Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a nana            1 libros en su biblioteca
     4 valoraciones      2096 posts en su blog      Es lector de 1 grupos

los libros de naná


12 de diciembre...

y después del poemario de miyó vestrini, me leí el fin del homo sovieticus de svetlana alexiévich (otro libro que llevaba tiempo por casa, pero que tampoco había encontrado hasta ahora el momento de leer... en este caso concreto en parte porque es un tochito... en parte porque los libros de la alexiévich no son fáciles de leer y me suelen dejar bastante tocada... curioso que eligiera precisamente ese momento (principios del mes pasado) para leerlo...)


el caso es que en este en concreto la alexiévich nos cuenta ese final de una era que fue el final del comunismo y de la unión soviética, en las voces de las personas normales que vivieron esos momentos... personas a favor o en contra, personas felices con el cambio, o a las que el cambio dejó sin nada... personas que se han reinventado y personas que siguen perdidas echando de menos un sistema, una idea y una ilusión en la que creyeron... 


en palabras de la propia svetlana alexiévich: "nos estamos despidiendo de la época soviética, de esa vida que era la nuestra. yo intento escuchar honestamente a todos los actores del drama del socialismo..."


y lo vuelve a conseguir, como en las voces del chernóbil, en la guerra no tiene rostro de mujer, en los muchachos del zinc y en sus últimos testigos... consigue que entendamos, no sólo lo que pasó, sino lo que sintieron las personas que allí estuvieron; personas muy distintas, con sentimientos muy distintos... una maravilla... 


y después me leí como si la silla vacía de margaret randall... un poemario precioso y potente sobre los desaparecidos y las desapariciones en américa latina...


y también me leí monstruas y centauras de marta sanz... un ensayo sobre el nuevo feminismo (o la nueva ola feminista), en el que he descubierto que la señora sanz y yo compartimos referentes culturales (que diría mi profesora de lengua de cou...) pero no determinados puntos de vista... 


y como durante esos días necesitaba más poesía de la normal, me leí aún no está decidido de marie luise kaschnitz... y aunque, como te decía ayer, últimamente no sé que me pasa con las nuevas poetas que leo, pero no me acaban de llegar, con ésta no me pasó lo mismo, y admito que me entusiasmó este libro... un libro de poemas en prosa, de una poeta a la que buscaré para volverla a leer... y para que entiendas porqué, te copio uno de sus poemas... precisamente el que da título a este maravilloso libro de la editorial pretextos...



que escapemos sin ser torturados, que muramos de muerte natural, que volvamos a padecer hambre, rebuscando mondas de patatas en los cubos de basura, que nos empujen como a manadas -lo hemos visto. que aprendamos tal vez el modo de comunicarnos dando golpecitos de celda a celda, que espiemos al prójimo, y el prójimo nos espíe a nosotros, y al oír la palabra libertad tengamos que llorar. que nos refugiemos a tiempo en una cama blanca o que nos aniquile el céntuplo hongo atómico, que logremos morir con una esperanza -aún no está decidido, nada está decidido aún.


marie luise kaschnitz



 


una maravilla... 


y después llegó el momento editorial del año!... la publicación del nuevo libro de la berlin que llevabamos esperando desde que nos enteramos!...


pero eso te lo contaré la próxima vez que venga... que ya esta bien por hoy...


   

Denunciar

11 de diciembre...

así que como te contaba al final de mi último post, me leí la estafeta romántica de benito pérez galdós, y me encantó... de hecho creo que se ha convertido en mi episodio nacional favorito... y es que ese cruzar de cartas me ha encantado mucho (no sabes lo que me gustaría ser capaz de escribir una novela espistolar!...), sobre todo las que cruzan pilar y valvanera... y las que escribe beltrán de urdaneta...


y después saqué de la estantería un libro que no sé la de años que llevaba allí (bueno, no precisamente allí, en la estantería de la que lo saqué, porque lo saqué de la última que he montado... pero tú ya me entiendes...), la suite francesa de irene némirovsky... y te preguntarás que porque llevaba la novela tantos años por casa (pasando de estantería en estantería sin que yo encontrase el momento de leerla), y la respuesta es simple: porque cada vez que la cogía leía eso de que es una novela inacabada... y ya sabes la rabia que me dan las novelas que no acaban... 


pero esta vez pudo más mi curiosidad que la manía de leer novelas terminadas (si bien o mal, ya es otro tema), así que me la leí (por fín...) y la verdad es que me encantó... sobre todo la segunda parte...


y después (aunque debería decir durante, ya que este poemario me lo leí en el autobús, mientras tenía el libro del que te hablaré a continuación a medias...) me leí todo antes de la noche de jeanette l. clariond... pero no, no me encantó... y te diría que igual fue porque me lo leí en el autobús y no acabé de centrarme... pero la verdad es que me suelo centrar en los autobuses... así que no pondré esa excusa, y lo dejaremos en que no era el momento...


así que continúo y te cuento que cuando me acabé el libro de irene nemirovsky, me leí la importancia de no entenderlo todo de grace paley, que contiene varios ensayos de esta autora que ya me enamoró con sus cuentos completos... y si me gustó la paley cuentista, ni te imaginas lo que me gustó  la paley ensayista... una maravilla de libro que fue un placer leer...


y después de los ensayos de la paley, me leí valiente ciudadano de miyó vestrini... que es el segundo poemario que contenía el libro de la torremozas, del que ya te dije que me leí pocas virtudes... y aunque tampoco me emocionó (estoy muy rara yo últimamente con las lecturas poéticas), te voy a copiar un poema, que ya copié en su día en mi pequeño palacio de vocabulario... porque sí... porque me gustó... y porque me hizo hacerme preguntas que hacía tiempo que no me hacía...


 



a quién dejarás tus cosas cuando te mueras?

con los ojos absolutamente abiertos,

cae un golpe de sol sobre la cesta de frutas.

la primavera no es predecible.

deja,

yo haré la lista y enviaré las cartas.

y si no puedes dormir,

habrá tiempo para encerar la mesa del comedor.

falta jabón para lavar,

las naranjas están podridas,

la bañera llena de pelos y grumos.

nadie,

que yo conozca,

ha deliberado sobre su desaparición.


miyó vestrini





 

Denunciar

29 de noviembre...

y como te contaba me leí final de cuentas de simone de beauvoir... y me volvió a pasar como siempre que leo a esta mujer: me sentí especial... sí, lo sé, soy una snob que diría virginia woolf, pero no lo puedo evitar, hay determinados autores que al leerlos me dan una sensación de especiabilidad (la palabra me la acabo de inventar) que no es fácil de explicar... es como si mientras leo a la beauvoir (y me pasó lo mismo hace unos días leyendo a balzac...) cuando alguien me mira mal o me trata con condescendencia o simplemente hace algo que me desagrada, yo entre mí pienso: "sí, sí, sí... pero yo estoy leyendo a la beauvoir"; y eso, quieras que no, me reconforta...


y hecha esta confesión, que creo que ya había hecho en alguna que otra ocasión, te contaré que el final de cuentas, es el cuarto y último tomo de las memorias de la beauvoir (aunque me imagino que la ceremonia del adiós es posterior, pero, aunque son memorias no entra dentro de lo que simone de beauvoir catalogó como sus memorias), que retomó diez años después de la publicación de la fuerza de las cosas, y en las que nos cuenta esos diez años en sus escritos, sus lecturas, las películas que ha visto y en como ha ido cambiando ella y el mundo... una maravilla... aunque no creo que haga falta que lo diga... pero ahora me enfrento a ese vacío que se apodera de nosotras cuando acabamos una serie que llevamos tiempo leyendo (y es que a lo tonto a lo tonto, llevo tres años con estas memorias de la beauvoir), pero no te preocupes que ya tengo la solución a mi vacío: voy a releerme los mandarines... 


y después de las memorias de la beauvoir, me leí cuando las sombras de perla rotzait... un precioso libro de la editoria pre-textos de una autora que no tenía el placer de conocer hasta ahora, pero que me encantó conocer...


y después del libro de perla rotzait, me leí sur y oeste de joan didion... porque la didion me encanta mucho (me sigo preguntando como estará joan algunas noches antes de irme a dormir...) y porque fue un maravilloso regalo sorpresa y me encanta leerme los regalos sorpresa... el caso es que este libro son dos ensayos: apuntes sobre el sur y apuntes sobre california... en los que la didion nos cuenta por un lado un viaje en coche y por otro una vuelta (o una recuperación, según se mire), con su personal y maravilloso estilo sencillo que hace que parezca fácil contar cosas...


y después me leí agua verde, cielo verde de mavis gallant, que admito que no me gustó tanto como las tres lecturas anteriores... quizás porque esperaba demasiado (ann beatie la nombraba junto con otras autoras a las que admiro mucho, así que la busqué, encontré esta novela (o nouvelle), me la compré y me la leí en cuanto la tuve en casa...), quizás porque tenía unas expectativas muy altas... o quizás simplemente porque no era el momento y esta historia a retazos en la que no llega a pasar nada (o sí que pasa pero en realidad no nos lo cuentan con los detalles que creemos merecer saber...), no llegó a emocionarme... 


así que hice lo que suelo hacer cuando esto pasa: coger un libro de poesía, que eso nunca suele fallar... pero a veces falla, y esta vez, o me equivoqué de libro o me equivoqué de momento, pero el libro andanza de maría negroni, tampoco llegó a emocionarme... 


(pero como he oído hablar mucho y muy bien de la maría negroni, le daré otra oportunidad en breve...)


así que después de dos errores consecutivos, hice lo que las chicas como yo hacemos cuando nos sentimos muy inseguras en el tema de las lecturas: tirar sobre seguro. así que me leí la estafeta romántica porque pérez galdós nunca me ha fallado... y te diré que éste es, de momento, mi episodio nacional favorito... pero ahora me tengo que ir, que vamos a cerrar ya, así que vuelvo en cuanto pueda y te cuento lo bien que me lo pasé con la estafeta romántica...


     

Denunciar

16 de noviembre...

y después de los recuerdos de una mujer de la generación del 98, me leí paseando con hombres de ann beattie, novela a la que si te he de ser sincera no tengo claro como llegué, porque ni había leído nada de ella, ni sobre ella... apareció buscando otra cosa, y como cuando compro libros intentó comprarlos en cantidades impares (porque las manías no las curan los médicos y yo ya he asumido que tengo manías muy raras, y la de comprar libros impares llevo tantos años practicándola que no sé si podría evitarla a estas alturas de mi vida...), y ya tenía dos libros en el carrito de la compra de mi librería favorita, y la verdad es que me encanta descubrir nuevas autoras, pues la añadía al pedido, y acerté... porque me encantó este libro...


libro en el que ann beatie nos cuenta una extraña historia de amor que parte de un extraño trato... un hombre mayor que ella le propone enseñarle cosas de los hombres que no aprendería de otro modo, a cambio de que su relación sea secreta... luego la cosa se complicará... claro... porque las relaciones que empiezan de manera aperentemente sencilla para las dos partes, con el tiempo no pueden evitar complicarse...


y el día que me acabé la novela de ann beatie, era justo el aniversario del suicidio de anne sexton, así que rebusqué en mis estanterías hasta que encontré su vive o muere... y me lo volví a leer (y ya no sé cuantas veces he releído este maravilloso libro, que ya me leí dos veces seguidas el día que lo compré...), quizás porque la entiendo cuando dice aquello de "me preguntas pero casi nunca puedo recordar. / yo camino con mi ropa, impoluta de ese viaje. / luego el deseo casi innombrable vuelve."


quizás porque aquello de "con nadie, nadie sino tú! / y todas esas cosas. / nadie, nadie sino tú!" son de esos versos-talismanes que me apropié hace años y que me repito a mí misma de vez en cuando...


y después del vive o muere de la sexton, necesitaba algo ligero, así que me leí el crucero de la chatarra rodante de francis scott fitzgerald... una maravillosa novela corta, o relato largo, que iba a ser un artículo que se quedó en un cajón en el que el fitzgerald cuenta un viaje en coche con zelda... y la verdad es que me encantó este accidentado viaje en coche...


y después me leí la mujer oculta de colette, en ese tercer volumen de sus obras completas (que como ya sabes lo rara que soy no hace falta que te explique que tengo el tercer tomo pero que no tengo los otros dos...), y que es un libro de relatos... relatos muy colette... de mujeres en distintas circunstancias, y que me leí en una tarde y que fue un placer leer (y es que cuando no lo es leer a colette?...)


y después de colette, me leí la novela los ojos vendados de siri hustvedt, que aunque me gustó, lo cierto es que no tanto como el de colette... y es que aunque está bien, no me acabó de acabar (y mira que me encantó su verano sin hombres...), pero quizás ese descenso tan extremo me pilló demasiado mayor... porque me pasé casi todo el libro pensando que aunque a la protagonista le pasan un montón de cosas, aún le pasan pocas teniendo en cuenta en las situaciones en las que se ponen ella sola... y eso, quieras que no, hace que te des cuenta de que te haces mayor...


y ahora debería contarte que me acabé las memorias de la beauvoir con su final de cuentas pero ya es tarde, vamos a cerrar... así que volveré en cuanto pueda para contártelo.


 

Denunciar

29 de octubre...

y después de leerme la española inglesa, me leí a los treinta años un libro de relatos de ingeborg bachmann... porque hacía mucho tiempo que no leía a la bachmann, y la echaba de menos... claro que, como creo que ya te comenté una vez, aunque sus prosas me gustan, la verdad es que no son sus poemas... pero como creo que ya me he leído toda la poesía que hay traducida al castellano de ella, pues tendré que releer... lo que nunca ha sido un problema... y del libro de relatos, me gustó especialmente el que da título al libro... 


y después del libro de la bachmann, me leí confesiones de una editora poco mentirosa de esther tusquets... libro que además de encantarme, disfruté muchísimo... y es que siempre es un placer leer a esta editora poco mentirosa... y si además te enteras de algunos cotilleos, y descubres detalles tiernos de algunas de tus autoras favoritas... pues es un placer... y eso fue exactamente leer estas maravillosas memorias de la tusquets...


y después me leí la semilla de la bruja de margaret atwood... y aunque siempre es un placer leer a la atwood, este libro no es el cuento de la criada, la verdad... es una buena novela, que además juega con la tempestad de shakespeare, con la venganza, la locura y lo complicadas que son las despedidas... pero no es nada mas... y con la atwood, estoy acostumbrada a alucinar... y aunque con esta novela estuve entretenida un par de días, pues no aluciné, la verdad...


y rebuscando mi siguente lectura en el armario del pasillo, encontré el señor skeffington de elizabeth von arnim... libro que compré poco después de leerme su abril encantado, junto con un par más de ella, porque ya sabes que cuando descubro una autora me vuelvo un pelín obsesivo-compulsiva, y si tengo la suerte de encontrar más libros de ella, baratitos y de segunda mano, pues no puedo evitar comprarlos, porque soy previsora, y me gusta tener libros guardados por si acaso (por si acaso qué?... dirás; pues no lo sé... pero por si acaso yo voy almacenando en el armario... que nunca se sabe lo que puede pasar, y pase lo que pase es mejor que te pille con una buena previsión de libros variaditos en el armario del pasillo...)


y me encantó, claro... como no me va a encantar esta mujer que tiene una manera de escribir tan especial que hasta para contarte el drama de la pobre señora skeffington, que empieza a imaginar que ve a su marido por todas partes después de años divorciada, a la vez que empieza a ser consciente de haber perdido su belleza y a encontrarse con todos y cada uno de sus amantes, que tampoco son ya lo que eran... el final?... simplemente perfecto... uno de esos libros que te lees sonriendo... y que no puedes evitar volver a sonreir al recordar...


y después de semejante maravilla, me leí los recuerdos de una mujer de la generación del 98 de carmen baroja y nessi... libro y autora de los que no tuve noticia hasta que ese internet que nos espía y que nos sugiere cosas que podríamos querer en los márgenes de las webs que visitamos, me sugirió que igual me interesaban las memorias que escribió la hermana del baroja...


y no solo me interesaron, y pedí en dos cliks que por favor me las enviaran al despacho... es que en cuanto acabé de leerme el libro que me estaba leyendo (el del señor skeffington de la von arnim), me empecé éste...


y también me encantó (la verdad es que tuve una buena racha...), me encantó conocerla, me encantó como escribe y me encantó enterarme de cosas de esas mujeres de la generación del 98...


y ya está bien por hoy... vuelvo en cuanto pueda y te sigo contando cosas...


 

Denunciar

24 de octubre...

y como verás, no tengo medida, o no aparezco por aquí en un mes, o me da por escribir tres días seguidos... pero es que sigo con migraña, y sigo preocupada, y que mejor que teclear, no te diré que para que se me vaya la migraña, porque si no se me ha ido con la de enantiums que me he tomado ya, no se me va a ir tecleando, pero sí, quizás para que no vaya a más... ya ves con que poquito me conformo...


el caso, que retomo hoy también el hilo de mis lecturas y te cuento que después de las pocas virtudes de miyó vestrini, retomé (y terminé) el sexto tomo de la comedia humana de balzac, y me leí la musa de la provincia... una de esas novelas cortas en las que te van viniendo recuerdos de lecturas anteriores... porque la pobre musa de provincia tiene algo de emma bovary, algo de la corinne de madame de stael, algo de la escritora de madame de genlis, y uno de esos finales a los que por mucho que haya leído a balzac, no me acabo de acostumbrar...


(y mira que no hace mucho amélie nothomb me avisó sobre como acaban en general las mujeres en las novelas de balzac...)


y sí... ya tengo pedido el séptimo tomo...


y después me leí el villorio de faulkner... porque sinceramente creo que es saludable leer de vez en cuando a faulkner... y como siempre me pasa, me pasé las primeras (puede que cien) páginas, sin saber exactamente que me estaba contando faulkner... pero como ya llevo años leyéndole, pues en vez de asustarme, o pensar que soy tonta, me dejé llevar, porque en el fondo, creo que lo que en realidad me gusta de leer a este caballero sureño es ese momento mágico en el que empiezo a enteder qué me está contando... y en este caso faulkner me contó la historia de una familia que llega a un pueblo y se hace con todo... aunque en realidad creo que se trata de otra cosa... de la gran casa... o tampoco... quizás es una cuestión de ser más listo que nadie... aunque al final no es más listo quien podría parecer... y hasta aquí puedo leer...


lo mejor?... que esta novela forma parte de una trilogía y aún me quedan otras dos...


y después de faulkner, que quieras que no, requiere cierto esfuerzo, me leí la tercera de las tres novelas que había en el libro de las crónicas del desamor, de elena ferrante: la hija oscura... que te diré que creo que es la que más me ha gustado de las tres... en la que la ferrante nos cuenta una de esas historias que te tienen en vilo hasta el final, a raiz de una cosa pequeña y tonta: el robo de una muñeca... aunque ni siquiera se puede llamar robo, y que dará pie a toda una novela, entre confesional y de suspense... y la verdad es que, que una novela sea medio confesional, medio de suspense, tiene mérito...


y después de la novela de la ferrante, me leí el origen de los otros, un ensayo de toni morrison, que acababa de comprarme... y es que ya sabes que esta mujer es una de mis autoras fetiche, de esas que en cuanto me entero de que han publicado algo nuevo voy corriendo a mi librería favorita a hacerme con el libro... y en este ensayo la morrison nos habla de un tema recurrente en sus novelas, los otros... porque, creo que ya te lo he contado, pero te lo voy a volver a contar, una de las cosas que me ha enseñado la lectura de las novelas de la morrison, es que estamos acostumbrados a una literatura de blancos, en la que, en general, todos los personajes, son blancos... ahora, que llevo años leyendo a la morrison y a otras autoras de color, me voy acostumbrando, pero la verdad es que al principio me tenía que recordar a mí misma el color de los personajes, porque cuando aparecía, me sorprendía... un ensayo muy interesante, en el que además me he enterado de donde surgió beloved, la primera novela que me leí de ella, y que todavía hoy, años después de habérmela leído, me tiene traumatizada...


y después del paréntesis de este ensayo de la morrison, seguí con los tomos que tengo por casa empezados, cogí las novelas ejemplares del cervantes y me leí la española inglesa... una de esas novelas con raptos y amores, y malos muy malos, y casualidades imposibles y finales... mejor no te digo como es el final... que ya sabes que yo soy de esas que prefieren no contar el final de las novelas...


y ya está bien por hoy... en cuanto pueda, vuelvo...


    

Denunciar

23 de octubre...

y vuelvo, porque tengo un día malo, y me duele la cabeza y creo que tengo un pelín de fiebre, y la verdadera es que no me apetece trabajar, pero no me puedo ir a casa porque aún queda una hora para el cierre, y me apetece ir a yoga, y sé que si me voy a casa no iré a yoga porque me dará pereza, así que me quedo en el despacho, pero vistas mis pocas ganas de trabajar, creo que en vez de buscarme faena, que es lo que debería hacer, me voy a limitar a coger el teléfono, abrir los mails que lleguen y a teclear en estas playas (para que parezca que hago algo útil, porque si me quedo quieta mirando al vacío durante mucho rato, van a sospechar que no estoy trabajando...)


así pues retomo el hilo de mis lecturas donde lo dejé ayer y te cuento que después de basada en hechos reales, me leí escribir narrativa personal de vivian gornick... y es que kitti me habló de este libro, y aunque ya me avisó de que estaba descatalogado, ya sabes lo cabezona que soy cuando me pongo a buscar algo... así que después de buscar y rebuscar, lo acabé encontrando, y a un precio razonable, lo que no suele ser habitual en libros descatalogados... y aunque me esperaba otra cosa (no sé porqué), estas dos conferencias de la gornick me encantaron... sobre todo el momento en el que habla del artículo de la didion sobre la migraña, porque es uno de los artículos de la didion que más me gustaron cuando me leí los que sueñan el sueño dorado...)


y después del ensayo de la gornick, me leí la teoría king kong de virginie despentes (porque parece mentira que una feminista como yo no se hubiera leído este libro de la despentes... así que le he puesto remedio leyéndomelo), y aunque en algunos detalles la despentes y yo no estamos del todo de acuerdo (como por ejemplo en el tema de la prostitución...), en lo importante creo que creemos en un feminismo muy parecido... 


y mientras tanto, en las distintas colas de los bancos me leí los versos de burlas de francisco de quevedo... y me lo pasé muy bien (curiosamente con ese poema que empieza con aquello de que puto es el hombre que de putas fía...) 


y después, siguiendo con los episodios nacionales, que me tienen totalmente enganchada, me leí la campaña del maestrazgo de benito pérez galdós... y aunque yo lo que quería saber era cómo estaba fernando calpena después de encontrarse al llegar a bilbao con que su novia se había casado con otro mientras él intentaba llegar hasta ella en una españa dividida por la guerra, la verdad es que me encantó este episodio en el que galdós, en vez de hablar de calpena, me habló de don beltrán de urdaneta, todo un personaje... y de la monja marcela... aunque admito que el final ni me lo esperaba ni me gustó... aunque seguramente, no había otra manera de terminar ese episodio (y después de haberme leído el siguiente, del que ya te hablaré cuando toque, la verdad es que estoy más tranquila respecto al destino de don beltrán...)


y también me leí el poemario pocas virtudes de miyó vestrini, poetisa (o poeta) a la que no tenía el placer de conocer, y que la verdad es que me encantó mucho... 


y precisamente con uno de sus poemas lo dejo por hoy... con el que dice:


 



nadie parece estar ya triste.


el rumor lento y grave del agua,


trata de abrirse paso


y llegar hasta aquí.


impunemente,


      se enumeran bienes y quejas y languideces.


algo habrá de ocurrir


      si persiste este canto asonantado.


miyó vestrini



 


y sí... algo habrá de ocurrir...


y me voy que hoy tengo yoga y al final llegaré tarde...


    

Denunciar

22 de octubre...

y aunque ha pasado más de un mes desde la última vez que tuve tiempo de teclear por estas playas, voy a intentar retomar mis tecleos en el momento en el que los dejé, y veo releyendo el final de mi último post que tiré del hilo de mis lecturas hasta el final de las vacaciones... 


así pues te cuento que la novela elegida para la vuelta a la realidad fue la formación de una marquesa de frances hodgson burnett, novela que compré porque leí en algún sitio que era una de las novelas favoritas de nancy mitford y también que era una mezcla entre la cenicienta y rebecca... además no era muy larga, así que pensé que sería perfecta para esos días de vuelta a las rutinas en los que una lo que necesita es una novelita ligerita y fácil de leer... y eso precisamente fue lo que me encontré: una novelita ligerita y fácil de leer...


y como seguía sin estar muy centrada, pues decidí leerme inevitable océano de elsa lópez, que era el último libro de la torremozas que había recibido antes de las vacaciones... y aunque no me entusiasmo, si que me gustó (porque ya sabes que en estas cosas hay grados...), sobretodo porque tiene una unidad que convierte un conjunto de poemas en un poemario...


y ya estaba lista para enfrentarme a una novela más larga y más complicada, así que me leí expiación de ian mcewan, que hacía tiempo que me quería leer, y que como además fue un regalo, y los regalos hay que leerlos cuando te los dan (una curiosa costumbre que no me sé quitar), pues me lo empecé en cuanto me acabé el de elsa lópez... y es que la película (que ya tiene unos años) me encantó en su momento, sobre todo por ese corte y esa confesión del final, y desde entonces (la vi en el cine cuando la estrenaron), le tenía yo ganas a la novela del ian mcewan, más todavía desde que le leí por primera vez con su chesil beach... y no me decepcionó... la verdad es que me encantó... me encantó el juego y me encantó el final, porque aunque no es exactamente el final de la película (esa era una de mis dudas: como estaría escrito el final de la novela teniendo en cuanto como era el final de la película), en esencia sí lo es... que me encantó, como te he dicho y que creo que si te la lees, te gustará a ti también...


y después de expiación, me pasé a los cuentos y me leí gracias por la compañía de lorrie moore... autora a la que no conocía, y a la que creo que no tardaré en volver a leer, porque me gustó muchísimo como escribe esta mujer...


y después de los cuentos de lorrie moore, me leí basada en hechos reales de delphine de vigan, a la que también le tenía ganas hace tiempo... y es que basada en hechos reales es la novela que delphine de vigan escribió después de su maravillosa e inolvidable (de verdad creo que es uno de mis libros favoritos de todos los tiempos...), nada se opone a la noche... libro en el que más de un año después de habérmelo leído sigo pensando de vez en cuando... 


y aunque basada en hechos reales no es nada se opone a la noche (y es que aquí quizá sucede como con algunas películas, que sin ser las mejores de determinadas actrices, han sido rodadas en un momento en el que la protagonista estaba en estado gracia -y estoy pensando en bette davis en eva al desnudo, o en la escena final de el crepúsculo de los dioses-, pues eso es lo que creo que pasa con nada se opone a la noche, que además de contarnos una historia brutal, tierna y verdadera, además de tener la fuerza de una confesión, de haber sido escrito, como dirías tú: "a tumba abierta", creo que además fue escrita en estado de gracia), como novela, puede que sea mejor, que no lo es, pero podría serlo...


y me explico: así como nada se opone a la noche cuenta una historia (fuerte y potente, pero una historia, al fin y al cabo), en basada en hechos reales, la de vigan lo que hace es jugar... será verdad, será mentira, es lo que te pasas toda la novela preguntándote, pero no sólo en relación a la historia en sí, no sólo te preguntas si lo que la autora te está contando pasó de verdad o se lo está inventando; es que dentro de lo que te cuenta (independientemente de que sea verdad o mentira, es una novela), te planteas esa pregunta: será verdad o será mentira lo que cuenta la voz de la narradora dentro de la propia historia... y ahí está seguramente la genialidad de esta historia, que sin tener la fuerza de la novela anterior, puede que sea mejor novela, aunque no lo sea...


y lo tengo que dejar por hoy, porque tengo cosas que hacer y no me puedo pasar aquí la tarde tirando del hilo de mis lecturas, aunque eso es realmente lo que me gustaría... así que aquí lo dejo (de momento) y prometo que en cuanto pueda (que espero que sea antes de que vuelva a pasar mes y medio), vuelvo...


   

Denunciar
Artículos publicados: 2095
1 -  2 -  3 -  4 -  5 - 



Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 1 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2018 © librodearena.com