Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a ladybyron            0 libros en su biblioteca
     0 valoraciones      272 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

** EL TRAPECIO DE MARION **

Me balanceo y, si es preciso, doy una voltereta y salto. Siempre sin red


Fragmentos


 


He guardado las certezas

en el cofre de los tesoros

resguardando su eternidad

del viento que azota mis madrugadas

manteniendo su dulzura

intacta,

valiente,

fértil.

He regado los espejos de arcoíris

con aliento de utopías

dibujando en el carmín de mi sonrisa

estelas de abismos con sal

y guardando en los bolsillos

latidos de sol azul.

He silenciado temporales,

aguaceros,

tormentas,

confiando que mariposas inquietas

renueven el polen otoñal

que anida en los huecos

amarillos de las lágrimas.

Y he dejado que mi aliento

sienta el imán de las palabras:

ciclos de bienestar y delirio

de brújulas bajo las sábanas

de sed,

de amanecer,

de lluvia,

y de memoria recobrada.

 

 

"Ahora sé

que estas calles nos han hecho solitarios

y nuestro corazón

tiene el pulso amarillo

de las maderas lentas de un tranvía..."

 

Como cada mañana, Luis García Montero

 


Denunciar

Sábanas nubladas


Tanto vacío


     argumentos regalados


cosido a mi piel


cubriendo el rastro de las caricias en flor


de la humedad y las huellas


del humo en que dibujé de nuevo


     deseo inconcluso


los latidos del amanecer.


 


Y en la oscuridad se disuelve


     desaparece


el verano:


     una sombra en el mar


     transpirando las ausencias.


 


Y en mis ojos se iluminan


     centellean


luciérnagas de agosto


perfumes alados


     reclamando las ternuras


     que conmueven el alma.


 


Tanta atracción


     latidos y suspiros


     pupilas y ecos


          desdoblando


          alentando


el poder de los abismos.


 


"La mirada, la mía, adherida a los chirridos de las cosas.


Mundo de silencio.


Yo preciso inventarme en la noche, con palabras que tanto me cuestan.


...Se abren mis ojos.


Me obligan a seguirlos por altitudes de sombras


y silencio y vientos y frío".


Diarios, Alejandra Pizarnik


 


Denunciar

Gotas de vértigo


Mareas encadenando eclipses


oleajes de confusión ilusionada


el alma vestida con lluvias de seda


y en mis manos


     todavía


la arena de los desiertos


     y el ansia de volar.


 


"...yo tenía


una pequeña estrella de papel


brillando sobre el labio."


Conversaciones, Luís García Montero 



 

Denunciar

Mariposas en mi abismo


Vuelvo a asomarme a la orilla.


Con las maletas gastadas de tanta apuesta nómada descanso en el desorden de todos los versos no escritos. Una luciérnaga entre las sombras me anima a firmar la paz con mi destino, y la noche se rompe en notas de arabescos que describen metáforas en la arena. Las letras de neón tras mi ventana arrullan el sueño plácido de mi descanso, y recuerdo (feliz) que puedo ser huracán o brisa a demanda de las mareas, de un parpadeo hermoso, o de un amanecer con desmesura. Tienen mis hombros desnudos caminos para todas las quimeras, y busco en la saliva del mar destrezas para mi nuca.


Vuelvo a asomarme a la orilla, a mi orilla.


Ya no sueño peceras donde abandonar las llaves, ni me duelen los nenúfares de hielo en los que descansaron mis pies. Ya no me acomodo a remansos fugaces que esconden laberintos y alfileres. Ya no puedo detener el ansia de los sueños encerrados, de las olas enjauladas, de los oasis rojos de mis mapas. Renuncié a la falsa amnistía, a la tranquilidad estridente que inmovilizaba mi cuerpo, y apuesto de nuevo por la única coherencia que merece todos los desvelos: la que me debo a mí misma.


Vuelven a latir en mis venas los atardeceres.


Se erizan en mi almohada los suspiros, rebrotan intensos los ecos de las acrobacias, mi reloj transpira horizontes, las aristas del frío no duelen. Anudo pétalos violetas a mi pecho antes de subir al trapecio. Sin lluvia en la mirada, sin desgarros en el alma, sin escarcha en los recuerdos.


El vacío es denso. La gravedad me llama.


Soy trapecista.


 


"...la ruborosa cara del cielo


despierta el oasis


para el nómada de amor"


Giuseppe Ungaretti


 


 


Denunciar

Recuerdo lo que aún no hemos vivido...


Recuerdo lo que aún no hemos vivido.


Recuerdo las calles de Praga en invierno, tu sonrisa encendida de madrugada, el olor a café en los párpados, los versos sin métrica en mi piel, los equipajes de imposibles, aquellas lluvias de pétalos. Recuerdo sentir el mañana en mis venas, el vaivén de la tristeza en un suspiro, la primavera de tu sonrisa, bailar entre nubes, el aroma de arándanos en mi alma. Recuerdo las playas con luna, las pérdidas como murmullos silentes, mi trapecio en tu nube, los refugios de fuego, la locura lenta en domingo, las horas carmesí. Recuerdo un desfilar permanente por tu cuerpo infinito, tu menta cubriendo mi sexo, las mareas sin ancla, romper las trampas del tiempo, besar la paz de las tormentas, aquellas quimeras alborotadas y firmes. Recuerdo los libros viejos con portadas nuevas, mis nudos efímeros, satisfacer la memoria, la fatiga que no llenaba los andenes, bebernos la penumbra, las pestañas del azar. Recuerdo el vértigo del sudor sin culpa, el color de los cometas, la seda nómada, acantilados como tesoros, las pausas tibias, el abismo feliz, la nostalgia del vaho. Recuerdo el silencio de los tranvías, la frustración del tedio, el brillo de los pronombres, mi cuello como paisaje, el perfume de aquel tango, cuando “todavía” era una promesa…


Recuerdo


(lúcida)


todo lo que aún no hemos vivido.


Si pudiese aprender a olvidar…


  


"veintiocho de noviembre de mil novecientos cuarenta y seis


...No envejeceremos juntos.


                             este día está


                                    de más: el tiempo desborda.


Mi amor tan ligero pesa como un suplicio."


Paul Eluard



Denunciar

Desvísteme de sueños


Desvísteme de sueños.


Desnuda los recuerdos de mi alma


las sombras tatuadas en mi piel


el aroma de las ternuras marchitas.


Recoge de mis sábanas


las estrellas de mar


     que murieron huérfanas,


el coral roto,


el estallido del silencio.


LLévate el frío


este universo encallado


     en azoteas cubiertas.


Y deja que el viento


agite en mis dedos


laberintos de luna llena


     y adagios de amanecer.


 


¿Quién anda ahí,


después de haberse ido, persistiendo


con ojos de batalla,


bajo la sombra muerta de las llaves?


Luis García Montero


 


Denunciar

Lluvia de perseidas


Tengo un corazón de lluvia ahogándose en este silencio, tu tristeza tatuada en mis dedos, las cenizas de un hogar por estrenar en la mirada, mi memoria cenicienta cansada de olvidar, las briznas amarillas del resplandor crepitando en la hoguera, y demasiada tierra fértil esperando columpiarse en la luna. Tengo el mediodía a destiempo y las olas de todos los paréntesis latiendo en mi orilla. Tengo un bolero de recuerdos surcando mi piel, las iniciales de la felicidad burlándose de este destino, un vuelo imperfecto llorando con Lhasa, mi armario de lunares secándose al sol, y el hueco de tu sonrisa vaciando de sueños mi alma. Tengo los versos desordenados y las palabras durmiendo, el reloj de arena perdido en las mareas, un escalofrío ciego asustando el regreso, la soledad de Hopper buceando en mi almohada, y el sabor inútil de las espinas amargando el terciopelo. Tengo el olvido huérfano y el recuerdo frágil, el grafito en métrica y tu corazón marchito, mis caricias grises, tu suerte apagada, los trazos de un tango sonriendo en la sombra, y un hatillo de lágrimas golpeando a la pasión. Tengo las despedidas rotas y espejos como huracanes, migas de pan seco en los bolsillos, preguntas en la puerta, certezas, tormentas, y una soledad violeta oscureciendo el amanecer. Tengo un catálogo de pérdidas entre las sábanas, el cuerpo fragmentado por las brumas, un invierno prematuro en mis amapolas, burbujas de agua sin olor ni huellas, el cansancio de la desconfianza, una cascada de ausencias, y tu tiempo devorando este futuro preso. Tengo la sal del jazz en cada abandono, el arrullo de la corriente en mis laberintos, la voluntad vacía, el límite como trampa, escalofríos y gestos, melodías con luz púrpura, sed de incógnitas nuevas, y los nudos de tu saliva perforando mi vientre.


Tengo la distancia de las libélulas naciendo en la huida y la imperturbable síntesis de las tierras arrasadas.


 


"Caen palabras de las nubes.

caen para caer,

no para que alguien las recoja.

Caen para recuperarse

en la tensión más quieta.


De pronto,

una de esas palabras queda como suspendida en el aire.

Entonces, yo le doy mi caída."


Roberto Juarroz


 


Denunciar

La amargura callada de las despedidas


 Tengo las palabras heladas en los labios


el silencio maniatado


las ilusiones confesas y caducas


la piel manchada


de versos mudos


y tu aliento frío


hiriéndome la espalda.


Tengo un río de lágrimas clavándose en los ojos


los dedos tímidos


la voz desnuda


la estación de las lluvias


dibujada en mi sonrisa


y un alma herida


agotada, turbia.


Tengo sueños ciegos


vagando su insomnio entre sombras


amaneceres opacos con escarcha


un naufragio que se impacienta


el abismo


latiendo en mi orilla


la memoria cansada


de componer metáforas,


y asomándose a mi boca


la amargura callada


de las despedidas.


 


"...en esos mismos labios que han hecho las maletas,


yo buscaba los héroes del destino."


Luis García Montero


  


Denunciar
Artículos publicados: 272
1 -  2 -  3 -  4 -  5 - 



Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 0 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2014 © librodearena.com