

Denunciar

Epiceros (Zambullir...)

      Zambullir...me en tí. Siempre fué una opción que navegó por mi mente. Una posibilidad remota, es cierto, pero una posibilidad.


     Esta noche no voy a entrar en detalles, pero creo que debo contarte bastantes cosas que a pesar de todo lo que te he escrito, nunca he reflejado ni en papel, ni en este formato tan nuevo y tecnológico.


    Hemos hablado tú y yo, poco, demasiado poco, pero aún así, creo que nos quedaría mucho por contarnos, en voz baja y en voz moderada.


    Esta noche, tengo escaso tiempo, casi ninguno, necesitio irme a dormir y como tantas otras veces soñar contigo.


     Soñaré que caminamos al atardecer por alguna calle con nombre extraño, por ejemplo "Calle Galeón de los Planetas", y entre paso y paso nos contaremos nuestros entresijos. Te cogeré de la mano, rozaré tu anillo con la yema de mi dedo corazón...y suspiraré.


 


http://www.youtube.com/watch?v=4lmOiZHO6uM


 


 

Denunciar

Epiceros (z)

ZAMBULLIR


ZENIT


ZIGZAG


ZONA


ZUMBIDO...


http://www.youtube.com/watch?v=Phr-HcM1juM

Denunciar

Epiceros (Y)

     Yacimiento de letras. Eso es lo que estás siendo para mí, para este blog. Cero es el mayor mineral que puede encontrarse aquí.


     Yeserias para cada esquina, cada techo, cada pared de este blog. Serías cada rincón de este Palacio de La Alhambra imaginario y literario. Algunas estructuras fuertes para mantener todo, pero lo importante, lo bello, lo llamativo, las yeserias creadas contigo, tus frases, tus cartas que lo adornan todo, y lo configuran, le dan sentido.


     Yunque, eso eres para  este blog, porque sobre él, forjo a fuego y martillazos literarios el hierro de Cero.


    Ya sé, soy un poco hartizo, pero no tengo la culpa de estar abducido por Cero, por tí. No es culpa mia. Las letras y tú, me haces venir aquí, sin miedo, y dispuesto a pasar horas y horas contigo. He de confesarte, que así está siendo durante años. Flor de jazzmin y tú, casi sois la misma cosa para mi. Van de la mano, al unísono.


    Anoche, sin embargo, tuve un pensamiento que me dejó algo perplejo, creo que por un instante me dejó algo paralizado. No sabía como reaccionar ante ese pensamiento. Pero lo tuve, y tú ya sabes que yo soy mucho de intuiciones de esas primeras impresiones que asoman sin avisar a la mente. "Cuando acabe con la última letra de Epiceros, voy a clausurar mi blog Flor de Jazzmin". " El blog sin Cero, no significa nada para mí". Y, sé que estás ahí, y no te vas, y no me abandonas. Pero yo me siento algo vacio, porque te necesito de tantas maneras que no es este blog y no te tengo, que no puedo alimentar mi blog sin tu presencia en los demás ambitos de mi existir. Te imagino, te recreo, te invento, te dibujo a mi manera, pero no te tengo para pasear y mirar el brillo de tus ojos en los atardeceres de Otoño, cuando el rojizo de las hojas se reflejarian en tus pupilas con el Sol de la tarde.


     Queda poco para ver que sentimientos, y que pensamientos toman el rumbo de Jazzmin. De momento me queda cerrar la Y.


La zeta nos dirá que caminos tomar en el futuro.


 


http://www.youtube.com/watch?v=NUXib-m895Q

Denunciar
Artículos publicados: 248
1 -  2 -  3 -  4 -  5 - 



Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 0 libros



ofertas black friday | Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2018 © librodearena.com