Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a nana            1 libros en su biblioteca
     4 valoraciones      2089 posts en su blog      Es lector de 1 grupos

los libros de naná


7 de septiembre...

y como te dije la última vez que pasé por aquí, me leí casandra de christa wolf... una casualidad, porque ni había leído a christa wolf, ni había oído hablar de esta novela... pero estaba buscando la última parte de las memorias de la beauvoir (final de cuentas), que al estar descatalogada está un pelín cara, y después de muchas búsquedas, la encontré a un precio razonable, y rebuscando entre los demás libros que ofrecía el vendedor para amortizar los gastos de envío, encontré este libro, y como era muy baratito, decidí pedirlo...


y ya sabes que el personaje de casandra es de esos personajes que siempre me han fascinado... la adivina condenada a saber que pasará y a no ser creída... la única que sabe que troya caerá, pero que no podrá evitar su caída... una mujer que sabe incluso cuando será asesinada y por quien, pero que no podrá hacer nada contra un destino que le es revelado sin posibilidad de ser cambiado...


así que sí... una maravilla, porque christa wolf consigue el tono justo que yo espero que tenga un monólogo de casandra, pero sin dejar de ser una obra contemporánea...


y ya de vacaciones decidí releerme ana karenina de tolstoi... en parte porque hace tantos años (casi veinticinco ya?) que me la leí, que llevo tiempo queriendo releerla; y en parte porque te la estabas releyendo tú, y ya sabes como soy, a veces, de envidiosa para estas cosas...


ana karenina, que siempre he creído que, junto con el crimen y castigo de dostoievki, me conviertieron en la lectora que soy ahora... un pelín snob y un pelín listilla (aunque eso casi nadie lo sabe porque evito, en la medida de lo posible, hablar de literatura)


y la verdad es que decir que me encantó releer ana karenina, sería verdad pero no toda la verdad que semejante experiencia encierra... porque ya te he comentado alguna vez que para mí la lectura tiene un punto voluptuoso, porque con determinados libros te entregas a ellos (o sería más exacto decir: a su lectura) de una manera que no se me ocurre otra palabra para calificarla, que no sea voluptuosa... con placer... encantada de la vida por darte tiempo para sumergirte en la lectura durante varias horas seguidas...


(es la diferencia (creo que ya lo he dicho alguna vez) entre tener un ratito y ponerte a leer, y buscar ratitos para seguir leyendo; aunque le quites horas al sueño o a tu serie favorita...)


y ana karenina, como te decía, me ha vuelto a encantar, pero no sólo eso... porque me ha hecho también descubrir las siete diferencias entre la que fui y la que soy ahora... porque (por lo que recuerdo... no olvides que han pasado casi veinticinco años desde aquella primera lectura), si bien es verdad que sigo estando de parte de ana, la verdad es que vronsky ha perdido todo mi favor en estos años... y es que, por ejemplo, con dieciseis años me pareció superromántico eso de que (cuidado si hay alguien leyendo esto que no se haya leído la novela de tolstoi porque no puedo escribir este post sin hacer spoilers...), se subiera al mismo tren que ana y la siguiera hasta san petersburgo; pero ahora, con cuarenta años ya, la verdad es que creo que semejante gesto roza el acoso... y además, al final, tiene la culpa de todo...


porque donde con dieciseis años veía el destino y la predestinación de los enamorados, esta vez he visto la cabezonería llevada al extremo, y el verse atrapados por las circunstancias (cosa que admito que no vi la primera vez que leí esta novela... cuando todo me parecía amor, amor, amor...)


otros cambios en mí misma me los ha proporcionado la parte que habla de levin y kitti (pero sobre todo de levin, ya que el personaje de kitti no me acabó de gustar hace años, y sigue sin gustarme ahora que tengo más edad...), porque si bien es cierto que recuerdo que la otra vez me venían mal esos capítulos en los que tolstoi dejaba de hablarme de ana y de vrosnky para hablarme de otras personas, la verdad es que esta vez los he podido apreciar... y apreciar con ellos las cualidades catedralicias de esta obra...


así que sí... una maravillosa maravilla de las maravillas, que estoy segura que volveré a leer alguna vez...


 


y también en vacaciones me terminé de leer las cuarenta y dos flores del mal, una pequeña antología de los versos de baudelaire que me compré en el kiosko, y que me había empezado a leer en las colas de los bancos antes de las vacaciones, y que me acabé en el autobús camino del pio v... y del que curiosamente me gustaron las mismas flores que me suelen gustar cada vez que tengo el placer de volver a releer a baudelaire...


 


y lo complicado después de un novelón como el de tolstoi, es decidir qué libro leer... porque no es fácil no sentirte decepcionada con cualquier libro después de leerte un novelón como el de tolstoi... así que hice lo que hacen las chicas como yo en semejante situación: primero pasar de la prosa a la poesía, porque en estos casos, el cambio de género ayuda; y segundo, ir sobre seguro tirando de relecturas... así que me releí la decreación de anne carson... seguramente porque este poemario me impresionó muchísimo la primera vez que lo leí (era la primera vez que leía a anne carson y su manera de escribir, me dejó alucinada...), desde entonces he leído todo lo que he ido encontrando traducido al castellano de esta autora (y algunos de sus libros, confieso que no han sido fáciles de localizar...), y siempre he tenido ganas de volver a leer este poemario después de conocer mejor su obra... y volvió a encantarme, a impresionarme y a alucinarme...


y seguía de vacaciones... así que rebuscando por las estanterías encontré la señora lirriper de dickens y sus amigos... libro que llevaba tiempo por casa y al que le tenía bastantes ganas, pero que al no ser sólo de dickens, sino de esos escritos a varias manos, siempre acababa volviendo a la estantería... así que precisamente por eso (por mi reticencia a leerlo, al esperar poco de los capítulos no escritos por dickens), me pareció perfecto como lectura vacacional... 


(y la verdad es que mi intuición no me engañaba... porque el libro es entretenido, pero quitando los capítulos de dickens, que son geniales, el resto es simplemente eso: entretenido... que era precisamente lo que le pedía a este libro...)


 


y entre prosa y prosa volví a intercalar poesía... el libro la oscuridad radiante de george eliot, que me envío la torremozas antes del verano y que aunque está bien, no está a la altura de sus grandes obras en prosa como silas marner o middlemarch...


 


y como se acababan las vacaciones, saqué del armario el club de los mentirosos de mary karr... libro al que le tenía muchísimas ganas y que la verdad es que fue una maravilla leer...


y aunque no conocía a mary karr ni de oídas, y admito que este libro me lo compré porque su portada me pareció una preciosidad, y porque los libros editados a medias entre errata naturae y periférica me suelen encantar, había algo más... porque aunque hacía relativamente poco que lo había comprado (fue un añadido en el último momento a mi último pedido antes del verano a esa librería que está en la esquina de parís con valencia... uno de esos libros que coges al vuelo al pasar junto a un montón de libros...), la verdad es que en las semanas anteriores a las vacaciones había estado a punto de empezarlo en varias ocasiones, pero había decidido dejarlo para el momento adecuado (porque hay libros que se merecen el momento justo para ser leídos...), y el final de las vacaciones me pareció ese momento...


y mary karr nos cuenta su infancia partiendo de un recuerdo oscuro que no sabe a donde va... uno de esos fogonazos de la infancia que esconden terribles secretos que a veces preferimos olvidar... por eso es, quizás este libro tan especial, porque pese a ser un descenso a los infiernos, es también una preciosidad... y no es fácil... no es fácil contar lo que cuenta como lo cuenta... no es fácil, aunque ella hace que parezca fácil, convertir una infancia como la suya en poesía... 


en resumen: que el libro me encantó (es un firme candidato a regalo de navidad para mis dos hermanas, con eso, creo que te lo digo todo), y que quiero ser amiga de mary karr...


 


y se acabaron las vacaciones, y para soportar la vuelta a la realidad me leí la formación de una marquesa de frances hodgson burnett... pero creo que este post ya es demasiado largo, así que ya te lo contaré otro día que pase por aquí...


     


***


 


pd. este post lo llevo escribiendo desde que volvimos de vacaciones el 20 de agosto... así que probablemente sea demasiado largo y demasiado disperso... he pensado en varias ocasiones borrar lo escrito y volver a empezar para que tuviera cierta coherencia... pero al final he decidido dejarlo tal y como está (escrito a retazos), porque creo que ahora mismo soy incapaz de juntar el tiempo necesario para escribir un post entero de una sentada... sirva este post a ratos para retomar el hilo de mis lecturas (que es el hilo argumental de este blog medio abandonado al que no me decido a abandonar de verdad), a ver si cerrado el capítulo de las lecturas vacacionales, puedo volver a teclear más a menudo...


 

Denunciar

8 de agosto...

y como te decía la última vez que vine por aquí, me leí algunas mujeres de mary e. wilkins freeman... libro de relatos de esta autora a la que sólo conocía de antologías de relatos de mujeres de entresiglos... y es que ya sabes que las autoras de fin de secle me encantan en general (y algunas en particular)


pues este libro, del que no tenía noticias y que fue un regalo, me encantó... porque es toda una muestra de las mujeres de entresiglos y de sus problemas... y porque los libros finitos y bonitos, que diría mi abuela, son siempre un placer de leer...


y después de este libro de relatos me leí el primer novelón del verano (porque aunque aún no estoy de vacaciones, con el calor lo que apetecen son novelones, no?...) franziska linkerhand de brigitte reimann...


y aunque la novela está inacabada, y no soy capaz de imaginar como la habría terminado la reimann de haber tenido más tiempo, la verdad es que es una preciosidad... franziska, es uno de esos personajes fuertes que consiguen hacerte entender muchas cosas... y es que franziska (como la propia reimann) convive con dos contradicciones de esas que siempre me han fascinado: la primera es que sus padres, aunque no eran nazis, no tuvieron que huir de alemania, lo que quieras que no, debe generar dudas existenciales en los hijos de los alemanes que no hicieron nada mientras la barbarie pasaba; y además es hija de burgueses en la alemania oriental... lo que quieras que no, también supone tener que responderse a varias preguntas...


(para mí, además esta novela ha tenido un valor añadido, y es que en lo particular me ha hecho entender cosas sobre mí misma, que no había entendido hasta ahora...)


y después de semejante novelón, nada mejor que un librito (finito y bonito) de relatos... mujeres en la cama de gina berriault... otro regalo... regalo además porque ni conocía el libro, ni había oído hablar de la autora, que la verdad es que ha sido todo un descubrimiento... y si tuviera que tratar de definir este libro te diría que gina berriault es una de las nuestras... porque sabe escribir buenos relatos... de esos a los sigues dándoles vueltas después de terminarlos...


y después del libro de gina berriault, me leí el corzo de magda szabó... que compré porque me encanta la szabó, pero que admito que el título no me tentaba... el corzo?... me preguntaba a mí misma... el corzo?... comó me va a interesar a mí un libro sobre un corzo?... pero te diré que el libro no trata de un corzo, aunque el momento del que coge el título, es bastante representativo, y aparece un corzo, claro... la verdad es que el libro trata de otras cosas... cosas como el odio... un odio que puede mover una vida... un odio tan irracional y tan arraigado, que sería capaz de pasar por encima de un gran amor en caso necesario...


claro que también es cierto que puede que las últimas páginas le vayan cambiando el sentido al libro... porque es en las últimas páginas cuando yo empecé a entender de qué iba en realidad el libro...


y después de esta maravillosa novela de magda szabó, me leí papá se ha ido de caza de penelope mortimer, quien me conquistó hace tiempo con su mítico devorador de calabazas (uno de esos libros que te hacen dar respingos en el sofá, asentir mientras lees, indignarte y alegrarte mientras te los estás leyendo... porque los vives quizá de una manera especial), y a la que me he rendido definitavamente después de este libro... libro que empieza pareciendo una cosa (un ama de casa se queda sola en su gran casa después de las vacaciones de verano, cuando sus hijos vuelven al internado, su hija a la universidad y su marido a su trabajo y tiene una crisis nerviosa...), luego te crees que será otra (el marido parece que tiene un lío con la joven invitada que le presentaron los vecinos un fin de semana), y resulta siendo otra muy distinta (la hija se ha quedado embarazada y quiere abortar en una inglaterra todavía victoriana en la que el aborto, además de peligroso es ilegal... y decide que en vez de hacerlo a escondidas es mejor pedirle ayuda a su madre que es muy comprensiva...)


una sorprendente maravilla...


y ahora?... ahora me estoy leyendo casandra de christa wolf... pero como me lo acabo de empezar, poquito te puedo contar...


pero prometo volver después de las vacaciones (cerramos hoy hasta el día 20 de agosto...)


 


 

Denunciar

3 de agosto...

y como te contaba en mi último post, me leí las bostonianas de henry james... porque hacía tiempo que no leía al james, y porque le tenía ganas a esta novela que llevaba tiempo por casa... pero el caso es que no la encontraba...


y es que a veces me pasa que no soy capaz de encontrar una novela que sé que tengo... demasiadas estanterías, tal vez... o más probablemente, que a veces creo saber donde dejé una novela, pero me engaño, y si no está donde yo creía, miro una y otra vez con la esperanza de encontrarla donde yo supongo que debería estar... pero me olvido de que a veces cojo libros pensando empezarlos, pero se quedan en algún montón del salón, hasta que un día me da por poner orden, y los coloco en los huecos libres que encuentro en las estanterías... 


y sé que debería tener un método para ordenar mi biblioteca particular (como en las estanterías que quedan en mi habitación de casa de mis padres, donde es fácil localizar los libros, porque en su momento sí que decidí ordenarlas de una manera coherente...), pero no soy capaz de afrontar semejante empresa... en parte por pereza; y en parte porque, contra todo pronóstico, sé donde están casi todos los libros que tengo repartidos en las distintas estanterías que tengo por casa... 


pero como te comentaba, éste en concreto lo había buscado ya varias veces sin éxito... así que una noche decidí hacer una búsqueda metódica y exhaustiva, y no parar hasta encontrar el libro que no estaba ni siquiera cerca de donde yo creía que lo encontraría... y una vez localizado el libro no podía hacer otra cosa que leérmelo...


y como creo que te dije una vez, es curioso que no me acuerde de cuanto me gusta leer al james hasta que lo vuelvo a leer... y el caso es que me gusta mucho... no solo eso: disfruto cuando lo leo... me lo paso bien... y me dirás que en general suelo disfrutar leyendo... y es cierto... pero con determinados autores disfrutas más... y james es de esos autores que escriben grandes obras... no sé explicarlo mejor... mira esta novela por ejemplo... tres personajes principales, dos mujeres y un hombre... él es pariente de una de las mujeres, y por pura casualidad se enamorará de la otra... pero a su pariente no la puede ni ver; ni ella a él, si es a lo que vamos, pero con la otra mujer tiene una relación especial que sólo un hombre como él podría estropear... porque las dos mujeres están unidas en la lucha por los derechos de la mujer... unos derechos que a él, más que no importarle, parecen molestarle... y llega un punto en el que ya no sabes si de verdad es amor o es pura convicción de poseer la verdad y tener que destruir algo que podría hacer que surgiera un cambio...


y lo mejor de todo (aunque admito que durante la lectura me incomodaba un poco) es que en ningún momento sabes quien cree el james que tiene razón... quien le cae bien, para que nos entendamos... porque trata a los tres personajes con una distancia objetiva que no es fácil de conseguir... y confieso que acabé el libro sin saber si al james le parece bien o mal, comprensible o incombresible, censurable o perdonable, lo que hacen sus personajes...


y cuando me terminé las bostonianas, me leí los cuentos de canterbury de chaucer...


y te preguntarás cómo es posible que a mis cuarenta años no me hubiera leído los cuentos de canterbury de chaucer... y la respuesta es fácil y sencilla: porque, inocente de mí, creía que los había leído de jovencita...


y es que cuando yo era jovencita, compraba los libros en esa misma librería que está en la esquina de parís con valencia, donde sigo comprando a día de hoy (porque es uno de mis lugares favoritos de esta ciudad...), pero en aquella época, cuando era una joven estudiante de bellas artes que se pelaba las clases y en vez de irme al bar a beber (que alguna vez lo hice, no lo voy a negar a estas alturas...), me iba a una librería... lo que buscaba era libros baratos, porque mi economía era más bien escasa y la verdad es que no me daba para novedades editoriales


(aprovecho para aclarar que trabajaba en verano, en navidades y pascuas, y con ese dinero y el que me daban mis padres, iba tirando todo el año)


así que los montones de libros a cien pesetas o a doscientas, eran mis favoritos... y había una colección en especial, muy barata, con tapas duras y con portadas muy vistosas, de la que compré varios tomos... y uno de esos tomos eran los cuentos de canterbury... y me los leí... claro... hará cosa de veinte años...


y hace poco pensé en releerme el libro, en parte porque hacía tanto tiempo que no recordaba gran cosa, en parte porque el personaje de emy lo nombra mucho en big bang theory... y no fue difícil encontrarlo... ya que como es uno de los libros que está en las estanterías que quedan en mi antigua habitación en casa de mis padres, y como te comentaba, esas estanterías tienen cierto orden... y fue cuando lo encontré cuando descubrí que yo en realidad no me había leído los cuentos de canterbury, sino una selección!... imáginate mi estupor!... todos estos años creyendo que había leído los cuentos de canterbury de chaucer, y a mis cuarenta años descubro que fan como era de las ediciones baratas, me leí una simple selección en lugar de la versión integra del autor (y digo íntegra y no completa, porque los cuentos de canterbury no están acabados del todo...)


así que en cuento pude me compré la edición de cátedra... y me la leí... por aquello de poder decir que me he leído los cuentos de canterbury...


y te diría que es que me encanta la literatura medieval... pero como no tengo claro si las lecturas de obras medievales que tengo en mi haber me legitiman para hacer semejante afirmación, lo dejaré en que me encantó leerme (y releerme una parte) de estos cuentos que unos peregrinos se van contando unos a otros de camino a canterbury... claro...


y entre medias me leí dos antologías en la cola del banco... una de pessoa y otra de haikus... las dos encantadoras...


y ahora debería hablarte del libro algunas mujeres de mary e. wilkins freeman... pero tengo cosas que hacer, así que te hablaré de él otro día...


 

Denunciar

30 de julio...

y después de la antología de rose ausländer, me leí visión binocular de edith pearlman... a la que descubrí buscando un regalo para el día del libro...


y el libro tenía tan buena pinta que decidí pedir dos: uno para el regalo que estaba buscando, y otro para mí... que tener libros por casa ya sabes que me da cierta seguridad (aunque tú no lo acabes de entender...), por aquello de que podría pasar cualquier cosa, y tener una buena reserva de libros en el armario del pasillo es mi equivalente inconsciente a las reservas de agua y conservas que la gente tenía durante la guerra fría en la despensa o en el sótano convertido en bunker (depende del grado de paranoia y de los posibles económicos de cada uno... claro...), me da seguridad, la verdad... 


y volviendo a los relatos de la pearlman, te diré que de verdad fueron todo un descubrimiento para mí... y que me gustaron especialmente los protagonizados por sonya y roland...


y después retomé las novelas ejemplares de cervantes y me leí rInconete y cortadillo... que la verdad es que me encantó...


(y la verdad es que fue una buena compra ese tomo del círculo de lectores con todas las novelas ejemplares, porque aunque en un principio me pareció un pelín caro, la verdad es que lo estoy amortizando leyéndolo novela ejemplar a novela ejemplar...)


y después, puestos a retomar tomos, retomé el sexto tomo de la comedia humana de balzac y me leí el ilustre gaudissart... una novela corta o un relato largo sobre el personaje de dicho nombre, y como fue engañado en provincias... o quizás, al final, no lo engañaron tanto...


y mientras me leía los relatos de la pearlman, y las novelitas del cervantes y del balzac, en las colas de los bancos (mi cuarto lugar favorito para leer... no, espera... mejor lo voy a dejar en el quinto, que ahora que se acercan las vacaciones recuperaré uno de mis lugares favoritos para leer...), me fui leyendo esos libritos de poesía que venden ahora en los quioskos: ismaelillo de josé martí (que la verdad es que no me encantó...), algunos versos más desvergonzados de cátulo (que la verdad es que sí que me encantaron, como siempre que leo a cátulo, autor al que admiro desde que mi querido bukowski me lo descubrió hace años...) y poemas de amor divino de san juan de la cruz y de santa teresa de jesús (que ni me encantaron ni me dejaron de encantar... la verdad...)


y ahora debería hablarte de las bostonianas de henry james... pero tengo que dejarlo por hoy... porque el mes se acaba y yo tengo mucho que hacer antes de que se acabe del todo...


pero en cuanto pueda vuelvo y te cuento lo que me pareció este novelón del james...


 

Denunciar

27 de julio...

y después del libro de la fred vargas me leí chica de campo, las memorias de edna o’brien, que son una pasada... porque además de descubrir qué hay de ella en los personajes de las chicas de campo, y como surgieron determinados detalles (como el hecho de que sea baba la que narre la tercera parte...), o porque escribió su agosto en un mes diabólico, o su maravillosa noche; también he descubierto con quien se acostó la o’brien cuando era joven... 


además que es siempre un placer leer a esta mujer, ya me esté contando su vida o la de otra persona... así que sí... uno de los mejores libros que he leído en lo que va de año... 


y después de las memorias de la o’brien me leí el salto del ciervo de sharon olds... poetisa a la que estoy rendida desde que la leí por primera vez, y a la que me rindo más a media que la voy leyendo... y es que en el salto del ciervo la olds nos cuenta el final de su matrimonio después de treinta años juntos... y en sus poemas vamos viendo el dolor, la indignación, la incredulidad, la desolación... y casi al final, un poquito de esperanza... no de que él vuelva, no... sino de dejar de esperar cosas que no van a volver a pasar...


una maravilla...


y después del maravilloso poemario de la olds, y siguiendo con mi propósito de leerme los episodios nacionales de galdós, me leí luchana, episodio en el que además de asistir al sitio de bilbao, asistí a como aura le rompió el corazón al pobre calpena... así que deseando leerme la siguiente entrega...


y después me leí mi aliento se llama ahora de rose ausländer... a la que conocí por casualidad buscando a hilde domin (de la que te hablé en mi post anterior...), con esas asociaciones que hace el google, ya sabes, que buscas a un autor te propone otros que podrían interesarte... y me interesó, la busqué y encontré esta antología, que la verdad es que es una verdadera maravilla...


te copio un poema de esos que se quedaron conmigo después de cerrar el libro, para que veas que te digo la verdad...


 



No digas

que has terminado


Hay sombras

que te asustan


Pero no olvides

que existe

la luz


 



porque hay días que estas cosas se nos olvidan y viene bien recordar que existe la luz... aunque haya sombras que nos asusten...


 


 

Denunciar

24 de julio...

y después de la novela de balzac, me leí la mujer singular y la ciudad de vivian gornick, que podría ser la continuación de sus apegos feroces... aunque no exactamente... y es que en esta novela (aunque no sé si la palabra novela le va... ya que es una especie de ensayo novelado... o tal vez unas memorias dispersas...), más que de la relación con su madre, nos habla de su relación con la ciudad de nueva york... y también nos explica porque es una mujer singular...


y después me leí tiene que llover de karl ove knausgard, la quinta parte de su desnudo integral (porque eso es lo que es esto que el llama lucha: un desnudo integral puesto en palabras...) y ahora estoy esperando como el que espera llover que salga de una vez el sexto tomo... porque la verdad es que estoy un pelín enganchada al knausgard... y eso que he de admitir que no me cae especialmente bien (culpa suya, ya que no se deja a sí mismo en buen lugar en sus memorias), pero estoy enganchada a su manera de escribir... y después de cinco tomos, quiero saber como acaba esta empresa, que yo sería incapaz de intentar...


y después me leí una antología de poemas de hilde domin... autora de la que no tenía noticias, y a la que descubrí en el blog de emma gunst (una auténtica cueva del tesoro para descubrir poemas...), y es que una pequeña editorial argentina ha publicado sus poemas (y los de un par de poetisas más en las que estoy interesada...)


pero la editorial es tan pequeña que no hay manera de comprar sus libros desde aquí... y eso que les escribí (sí... les escribí porque estaba muy interesada en los libros que han publicado de momento), y me ofrecí a pagarles por transferencia, con los portes que considerasen, para que me enviasen sus poemarios... pero no hubo manera... de momento no venden a españa (aunque una señorita muy amable me dijo que en septiembre vendrán a españa y que si estoy atenta, puede que alguna de las librerías que van a visitar, me pueda vender sus libros si tengo un poco de suerte...)


y así estaba yo... desolada... pues ya sabes que soy un pelín obsesivo-compulsiva y que si me obsesiono con un libro o con autor o autora, hago búsquedas compulsivas por internet... y en una de esas búsquedas (con la esperanza de que alguna librería argentina que tenga sus libros me los envíe a mí a valencia...), descubrí que había una antología de hilde domin publicada por ediciones el bardo, publicada hace unos años... y la pedí, claro... y en cuanto me llegó la leí... y sí... me encantó... mucho, por cierto... quizás porque la domin escribe ese tipo de poesía que me gustaría escribir...


y después de esta maravillosa antología, me leí que se levanten los muertos de fred vargas... un préstamo (y mira que hacía años que no le pedía a nadie que me prestase un libro...), porque tenía curiosidad por la última premiada con el princesa de asturias...


y la verdad es que el libro cumplió todas mis expectativas... un libro fácil, bien escrito y muy entretenido...


y así terminó el mes de junio... y así lo dejo por hoy... en cuanto pueda vuelvo y retomo el hilo de mis lecturas... aunque por la ausencia de comentarios, no sé si este nuevo estilo te gusta o no... yo, como ves, sigo pensando en voz alta...


  

Denunciar

23 de julio

y después de volver a disfrutar con la señora dalloway, sus flores y ese día que acaba en una fiesta, me leí la séptima cruz de anna seghers... libro que tenía por casa desde que la nombró la reimann en su novela hermanos, y que recordé que tenía pendiente cuando la beauvoir me la nombró en la tercera parte de sus memorias (y me acabo de dar cuenta de que tendré que ir buscando la cuarta parte...)


la séptima cruz, porque escapan siete presos, en un libro sobre la alemania nazi previa a la guerra... una alemania en la que uno no sabe en quien puede confiar, no porque todos creyeran en el regimen, sino porque entre los conversos y los que tenían miedo, era muy difícil oponerse a un sistema que ya sabemos lo que hizo cuando se sintió fuerte...


y es que ya sabes que el tema de los testigos silenciosos, los complices a la fuerza de una barbarie como aquella, es un tema que me preocupa... quizás porque me preocupa como nos juzgará a nosotros la historia cuando vea nuestro silencio y nuestra complicidad ante determinadas cosas...


el libro?... me encantó, la verdad... pero es de esos que te hacen sufrir todo el tiempo... por lo que pasa y por lo que puede pasar... una maravilla, la verdad...


y después de la séptima cruz me leí hombre lento de coetzee... que la verdad sea dicha, no me gustó tanto... pero como estoy intentando ahorrar, pues me voy leyendo los libros que tengo por casa... y este libro llevaba por casa, más o menos desde que coetzee ganó el nóbel... porque ya sabes que me suelo comprar un libro del último nóbel (generalmente en círculo de lectores, que es muy de ofrecer premios nóbel...), pero luego me cuesta leérmelos... así que este momento de mi vida en el que estoy tirando de fondo de estantería, me pareció perfecto para leerme este libro que no sé la de veces que había cogido y vuelto a dejar en su sitio en la estantería... pero no... no era el momento perfecto, ya que el libro me desagradó desde el primer momento...


y como no puedo decir de él nada bueno, dejo el tema y te cuento que después me leí praderas de louise glück... un maravilloso poemario en torno a la odisea, que me encantó mucho (claro que teniendo en cuenta que toda la mitología que rodea a la odisea siempre me ha fascinado (ya sabes, penélope que espera cosiendo y descosiendo; circe que convierte a los hombres en cerdos; calipso abandonada en su isla; y ese hombre que vuelve y mata a todos los pretendientes de su esposa en el salón de su casa...), y que louise glück es una de mis poetisas actuales favoritas, era lógico...)


y te diré que me lo leí un sábado volviendo de la residencia... y es que antes de ir había pasado por esa librería que está en la esquina de parís con valencia, a la que ya no voy tanto porque ya no me pilla de paso, a recoger este libro y un par más de poesía (porque andaba escasa de poesía y me gusta tener poesía por casa... y ya sé que esto no concuerda con lo que acabo de contarte de que estoy tirando de los fondos que tengo para intentar gastar menos... pero es que lo que intento es gastar menos, no dejar de gastar, que no es lo mismo... y además las chicas como yo necesitamos tener reservas de poesía porque hay días que piden versos, como hay días que piden enantiums, o días que piden valerianas... y cuando llegan esos días es bueno tener algún libro de poesía por casa...)


el caso, que me disperso, es que volver de la nueva residencia de la abuela en autobús, es más largo que antes... y teniendo en cuenta las nuevas frecuencias de las líneas de autobús en esta ciudad (que digan lo que digan, no son lo que eran), pues entre el trayecto y las esperas me leí este libro, que como ya te he dicho, es una verdadera maravilla...


y mientras (porque el poemario de la glück me lo leí en el autobús, pero ya tenía otro libro empezado en casa...), me empecé el sexto tomo de la comedia humana de balzac (que empieza con las escenas de la vida de provincia), y me leí la novela ursule mirouët... maravillosa novela sobre como la avaricia puede pasar sobre la virtud cuando de herencias se trata... unas de esas novelas muy de balzac, en la que a la pobre ursule, no solo le quitan la herencia que le corresponde, sino que intentan quitarle la honra... y no te digo más, porque merece la pena leerse esta novela...


y de momento, aquí lo dejo... en cuanto pueda vuelvo...


 

Denunciar

18 de julio...

y después del ácido sulfúrico de la nothomb, me leí un debut en la vida de anita brookner... autora a la que no había tenido el placer de leer, y que me ha encantado conocer... un debut en la vida que quizás se queda en eso, en un debut... ya que ruth, la pobre protagonista, cuando por fin consigue salir de casa tiene que volver... y con cuarenta años se da cuenta de que la literatura le ha destrozado la vida...


te lo digo porque así precisamente empieza esta novela... aunque la protagonista y yo no estamos de acuerdo... ya que después de leer el libro creo que lo que le destrozó la vida no fue precisamente la literatura...


y después de esta novela retomé el tercer tomo de las obras completas de colette (empiezo a pensar que en algún momento tendré que buscar los dos primeros tomos...), y me leí otros animales... que retoma el hilo del anterior (historias de animales) pero abriendo el abanico y dando voz a más especies...


y si tuviera que calificarlo, te diría que es delicioso... seguramente porque esa es la palabra que me viene a la cabeza cuando pienso en la manera de escribir de colette... 


(autora que creo firmemente que hay que leer cada cierto tiempo para no perder la alegría de vivir ni la perspectiva...)


y en la cola del banco me fui leyendo poco a poco la balada de la cárcel de reading de oscar wilde... y aunque el oscar wilde poeta no es mi favorito (mi favorito es el oscar wilde dramaturgo...), la verdad es que esta obra, que no conocía, me encantó, porque, junto con el de profundis, me ha descubirto a un wilde oscuro que no me esperaba...


y entonces decidí releer la señora dalloway de virginia woolf, en parte porque no me canso de leerla (de verdad que no sé cuantas veces he leído esta novela...), y en parte porque como pretendo ahorrar (gastos imprevistos hacen que tenga que hacer economías, y en lo que más gasto es en libros, así que obviamente, ahí es donde puedo recortar), pues además de leerme los libros que he ido acumulando durante el invierno, pues releo... que además de entretenido es muy baratito...


y aunque parezca mentira, he descubierto cosas en esta última lectura que quizás se me pasaron en las anteriores, o que quizás simplemente había olvidado... 


 

Denunciar
Artículos publicados: 2087
1 -  2 -  3 -  4 -  5 - 



Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 1 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2018 © librodearena.com