Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a locura_y_fantasia            0 libros en su biblioteca
     0 valoraciones      29 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

********Locuras y Fantasías********

La locura es el cordón que me une a la realidad. (by © Copyright Marinera)


La verdad es una locura


Existen días en que duerme la noche y se levanta una mañana rígida, es entonces cuando caes en la cuenta de que todo es una farsa, la NAVIDAD, y su puta madre en calzoncillos, ¡qué asco!. Un mundo lleno de mierda, de pobreza, de ampulosidad, de cuadros grotescos que ni la peor enfermedad mental sería capaz de plasmar en una obra de arte..., los ves a diario, en la calle, en tu calle, en la casa de tu vecino, en la tuya propia, y sigues viviendo y sigues flotando, y sigues sin creer, ¿Y para qué tanto seguir?




Duendes anidan en las cabezas, contadores de historias que te dicen que hay un mundo mejor, quizá lo hubo, quién sabe, ¡qué mala es la sordera interior!... Me lo estoy perdiendo todo. Sufro.




Y miro a mi alrededor, y veo sonrisas que no adivino de dónde salen, y siento felicidad y no sé qué la produce y siento vacio, un vacio enorme dónde en algún tiempo lejano tendría que haber estado el cerebro, o quizá sea yo la que tenga los duendes.




No lo sé, ayer tampoco era excesivamente feliz, pero recuerdo la sonrisa frente a un espejo, y era yo, o era mi sueño, da igual, pero había esperanza, ahora sólo espera.




Me siento enfadada con el mundo y conmigo, porque no puedo convencer de mi idea, ni puedo convencerme de la suya, estoy en el punto cero, en un punto muerto, buscando salidas al agujero negro que tiende a infinito siendo un cero.




¿Y por qué me cabreo? No hay salida, y si la hay tampoco la cogería, es un sinsentido vivir y no dejamos de parir, nos mordemos la cola, o la cabeza, a veces tenemos la boca en el culo y el pensamiento en los genitales, quizá no sea sólo a veces, quizá es que nos hemos definido de forma errónea, quizá nuestro cuerpo no es el que reconoce nuestra mente, si no que formamos un holograma de una imagen perfecta de imperfecciones que nada tiene que ver con nosotros...




La locura está a dos pasos de mí, la toco con la punta de los dedos, y sé que existo, que soy, que no pienso, que lo que me hace ver todo esto es un ente del más allá, que en Navidad me absorbe y me controla, que me hace odiar lo que en otra época tan solo me es indiferente. Sí, sí sí, ya lo sé, he de tomarme la medicación o...




¿O qué? No quiero soñar que el amanecer existe, ni quiero verlo, entonces sólo me quedaría el suicidio.

Denunciar

intentarlo no fue difícil

No, no fue difícil, es más fue hasta divertido, pero ya se acabó, como se acabaron los amigos, como se acabaron los sueños, y las esperanzas.

No fue difícil, fue excitante, a veces incluso desbordante, por encima de las posibilidades reales, pero eso no importaba, lo real era lo que menos contaba en toda esta historia.

Conocí gente, demasiada en realidad para lo que esperaba, entrelacé por un tiempo mi vida a la de otros sin conocerlos, sin importarme sin importarles, pero de eso se trataba.

He dicho muchas veces que he perdido muchos amigos, y es cierto, de hecho lo más improbable dada mi forma de andar por el mundo es que todavía esté por aquí dando guerra.

Y también es cierto que he perdido mi mundo imaginario, o me lo he dejado olvidado en el cajón de la mesilla, ese que nunca abres por miedo a ver con lo que te encuentras. 

Fue divertido formar una nueva familia, tener primos por todo el país, sentirte responsables de unos hijos que tienen a sus propias madres, tener un animal de compañía que no dejará de darme lecciones en esta vida. Pero ya nada de eso me vale, nada me convence, he perdido el rumbo.

Fue totalmente inesperado encontrar un maestro, aunque mi única obsesión era aprender, y aprendí leyendo, escribiendo y tirando o llenando mil y una vez la papelera, tanto la real como la virtual.

Encontré a alguien que  me empujó más allá de mis intenciones, me quitó el sueño, la pereza, me devolvió una vida que nunca fue la mía pero fue tan bonito como desquiciante. Fue mi amor, en las letras y por las letras, fue como esa ilusión quinceañera que te despierta de repente a un mundo nuevo pero desgraciadamente inexistente, y como el amor vino y se fue, y casi desde entonces ha sido muy fácil perder las ganas...

Este medio me dio también un hermano, un hermano pequeños al que como buena hermana mayor no dejé de incordiar y como suelen acabar esas historias también desapareció.

(Y jamás tendré algo parecido en mi vida real).

Es fácil tener problemas conmigo y más fácil aún no tenerlos, sólo es cuestión de ser uno mismo, cuando descubro que me han mentido todo se acaba, sin más.

Ahora es distinto, creo que he descubierto que soy yo la que me he estado engañando a mi misma, que nada de lo que tuve, encontré, admiré y soñé me lo merecía y estoy segura de que es así, por eso y por otras cosas digo...




... intentarlo no fue difícil, alcanzarlo fue imposible.



Denunciar

Comentarios a éste y otro lado del espejo...






Hace tanto tiempo que no escribo que la verdad es que no sé ni por dónde carajo empezar, no obstante en detrimento de mi poco arte y de mis menos ganas de hacerlo he de decir que varias cosas me persiguen en esta puta  cabeza: la primera y peor seguramente de todas es una puñetera frase que no sé si en algún sueño se me quedó colgando o es que simplemente es un recuerdo muerto hace años y es ni más ni menos que " te amo tanto que se me cae el corazón" a Dios gracias no tengo ni puta idea de qué va esta historia pero ahí está y me da por culo, después si me apetece o me va bien o si no me canso de escribir y lo mando todo al carajo dejaré algunas lineas que me sugiere la caprichosita oración. La segunda y no más buena que la anterior, pero pese a que se debe a una idea ajena a mí,  la considero dijeramos con connotaciones leves respecto de mí y es una gilipollez que se le ocurrió a mi espectro favorito, la niña del exorcista con más años que Matusalen y que por alguna extraña razón se vino a vivir a  mi espejo, ni más ni menos pretende que su anfitriona, es decir yo, haga una apología de la filosofía de la calle, es decir de mi forma de pensar y que escriba un libro de sentencias firmes dichas y originadas como es normal en esta cabeza llena de grillos que tengo. Una de mis sentencias preferidas no la puedo escribir por se me acaba de olvidar pero vamos no hay problema en el momento más inoportuno la sacaré a pasear.

Y la cosa está en que no es mala idea, la jodienda es eso, de sentarme  delante de la pantalla a decir gansadas, que por otra parte se me da muy bien frente a un espejo, por que es que algún día no muy lejano llegaré a converncerme de ellas, o de que no soy yo la que lo digo o de que en mí habita un ser extremadamente sabio y razonador que por equivocación se ha metido en la cabeza de una simple y vulgar mujer, parada, cuarentona, fea, gorda y arrugada sin nada que ofrecer a nadie, pero he aquí que pudiendo sacar provecho de mi alter ego (MI dios), pudiera ser que me convenciese en una de las próximas charlas con la mujer del espejo de que iniciase alguna que otra macabra obra seducida por esa mente prodigiosa que es la mía pero que no quiero que se entere, y de todo corazón y aún de rodillas si fuese menester, os pido que no le referáis nada de todo esto, pues podría rebotarse y dejarlo todo en agua de borrajas, seguramente lo hará porque es así de hijadeputa, la otra, la de la imagen, pero yo estaré alerta y si vosotros os enteráis de algo raro decidmelo sin tapujos, pues nos jugamos quedarnos sin saber más.



Respecto de la frase de marras qué decir; yo, que soy totalmente atea de toda condición humana o sentimiento humanitario, digo que sólo se me ocurrió decir o apostatar contra semejante frase lapidaria lo siguiente, por cierto, no me hago responsable de pensamientos ajenos, sólo transcribo lo que me dicta mi Amo, Don don de la Locura.



-Te amo tanto que se me cae el corazón -odiosa esta tontería del amor, ¿no creéis?-.



A ver cómo lo diría yo para que me entendieséis, es fácil.

Si uno quiere tanto que se le cae el corazón eso en terminología normal es que está enamorado hasta las trancas ¿o no? Bueno... Yo diría que sí, pero si le pregunto a la fantasma del espejo me dirá que soy una estúpida que se está perdiendo lo mejor de la vida... La verdad es que no sé cómo no se cansa de psicoanalizarne, si soy la mar de normal, ¡joer! Bueno sigamos.

¿Y qué pasa cuándo uno está atontao hasta lo más alto de sus pelos? Pues lo de siempre, que estás tan empanao que no te enteras de na, ni de si lo llevas contigo (el corazón. digo), ni de  si te lo has olvidado en la servilleta del restaurante, o si por el contrario te lo has olvidado en casa y para colmo de males te lo has dejado encima de la tabla de planchar y se te ha pegado fuego y no tienes más que la mancha de carbón en el suelo la plancha, ¿cómo coño en esas cisrcunstancias te vas a dar cuenta de que se te cae a fuerza de tanto amar?



Gilipolleces en grado sumo, pa que engañarnos, si yo me encontrase con un corazón en el suelo, es que después de todo lo pisotearía y le metería un taconeo con tacones de aguja hasta hacerlo papilla que no se distinguiera ni las venas esas asquerosas que entran ni las arterias que salen ni su puta madre en bañador. Y acto seguido cogería al dueño o poseedor de tal amasijo de sangre y mierda y se lo entregaría con lacito rojo con dedicatoria: " CON MIS MEJORES DESEOS PARA TI"



¡Ay! Cuánto becerro suelto anda por ahí, como para ir haciendo fiosofía callejera, si me descuido me descerrajan una bicha  de esas de Europa del Este en las tripas...



No obstante tengo que tener en cuenta que la señora del espejo está esperándome, y no puedo retrasarme más con esto, así que voy a ver algo de tele por si por algún casual me produciese más diarrea de la que tengo, seguro que no será difícil.



Es que prefiero ir con las tripas limpias para ver a la desorejada esa con pelos de estropajo mirándome con cara de asco, no sé cómo la soporto, pero es que sin ella me quedo en blanco...



¡Lo que hay que sufrir por un poquito de creación!





Denunciar

¿Qué nos queda?

Revivo con fuerza un pasado que pesa adormecido, y desbrozo un camino de espinas que nunca fueron flores ni camino, resoplo en la subida al tren que me lleva a la penúltima estación y recojo del suelo la pasión de otros que de mí rehuyó.


Sonrío porque soy estúpida, porque pienso en un pasado que quizá no fue más que soñado, sonrío porque el final se acerca y se burla y me saca la lengua, pero poco me importa cuando se abra la puerta, la salida a ninguna parte está diseñada para locos y veletas.


Defiendo mi vida de los ataques más inverosímiles, de la gente que no comprende que la sonrisa es posible, aunque no haya motivo para alegrarse, una sonrisa por sí sola no es motivo de regocijo, quizá sólo llegue a ser una mueca pintoresca en un tosco rostro.


Desando el camino andado, y miro hacia delante, camino como los cangrejos pero no retrocedo, es tan fácil engañar los sentidos que sufrir se convierte en el arte de vivir en el filo equivocado.


El pasado, ¿existe?


Quizá yo ande perdida en el útero de un alien, en la burbuja de un soñador, en el recuerdo de los muertos, el pasado es vida, el futuro no se sabe, el presente se destila, se licua en ayeres y se rehace sin prisa.


¿Cuántos pensamientos hacen falta para entender una mente enferma? O no tan enferma... Soledad habla por los costados heridos de una religión efímera, las heridas se anudan al estómago del fagocitador mientras el digerido piensa en lo pasado, o siente  su suerte o busca una justificación.


Rodando se esparce el agua, en olas salvajes e inocuas, vienen a buscarnos, sí, por fin, ya se cansaron de estar ahí, de no ser importantes, de que nadie las recuerde, buscando llevarse lo que les arrebataron los infelices del planeta.


Llorando se recibe un presente escueto, un decir que ya se ha dicho, un volver de donde jamás se ha ido, y te pregunta y te espera, y se vuelve cosa hecha, intentando ser algo, se hace humo que el viento aleja.


Traspasados los límites de la vida, los de la muerte, los de estados semilunáticos, ¿qué nos queda?


 

Denunciar

punk zaragoza... Indignado

Denunciar

LA RABIA DEL PUEBLO

Denunciar

ESTOY REFLEXIONANDO...

...que estoy pensando yo que ahora en el paro los dos, vamos a tener que robar pa comer dentro na, así que me vi a agenciar un carromato pa la compra y ya haré yo cuentas pa no llegar a los 400€, y pa más inri haré que el dilincuente sea mi niño chico, con la ley der menor me vi a hacer de oro, me cagon to.

Denunciar

TERREMOTO

Completo el tiempo que se deja caer de una pared que cuelga al aire.


Muevo mi cabeza, la giro, buscando el segundero, muerto ya por hastío.


Y se me parte todo, y se me rompe el suelo.


Y caigo abrazada a los pedazos vivos que se me clavan en la piel.


Se acaba, el reloj de arena hecho añicos, con él mi aliento,


con él, el aliento de un suspiro, de una casa sin pasillo.


Maldito seas, que anduviste bajo mí, silencioso


mas con un solo estruendo te llevaste lo mejor que había aquí.


Me destruiste la vida, la familia, el hogar...


Y ahora, ¿ahora?...


dónde te busco, dónde me vengo.


dónde completo todo aquello que perdí.


 


 

Denunciar
Artículos publicados: 29
1 -  2 -  3 -  4 



Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 0 libros



ofertas black friday | Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2017 © librodearena.com