Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a blascubells            5 libros en su biblioteca
     7 valoraciones      116 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

Reflexiones

Vivir y escribir, escribir y vivir, todo es uno y lo mismo.


Nuestro centro

Tengo la idea de que todos nosotros tenemos ?nuestro centro?, un lugar desde el cual somos el mejor que podemos ser en ese momento, un eje que sin embargo puede ser fácilmente alterado si nos dejamos desplazar de él por las miles de vicisitudes de nuestra vida, ya sea por demasiada lectura o trabajo, desavenencias con familiares o amigos, un asunto en el que te hayas implicado en exceso, un gasto imprevisto que nos trastoca la economía, en fin, ¡puede ser por tantas cosas! Digo todo esto porque yo mismo me vi, durante unos días, desplazado de mi centro, y tardé un tiempo en recuperarlo del todo. Me di cuenta porque, entre otras cosas, a la hora de escribir sólo se me ocurrían ideas relacionadas con aquello que me había tenido algo desubicado (tampoco hay que exagerar) y por que me pasaron algunas cosas que son como indicios de que algo en mi estaba desajustado, quizás os cueste creerlo pero esto es algo que llevo tiempo observando. Si habéis visto la película ?Grupo Salvaje? recordaréis que, al principio, mientras pasan los titulares, aparecen en pantalla unos niños que, dentro de un círculo de fuego (si no recuerdo mal), enfrentan a un escorpión con una tarántula, con lo cual te muestran una mini escena de violencia. Esos fotogramas están sabiamente rodados (más allá de que la película tiene escenas muy fuertes), pues le da al espectador una muestra de lo que minutos más tarde sucederá en el pueblo, y no sigo para no chafar la trama a quien no la haya visto y tenga intención de hacerlo. En mi caso, hace ya algún tiempo, caí enfermo por algo que me sentó mal, y yo no suelo ponerme malo (mala hierba nunca muere), y en esos días casi se me lleva un coche por delante cuando conducía la moto, y soy bastante prudente os lo aseguro. Todo eso hizo darme cuenta de que había perdido mi centro, el eje desde el que las cosas me suelen salir bien y todo fluye. Afortunadamente, hoy todo vuelve a estar en su sitio, o más o menos. Os deseo a todos un buen y centrado fin de semana. www.blascubells.com

Documental "El Secreto", la ley de la atracción

"El Secreto", o "La ley de la atracción", o "The Secret" (VOS), como es conocido este documental, tiene un estilo muy de "teletienda", como de "telepredicador", por lo cual tira un poco para atrás, pero debo reconocer que, a pesar de su presentación muy populista, exagerada y comercial, se apoya en ideas filosóficas y científicas que sí son de mi gusto, como por ejemplo los principios del Kybalión (todo es mental), o los textos de ese otro libro muy recomendable "Iluminación para holgazanes", o los descubrimientos y teorías de la física cuántica al afirmar que el Universo es holográfico y por lo tanto todo está en todo y todo se relaciona con todo. En fin juzgad por vosotros mismos, yo sólo puedo deciros que estoy de acuerdo en muchas de las cosas que afirman, y además se basan en frases de grandes personajes de la historia. Un documental que recomiendo, aunque no me guste del todo el enfoque que le han dado, que conste.

www.blascubells.com

Bajo el sol de la Toscana

Normalmente estamos acostumbrados a que a una causa le suceda un efecto: yo empujo una mesa y la mesa se mueve. Por eso me llamó la atención una frase que sale en la película ?Bajo el sol de la Toscana? donde se invierten los términos, es decir que un efecto puede también invocar a la causa, como si causa y efecto no tuvieran que ir siempre en ese mismo orden. También recuerdo que algo así leí en el libro ?Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus? donde se recomienda a los hombres poco dados a sentir cariño que hagan un regalo, porque el acto (efecto) de regalar y ser generosos, hará que sientan el cariño que les faltaba y que hubiera motivado el regalo. La escena de la película dice algo así: En cierta ocasión, construyeron en Suiza las vías de un tren para traspasar las montañas, aún sabiendo que en ese momento no existía ningún tren capaz de recorrerlas, pero pasados unos años la tecnología fue capaz de crear uno. También esto me recuerda a esa otra frase ?cuando el discípulo está preparado aparece el maestro?. ¿No es lo lógico que primero esté el maestro y luego aparezcan los discípulos? ¿Qué fue primero el huevo o la gallina? Incluso se me ocurre pensar que el éxito de las psicomagias de Jodorowsky van este sentido: modifiquemos el efecto de las cosas y cambiaremos la causa que un su día nos llevó a una situación no deseable. En fin, hoy prefiero no sacar conclusiones, ahí dejo esa reflexión en voz alta. www.blascubells.com

Androides que nos emocionan

Desde muy joven siempre me llamaron la atención esas películas donde una máquina, un cerebro electrónico, acababa comportándose como un ser humano. Recuerdo que solía reflexionar: si el hombre es una máquina, ¿por qué no va a ser posible crear una máquina tan perfecta que sea capaz de dar a luz un alma, o encarnarla? Ya se que es ingenuo pensar eso, que a lo más que podemos llegar es a la inteligencia artificial, y que en tal caso no se deja de actuar con respuestas automáticas, muy sofisticadas, pero programables a fin de cuentas. Pero entonces, ¿Por qué nos emociona tanto ver a una máquina con sentimientos? Es una formula que funciona y el cine ha dado buena muestra de ello, por ejemplo: - 2001: Una odisea del espacio. Dirigida por Stanley Kubrick en 1968, en ella el ordenador HAL 9000 se equivoca y para disimular (muy humano) se carga a varios tripulantes. - Engendro mecánico , película de 1977 dirigida por Donald Cammell. En ella un superordenador se niega a decir como sacar petróleo del fondo del océano para no perjudicar la vida marina, y luego se las arregla para renacer en un ser de carne y hueso. - Blade Runner, dirigida por Ridley Scout y estrenada en 1982. Todo un clásico de la ciencia ficción, donde el androide Nexus-6, poco antes de morir, se convierte en poeta cantando a la belleza de todo lo que ha visto, y muestra su pena porque todo eso se perderá en el tiempo "como lágrimas en la lluvia". - Yo, Robot de Alex Proyas, protagonizada por Will Smith. En donde el robot NS-5 desarrolla simpatías y hasta podemos encontrar psicólogos de robots. - El hombre bicentenario, protagonizada por Robin Williams y dirigida por Chris Columbus. Un alma de artista surge en Andrew, un autómata de serie. Personalmente, la que más me ha emocionado siempre es Blade Runner, y las razones que se me ocurren son varias, por un lado sigue siendo un misterio cómo el hombre dejó de ser animal, regido por instintos (hombre-máquina), y pegó el salto para convertirse en un ser consciente de sí mismo (unos más que otros, claro), con toda su riqueza de sentimientos, ideas, expresiones, etc. Es como si, esos argumentos de película, nos pusieran frente al misterio de esa realidad de una forma directa y desnuda. Creo que nos identificamos con las máquinas, con esos androides programados que no saben hacer otra cosa que repetir y repetir (algo que el ser humano también hace), y no podemos dejar de emocionarnos cuando uno de ellos, de manera inexplicable, rompe con las cadenas de su automatismo, y se convierte en... "algo más". ------------------------------------ En mi web tengo un artículo más compelto sobre Blade Runner: ¿Qué nos hace humanos? Blade Runner 25 Aniversario

Doctor Zhivago

Películas como estas, donde el amor se parte y se reparte entre dos personajes (también en ?El príncipe de las mareas?), siempre son muy emotivas y dan que pensar, pues a veces uno se queda con el primer amor que encuentra en la vida, sin tener en cuenta que más adelante puede venir uno mayor, más fuerte y apasionado, al que no puede acceder sin crear un drama en el entorno familiar y, lo que es aún peor, en nuestra propia conciencia, a menos que seamos libres de la moral que llevamos metida en los genes, pero ¿quién realmente lo es? Pero no es sobre esto que quiero reflexionar hoy, sino sobre uno de los personajes secundarios de la película, que pude volver a ver hace poco, y que en apariencia es una mala persona, un ?cabrón? hablando en plata. Se trata de Víctor Komarovsky, consejero-amante de la madre de Lara, y que también tuvo relaciones con la propia Lara siendo ésta muy joven, con lo cual la tiene en cierto modo apresada. Pero no es cuestión de contar todo el argumento de "Doctor Zhivago", por lo que me ceñiré a destacar aquello que me llama la atención de Victor. Víctor Komarovsky es un alto personaje de la nobleza o la alta burguesía (no lo recuerdo bien), le gustan las mujeres, el juego, conversar con los amigos, la buena vida, y sin embargo simpatiza con los bolcheviques por el grado de injusticia que la aristocracia rusa impone al pueblo, de hecho llega a ser ministro de justicia dentro de la revolución rusa. Su lado más odioso es el aprovecharse de la viuda y de su hija (Lara) para satisfacer su propia lujuria. En un momento de la película él le dice a ella que no le trate con tanto respeto dada la relación que hay entre ellos, ella, ante su mirada de deseo, le suplica: no Víctor, por favor no. Pero él, muy seguro de la condición humana, le responde que hay dos tipos de mujeres, y que ella está entre las golfas, entonces la fuerza en un principio, pero luego ella se deja hacer. Victor se marcha todo altanero asegurándola que si piensa que ha sido forzada está completamente equivocada, sin comprender en absoluto, según mi opinión, la verdadera grandeza de Lara, pues, a pesar de todo, ella comprende y tiene afecto por ese hombre en realidad atormentado. Sin embargo, las últimas palabras de Víctor, hacen que Lara se sienta humillada, con lo que cogiendo una pistola se dirige hacia donde él jugaba a las cartas y allí, delante de todos, le pega un tiro en el brazo, no lo acribilla a tiros, más propio de las películas modernas, si no que sólo le hiere. Ella es prendida para ser entregada a la policía, pero Víctor, en un gesto que le honra, pide que la dejen marchar, acaba de ganarse su respeto, y por otro lado, de enamorar al Dr. Zhivago que presencia el valor de Lara. A lo largo de la película nuestro personaje se presentará ante la pareja enamorada (siempre en peligro), tratando de ayudarles (pues en el fondo admira la entereza que tienen, y el amor que los une), y mostrando cierta desilusión de cómo está marchando la revolución, repitiéndole al Dr. Zhivago que tiene una idea muy equivocada de él, seguramente tan equivocada como la mayoría de los que han visto la película ¿me equivoco? Sin embargo para mí representa un personaje de una fuerza y autenticidad impresionante. Creo que esta obra, de Boris Pasternak, merece ser leída, la pondré en mi lista de espera. www.blascubells.com



ofertas black friday | Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2017 © librodearena.com