Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a Chinca Salas Rodriguez            11 libros en su biblioteca
     24 valoraciones      293 posts en su blog      Es lector de 11 grupos

Chinca Salas

Espacio SIN FINES DE LUCRO


Arte en Carboncillo

Habito, es dificil dibujar en carboncillo, no es como en lapiz en el cual arrancas la hoja o borras, te llenas los dedos de carbon y empiezas a estornudar, amo el arte en carboncillo, mi hobby predilecto el cual me entretiene, tengo muchisimos dibujos que no se pueden fotografias por ser muy grandes, al despertar de madrugada tengo en que pasar las horas, este es un hombre de una orden religiosa, hombre joven que oculta su rostro para no llamar la atencion de las mujeres.

 

Rostro del artista del arpa, el venezolano Hugo Blanco, es uno de los rostro en carboncillo favorito y el cual dibuje de madrugada cuando el sueño se termino, ademas de su musica alegre posee un rostro interesante para plasmarle sobre papel en cualquier material sea en creyon, acurela, oleo, lapiz, tiza, pero amo el carboncillo el cual refleja el espiritu y estado de animo del artista con ojos expresivos, y su frene amplia.

Chimpance, en carboncillo, figura tomada de un ambiente de la selva africana, dibujo hecho con calma y el cual se llevo varias horas ya que deseaba plasmar otro aspecto del animal en medio de hojas verdes y secas.

Fachada de la Finca San jose, en la via vieja de Barquisimeto- Yarituagua- Venezuela, camino que recorri muchisimas veces, en carboncillo

Velociraptor, le dibujo para uno de mis cuentos infantiles, en carboncillo, mis mejores tardes son cuando dibujo para mis propias lineas, ¿loco?, ¡no lo se!, es una distraccion maravillosa y la cual me mantiene alejada del mundo.

El ingenioso arte...

 

Dibujo que abarca parte de los animales que poseia cuando labraba la tierra, un pato silvestre que volaba libremente  y su ala estaba impregnada de sangre, su pico roto y la direccion perdio, cayo el pato silvestre en medio del camino, cojeaba y se echo a tierra porque el ala rota estaba, el pato cuando quiso levantar vuelo, ya no pudo, letenia entre los brazos, curando sus alas, sus plumas quebradas, un lugar tibio le puse y se fue acostumbrandoa convivir con los gansos, los conejos silvestres que dormian entre las raices de los arboles, los pavos que se paraban entre los aguacates, cacareaban las gallinas al ver pasar el gavilan, se posaban en las altas ramas los enloquecidos pàjaros que llevaban sus picos alborotados como las inquietas cacatuas y su copete alto, gallitos silvestres entre puas reian mientras el viejo gallo del corral con sus espuelas desgastadas, su abrigo deshojado, sus cachetes desinflados y su cola negra desflecadas por los pleitos del corral, por el palo mas alto, asi fue como empezo la composicion de los animales de la granja donde cada uno tenia un lugar en el campo.

 

La casa vieja del Hatillo, un pueblo solitario donde se veian casas coloniales comidas por la lluvia, se iban de lado al aflojarse el barro, se veia la caña brava y las tejas amanecian en el suelo, casa descuadrada con sus polleras comidas por el comejen que poco a poco caia, la acera rancia dejaba subir el agua, las calles inundadas, la caca de las palomas por los barrotes de madera torneda chorreaban los desechos de las palomas, la caña brava amasada con el barro colorado, las tejas rotas por alguna pedrada que le habia dado algun muchacho desocupado, casas viejas que guardaban el sonido del viento y los frios de los muertos, una mañana cuando bociferaban por la estrechas calles del pueblo del Hatillo corrian los muchachos que pregonero se decian, oficio de los diarios, gritaban a los cuatro vientos... la casa vieja se ha caido, pase de mañana seguido por los gritos, se fue de lado su estructura, choreta y desfigurada se veia la casa vieja del pueblo del Hatillo, de inmediato llego la maquina con su gran pala mecanica recogiendo los escombros ¿el dueño?, en el cementerio, a ese le habian enterrado hace poco dias y solo quedaban las palomas acurrucadas en las polleras y salpicaban los barrotes de una sustancia acida y alrededor mosquitos y moscas alargadas tras haber abandonado el cuerpo de alguna paloma asesinada... he aqui la casa vieja del Hatillo en sus horas de angustias cuando por las noches se inclinaba hacia el suelo, descuadrada, sola y amargada.

 Baco y su rostro de luchador, hombre emprendedor, el que en el imperio se veia entre pilares y estatuas, entre escombros y ruido, cubre el cielo con dioses y sus largas barbas del olimpo cuidando los sonidos de cada uno de los gladiadores, mirad el cielo las arenas del circo, romanos y plebeyos llenan los quicios donde salen los leones y se sacude la barba entre cada pilar, comnas blancas y sus piquetes colorados... mirad sus ojos pequeños cubiertos de nubarrones, de pisadas agrias como el purgatorio.

Al pasar por los pueblos andinos de Venezuela, es comun ver al campesino con su poncho oscuro, arreando los burros, bueyes y carretas cargadas, en el cinto la botella, el burro rebuzna por el peso, por el malestar del licor, se para el burro y protesta, el buey voltea y como esta capado [no tiene testisculos] no dice nada, solo camina con el sonido de la vara sobre el lomo que arde mientras el burro discute, para las oreja, lanza coces y se para mientras el campesino se baja y le maldice al azno por maldito, por burro, el burro lanza patadas al campesino mañoso por sobrecargar la carreta, por meterle al licor, el frio aprieta y el burro adquiere defensa, abresura el paso para llegar temprano y quitarse de encima la carreta, asi pues nacio la composicion del carretero que dia a dia pelea con las bestias, la carga y se echa el trago... al llegar a su casa.

Ciempies tenia una casa en Maracaibo, Dario se llamaba cuando era mi amigo imaginario, llevaba una lampara la cual brillaba, con sombrero, antenas endemoniadas, poseia zapatos de pino, serrados en Suiza, embarcados a Holanda con colorido y flores y zas... mi amigo Dario hacia magia genuina, sacaba sus antenas, zas, aparecian libros, estrellas y viajabamos al universo entre estrellas y constelaciones, un dia se poso en la pared y hacia guiños al derecho y al reves, por años jugaba con Dario, cuando era ciempies... se largaba al cosmos y sonaban sus zapatos floridos de pino traidos de Suiza, Zurich decian ellos con lengua extraña como si se morideran la lengua, desde Holanda traia quesos de sol que cantaban como el ruiseñor.

 

El condor de los andes, solitario, entristecido, sus alas no brillan, sus ojos fijos en el cielo, sus oidos atentos al silbido de las alas que atraviesan las montañas merideñas, suena el frio en lo alto y su jaula le mantiene en cautiverio, su abrigo blanco recompone, sus alas negras se mueven con la llegada de la brisa en medio del hielo, sus patas gruesas y amarillentas, callosas y su pico dorados, si le miras de cerca te dice rapido..... que extraña la naturaleza con sus picos muy alto, el viento zarandea la jaula, su columpio, y bota el agua para que no padezca de sed ¿por que la bota?, esta preso y en peligro de extncion; cuentan las montañas que a las nueve de la mañana pasa el condor entre las montañas, baja su pico y echa un vistazo  al que preso esta entre ejemplares y trampas, su collar marfil se ve reflejado en los cielos, sus patas no se mueven... parece estatua, su gorrete negro y su pico afilado, su gabardina desgastada, su buanda blanca y cae despacio la brisa acompañada de nieve de la montaña, suena un silbido que viene de adentro, de adentro del pecho del condeor de los andes entre montañas quejumbrosas, lajas cortantes y un dia me quede parada mirando su jaula, miraba sus ojos vridriosos de aspecto desecado, mis lagrimas corrian al ver su tristeza plasmada en la aventura de la linertad, en los cielos blancos y llenos los abismos de yagrumos encantados, un dia le dibujaba al condor condenado mirando las montañas de donde sale el viento frio, el diablo encaminado y las ajulas de hierro que atrapan su cuerpo, solo sale el aliento del pajaro y sus plumas se han transformado, corren mis lagrimas a encotnrarse con el rio y el canto del condor de las jaulas endemoniadas con texto don dicen que le ahn sacado, exterminada especie de las montañas altas, mi tristeza abarca todo el sueño y se torna triste mi pensamiento.

 

FELICES NAVIDADES Y PROSPERO AÑO NUEVO

A  los Blogueros de Libro de Arena les presento la sala de mi casa en Barquisiemto, estado Lara- venezuela

 

A todos les presento parte de mi habitacion, lugar desde donde trabajo las paginas, los blog, opino y doy comentarios, un lugar sencillo, humilde y comida para los curiosos

Un poco del hogar de chinca C. Salas R, espero presentarles la cocina, otra habitacion, la terraza.... Nada que ocultar.

EL ARTE

 

Chinca C. Salas R

 

 

EL FRANCISCANO

 

 EL VIEJO

 

GANSO

 

HONGOS

 

JOHN DAU

 

LA ARDILLA

Solo arte

 

Chinca C. Sañas R

           DESNUDO

                        EL MAQUINISTA

                      EL  NOTABLE

                  EL  PARQUE

       

    EL   TE                                                                                           



ofertas black friday | Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2017 © librodearena.com