Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a Artemis            1 libros en su biblioteca
     0 valoraciones      138 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

LOS SONIDOS DEL SILENCIO

Autista es simplemente el nombre que se le da a un tipo de comportamiento que dura toda la vida
Luke Jackson
Vadeando la bruma
del eterno desconcierto
tus párpados me hieren
tan lejanos como ausentes,
atrapando entre la red de las pestañas,
mariposas invisibles
que engalanan tu universo de cristal.
Acaricias con un mantra
las burbujas de emociones
que reposan en el fondo de tus sueños,
revistiendo de ternura
el color de la sonrisa que dedicas
a esa estrella en la que vagas.
 
Me pregunto, angel mío,
donde anidan los fantasmas
que perturban tu sosiego,
donde habitan los temores
que amordazan tus palabras, 
con qué llenas el vacío de tus ojos
cuando un roce repentino
desconcierta el breve espacio
que conforma tu universo.
 
Y a la boca de la gruta
en la que nacen las ausencias,
a la puerta de esa cárcel
donde guardas tus secretos
yo, siembro un campo de rutinas
que desgastan poco a poco
las cadenas de tu alma. 
 
No me importa que te instales en la niebla
mientras pueda rescatarte de sus brazos.
No me asusta la afonía de tus besos
mientras sepa
que en el fondo de ese abismo
suena el eco de la paz de tu mirada,
             que se arrulla
                        en las notas más sublimes
del sonido del silencio.
 

TACTO

Image and video hosting by TinyPic

 

Me acerco a ti en silencio,

tenaz,

como esa lluvia

que colma la sed de un suelo fértil,

sutil como la lágrima

que da cuerpo a una emoción.

Mi hambre y tu deseo…              

                               un tropiezo afortunado.

Impaciente reclamas mi calor,

y sí,

yo me acerco

sin otro destino que fundirme en tu sangre

arder en tu voz,

y librar esta batalla

de la que no vamos a salir ilesos.

Llevo grabado bajo los párpados

el tacto de tu piel

para dibujar a ciegas tu sonrisa

perfilando,

con la yema de mis dedos

el rictus de tu felicidad.

 

Y ya ves…

por más que lo he intentado

todavía no he podido averiguar

cuánto amor 

              es capaz de contener una caricia.

 

RECORTES DE OTOÑO

Image and video hosting by TinyPic

 

Encontraste el camino

                y yo no pude, no supe,

no quise evitarlo.

Te acercó la brisa de un mar

inesperadamente fresco y misterioso.

Varaste tu cansancio

en mis arenas

a la orilla de una noche infinita,

paciente,

aguardando mis pasos

y asediando mis silencios.

 

De qué forma tan sutil te acercaste a mi vida…

 

Temblé,

apenas un susurro y temblé;

te sabía llegando.

Deseé tu boca

en el mismo instante en que tu voz

doblegó mis intenciones,

vencidas y entregadas

a la vehemente inconsciencia de tus brazos.

Temblaron las huellas

de aquella nostalgia que impregnaba mis versos,

los cimientos de una soledad remota

que de pronto se antojó desconocida.

Y sin querer

se nos coló el otoño en los bolsillos

aquella tarde de lluvia

que nos dejó,

la conciencia sin excusas

el corazón en carne viva

y el alma llena de atardeceres.

 

Hoy,

aún a veces pretendes eludir

el eco ronco de ese tiempo

que huye vacío sin nada de ti,

de mí

de ese nosotros que anochece

en eterna rebeldía.

Y no puedes,

porque esas horas que se van, amor,

                                               también nos pertenecen.

 

IN ALBIS

Image and video hosting by TinyPic

 

Y si la voz

no llegase a tiempo de romper este silencio,

si acaso los senderos de tinta

no consiguieran esta noche,     

                               otra vez,

conducirme a la Fuente de Castalia….

Caos de letras sin sentido

la incoherencia del orden

a través del desconcierto,

fuego en los ojos

como una suerte de infierno incombustible,

ternura en la piel

cicatrices al tacto del alma

y en las yemas de los dedos, sin embargo

solo miedo,

un miedo atroz al vacío.

 

En blanco.

Con el rumor de este verso inconcluso

impregnado ya del aroma de diciembre,

cierro los ojos y recuesto mi pereza

a la orilla de un desierto de palabras.

Si aparece la poesía

que me encuentre  soñando.

PASOS CONOCIDOS

Image and video hosting by TinyPic

Me miras,

como se miran las bocas

sedientas de otros labios

destapando la ausencia

de un pudor inmerecido.

Todavía me asombra

que el sonido de tu nombre

humedecido en la lengua

me provoque esta dulce

sensación de plenitud.

Cierro los ojos,

voy a esperar a que descifres

el enigma del silencio.

 

Sé que te acercas,

te delata ese andar

            elegante e impreciso

de los pasos que conocen el camino que transitan.

No hay piedras, no hay muros

no hay lastre que ofrezca resistencia.

La piel es agua y se desborda

cuando acallas con un gesto

detenido al borde de mi rostro

el latido feroz de la caricia

que te arde en la mano.

 

Tiemblo

como ayer

como mañana,

con la urgencia de un beso

a punto de nacer,

con la calma de un suicida

de puntillas ante el borde del abismo.

Tiembla mi sangre, mi voz

                        tiembla mi piel

antes de que tomes de mi cuerpo

lo que es tuyo.

Antes de que el cielo se derrumbe

por fin, sobre mi espalda,

desafiando la métrica imposible de aquellos versos

que ahogamos en la absenta del olvido.

Antes de que tu alma,

cincelada a la medida de mi infierno

vuelva a morir esta noche

                        entre mis brazos.

 



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2014 © librodearena.com