Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a paola-paola            121 libros en su biblioteca
     186 valoraciones      17 posts en su blog      Es lector de 5 grupos

punto y seguido

Brindo por quienes nos hablan, nos escuchan, nos hacen reír, lloran con nosotros y nos dan un abrazo y un pañuelo, y esperan que dejemos de hacerlo, y nos dejan llorar con ellos, por aquellos que siempre están al otro lado del teléfono o del correo electrónico. Por los que nos traen la alegría. Bienvenidos.


Reencuentro

Hola a todos. Simplemente quería pasar por aquí a saludaros. Hace mucho que no escribo nada, aunque voy entrando en vuestras casas a ratitos para ver como os va. Veo a nuestra Abuela Normanda, tan activa como siempre, preocupada por quienes no vuelven, a Patricia inagotable que siempre nos deja una pincelada de belleza, a Jose y Tina con los resúmenes de sus lecturas. Y a muchos más que ahora no voy a poner porque esto sería el cuento de nunca acabar. Yo estoy un poco apática, y por eso apenas leo nada nuevo. Releo libros ya conocidos. Y a ser posible libros ligeritos, aventuras, que me evadan de esta realidad que nos rodea. Veo a mi alrededor una desesperanza generalizada, un sentimiento derrotista, que me lleva a libros de vampiros, magos, reyes de reinos fantásticos...en fin historias que me sacan de un contexto de crisis, deshaucios, prestaciones que se acaban...aunque sea por unas horas. Me doy cuenta que este comportamiento mío de recluirme, de hablar poco, de salir poco,  no ha sido solo en este mundo virtual, sino en el real. Pocas reuniones con amigos, pocas fiestas, he pasado de desear compartir mis pensamientos con amigos a encerrarme en mí misma. Ha sido un año de recogimiento. Mis mejores momentos han sido en verano, en Cádiz, en esas playas inmensas, a primera hora, antes de que llegara mucha gente...a ellas vuelvo cerrando los ojos de vez en cuando, cuando la realidad se vuelve demasiado gris. A ese azul infinito.


Os quería dar las gracias por estar ahí, por esos mensajes que me dejais de vez en cuando, por escribir esos post que me hacen reír y pensar. Y os quería desear lo mejor para el próximo año. Sed felices.

Denunciar

Lo que hay que oir.

Se veían cada día a la entrada y salida de las clases, no eran amigas íntimas pero sí tenían una relación cordial, se hacían favores como recoger una los niños de la otra,  iban juntas al parque, se invitaban a los respectivos cumpleaños y de vez en cuando quedaban para tomar un café y hablar un rato. No tenían mucho en común aparte de unos hijos en edad similar pero ámbas eran dicharacheras y aunque las separaban bastantes años, habían congeniado bien desde los tiempos de la guardería. La más mayor dejaba a sus hijos en clase y salía disparada hacia el autobús para llegar al trabajo, la más joven se quedaba un rato en la puerta del colegio hablando con otros padres y normalmente acababan todos tomando un café en el bar de enfrente.


Últimamente la más joven, se quejaba de que con la crisis el dinero no les llegaba y que  iba a tener que ponerse a limpiar algunas casas para completar el sueldo del marido. Ella no había trabajado nunca exceptuando un par de años cuando se fue a vivir con su pareja y antes de quedarse embarazada sin proponérselo de su primer hijo. Después de éste, quisieron ir pronto a por la parejita y resulta que la parejita se convirtió en un trío cuando decidieron celebrar por todo lo alto y sin precauciones el triplete de su equipo. Ahora tenía unos treinta años, ninguna experiencia laboral y tres niños a su cargo.


La más mayor trabajaba desde que acabó de estudiar y hacía filigranas con los horarios para poder llegar a todo, como muchas compañeras de trabajo. Le hubiera gustado dejar de hacerlo una temporada, pedirse una excedencia  y dedicarle más tiempo a sus hijos pero el salario del marido no daba para la hipoteca, el coche de segunda mano y todos los gastos que tenían.  Es cierto que pidió reducción de jornada y se apretaron el cinturón pero a veces pensaba que le hubiera gustado criar a sus hijos de otra manera, ir a buscarlos a la hora de la comida y no tener que dejarlos en el comedor del colegio, colaborar con el ampa, llevarlos ella a piscina en vez de los abuelos o la canguro, pero no podía ser.


Como eran dos asalariados en casa, poco más que mileuristas, jamás habían optado a una beca, ni de libros, ni de comedor, ni de las colonias de verano. Siempre estaban por encima de los ingresos mínimos. Ella pensaba que si había alguien que con dos hijos ganara menos de lo que marcaban aquellos baremos y salía adelante, tendrían que nombrarlo ministro de economía.


Aquel día, las dos mujeres, se encontraron en la puerta a las tres, ya que habían tenido tutorías con sus respectivas maestras.


-¿Te vienes a tomar un café? -le preguntó la más mayor-. Ya que hoy he tenido que salir antes de trabajar quiero aprovechar para hacer lo que otros días no puedo.


-Es que tengo que hablar con el director.


-¿Te pasa algo con alguno de los niños?


-No, es que me ha llegado la beca del comedor y la de los libros y tengo que entregársela para que no me pasen el recibo este mes. Así ellos cobran la beca.


-Lo había olvidado, que nos pasan una parte de los libros este mes,  ¡precisamente ahora que me ha llegado la contribución! Bueno, tendré que dejar la peluquería para el mes que viene.


-A mí menos mal que me la han dado, porque es que no me llega para nada, que si el material, el seguro escolar, el ampa, los libros.....con tres niños ya me dirás.


Tomaron el café y cotillearon un rato. Cuando se iban, pagó la más mayor...


-Deja, yo te invito.


-Gracias, cuando mejoren las cosas te tengo que invitar a comer, que no sé cuantos cafés te debo...


-Bueno, pues nada, si no nos vemos esta tarde que te vaya bien el puente. ¿Os ireis al pueblo de tu madre?


-No -contestó la más joven con cara de horror-, aquello está aburridisimo en invierno, no hay nada que hacer.


-Entonces si os quedais por aquí igual nos vemos, porque nosotros no tenemos puente. En la empresa están apretando mucho y no están por dar días libres.


-No, no nos quedamos, hemos decidido irnos a Eurodisney estos cuatro días. Es que en casa nos agobiamos mucho y a los niños les hace mucha ilusión así que le hemos pedido un préstamo a mi padre y cuando Raúl cobre la paga de Navidad se lo devolveremos.


-¡Ah, vale, pues.....que os divirtais!


En el camino a casa, aquella mujer, la más mayor no paró de repetirse todo el rato...


-Pringada, que eres una pringada....

Denunciar

Siempre Navidad

Hola a todos. Nunca me ha gustado la Navidad, no sé por qué, ni de pequeña. Anhelaba regalos, juguetes, sorpresas, como todos los niños pero en el fondo siempre me producía una sensación triste. Ya de mayor he pensado que igual se debía precisamente a esa especie de decepción o desilusión que nos cae encima cuando por fin conseguimos algo que hemos deseado durante tanto tiempo. Quizás después de soñar durante meses con la Nancy Novia, una vez que la tenía en la mano desaparecía la ilusión que era mejor que la muñeca de marras. No sé, tampoco soy una persona difícil de contentar y creo que no soy muy  complicada. Siempre me ha molestado esa vorágine de las compras,  gastar tanto en chorradas, me parece que la alegría que se respira es un tanto ficticia y comercial....Quizás las explicación es mucho más fácil y  la causa de mi poco entusiamo por la Navidad sea que cae en invierno y yo renazco en la primavera, soy de sol, de días largos y cálidos y no de este frío que me acobarda a la hora de salir de casa y me hace encogerme y envolverme en toneladas de ropa.


Pero en fin, como esto de la estación del año no tiene remedio (porque no creo que Rajoy que nos va a poner el día 1 de mayo el 2 si cae en lunes sea capaz de trasladar la Navidad a agosto) hay que conformarse con lo que hay y encontrar el lado positivo a estas fiestas. Y hoy mirando el correo electrónico y los sms, y el facebook y demás medios de comunicación me he descubierto pensando que igual no estaba mal que fuera Navidad todo el año. Sí, porque es la ocasión en la que parece que tenemos tiempo para felicitar y llamar por teléfono a esa amiga a la que apenas ves por falta de tiempo y que tanto significa para ti, porque es bonito recibir mensajes de familiares que están lejos y con quienes siempre te apetece hablar aunque se pasan los días y no lo haces, porque es agradable recibir por sorpresa aquella felicitación de aquel profesor que a lo largo del tiempo se ha mantenido fiel a su promesa de felicitarte cada año....


Y ojalá fuera Navidad todo el año porque de alguna manera saca lo mejor de mucha gente, se incrementan los donativos, los regalos a niños sin recursos, la gente está más predispuesta a la solidaridad. Y nos reímos más, y nos abrazamos y besamos más. Así que desde aquí envío un beso para cada uno de vosotros agradeciendo al destino ¿? que os haya puesto en mi camino. Feliz Navidad y buen 2012. Felices lecturas.

Denunciar

Vaya tarde

No sé si he comentado por algún sitio en estas arenas que no soy aficionada a la televisión. No es por echarme flores o porque piense que proclamarse antitele dé una cierta pátina de intelectualidad. Ni mucho menos. Hay temporadas en las que me engancho a series como Friends, Cuéntame (es mi favorita), Perdidos, Siete vidas, o 24, pero el resto de la programación me resulta bastante ajena. Además, y todo hay que decirlo, en los últimos años tenemos monopolizado el mando con Clan.


Pero esta tarde que más o menos tenía programada, se me ha ido al traste debido a la tele. Está lloviendo, mucho y mientras me disponía a comer la he encendido. He llegado al final del telediario y me he puesto a hacer zaping porque empezaban varias telenovelas que no sigo y quería ver si continuaban reponiendo en Nova o en Neox, Friends. No era así y he llegado a la Sexta 3 ¿Y qué me he encontrado allí? Magnolias de acero. Y estaba empezando.


Tenía que haber cambiado de canal inmediatamente pero no he sido capaz. Mi curso de inglés me esperaba, mi fregadero con los platos también, un montón de ropa para planchar y buscar un hotel para el puente de diciembre en internet era otra tarea pendiente. Pues no. No he podido despegarme de la tele. Y lo sabía, sabía que iba a darme un lote de llorar que para qué. Ha sido apoteósico. Mira que ya la había visto, pero no he podido dejarla. Me voy enganchando a esa historia de amistad entre mujeres, a la manera en que se apoyan y consuelan y me emociono. Mujeres que se toman la vida como viene, que la encaran con optimismo, que sacan fuerzas de donde sea y que juntas atraviesan los peores momentos de la vida.


Me emociona tanto porque lo veo a mi alrededor, quizás no de manera tan novelesca, pero veo a esas madres que se cuidan mutuamente los hijos para poder compaginar trabajo, casa y niños, que se mienten unas a otras alabando esa dieta que les ha hecho perder un par de kilos, que se fijan en ti cuando vas a la peluquería y ni tu marido se da cuenta, que si se enteran de que tienes a alguien en el hospital enseguida te dicen: si necesitas algo ya sabes...


He llorado como una magdalena, aprovechando que estaba sola y que nadie me iba a preguntar el por qué, se me han hichado los ojos y encima tengo los deberes de inglés por hacer y la casa patas arriba pero ¡qué a gusto me he quedado!. Es una película triste pero que en el fondo te deja una sensación cálida, dulce, un sitio para la esperanza sabiendo que mientras tengas amigas todo será mucho más fácil.


Desde aquí un saludo a todas las mujeres y a sus amigas.

Denunciar

¿Educación? Precisemos.

El otro día tuve que ir a una boda por compromiso, de mala gana, vamos lo que se dice por cumplir y sin que me quedaran muchas alternativas. Se casaba de uno de los jefes de mi pareja. Se trataba de un boda de "alto copete" como hubiera dicho mi abuela. Que no sé yo a cuento de qué los jefes se empeñan en invitar a sus empleados a estos acontecimientos, porque en vez de hacerles un favor, lo que te hacen es una auténtica putada..Cómprate ropa, zapatos, peluquería, canguro y....encima hazles un regalo. ¿Y qué le regalas a unas personas que tienen de todo, incluyendo dos barcos por poner un ejemplo? Sea lo que sea para el invitado supone una pasta y para los novios una ridiculez.


Pero a lo que iba, que me desvío del tema que os quería contar, la cena tenía lugar en un antiguo palacete restaurado, en la zona alta de la ciudad, y donde todo tenía un toque pijo impresionante. Allí había docenas de hijos de papá, todos haciendo masters interminables en el extranjero porque "hoy por hoy no me apetece continuar con la empresa de la familia...De momento estoy haciendo un master en relaciones internacionales en USA y luego ya veremos...." , un montón de señoras todas a juego, con sus medias melenas rubias y sus correspondientes liftings que les daban un aire familiar, como si fueran hermanas, y grupos de hombres con relojes Patek Philippe que costaban más de lo que gano yo en un año, hablando de inversiones y de SICAV...


En estos sitios, yo siempre le tengo dicho a mi marido que no se adelante, que mire y se comporte como los demás y sobre todo...."No se te ocurra quitarte la chaqueta en la mesa, como mucho te desabrochas dos botones...." Yo no es que me mueva mucho en estos círculos, pero una lee revistas y libros, y ve programas de Carmen Lomana y algo se le queda. Pues bien, después de casi dos horas de pie, entre bandejas de canapés con nombres larguísimos en fránces y que no dejaban de ser bolitas de queso con nueces y minis de jamón (todo buenísimo eso sí, pero parece que si se les deja el nombre en español pierden categoría), pues eso, que después de aguantar encima de los tacones aquel aperitivo interminable, nos pasan al salón y ¿qué hace mi media naranja? Se quita la chaqueta y la cuelga tan pancho en el respaldo de la silla. Le faltó desabrocharse los botones de las muñecas y subirse las mangas. Como era de esperar, sus compañeros de mesa, todos empleados y un cliente de su jefe (uno de esos con reloj carísimo pero que había hecho gran parte de su fortuna con el negocio de la chatarra y defraudaba a Hacienda millones cada año por algún tema de IVA según comentaban ), se lo dijeron, pero él se plantó, adujo que allí dentro hacía mucha calor y que ahora que se la había quitado sin darse cuenta, no iba a volver a ponérsela.


A continuación empezó un debate y de repente, todos aquellos personajes de medio pelo, empezaron a utilizar la expresión "mala educación" Y eso sí que no, por ahí no paso. La lengua castellana es demasiado rica para no poder expresar las cosas de una manera más precisa.


 -¿Cómo que mala educación? salté yo que hasta el momento había permanecido callada porque no conocía a nadie en aquella mesa excepto a la secretaria. Todos me miraron extrañados como si hasta aquel momento no se hubieran dando cuenta de mi presencia. -Sí, estabais hablando de mala educación -insistí- mala educación ¿de quién?.


Silencio.


 - Mala educación -continué ya lanzada- es lo que he visto yo aquí en lo que llevamos de boda. Empujones en el aperitivo como si la bebida fuera a acabarse, tirar los palitos de las brochetas al suelo como quien no quiere la cosa si no había una mesa o un camarero cerca para dejarlos, gastar bromas pesadas a los camareros que tienen que sonreir porque para eso les pagan aunque la bromita les siente como una patada en...la espinilla, beber más de la cuenta y no ceder el paso a las personas mayores a la hora de acercarse al bufet. Eso es mala educación. Lo de quitarse la chaqueta o dejársela puesta es una norma de etiqueta, que se puede conocer o no pero que no hace la vida de la gente más sencilla ni favorece la convivencia ¿captais la diferencia?


Continuó el silencio.


 - Pues existe. Y ahora si me disculpais un momento.....Por cierto -añadí cuando vi que nadie se movía y que incluso evitaban mirarme- no es necesario que los caballeros se levanten.


Automáticamente y con la cara enrojecida se oyó como se arrastraban a la vez varias sillas....


 


 

Denunciar

Encantada de volver

Hola a todos y todas de nuevo. Gracias por vuestros comentarios durante este tiempo en que he estado casi ausente. De vez en cuando pasaba y leía algo pero no solía dejar comentarios pues no me gusta hacerlos al tuntún. Creo que lo que escribís se merece algo más que unas simples palabras por cortesía. He intentado leer la historia de vaqueros de Willow pero voy algo atrasada y lo mismo me pasa con los post del Caballero. También he ido leyendo a ratos sueltos a Bego, a Babyluna, Patricia, Tina, Naná y por supuesto Sira, súper Sira. Y se me quedan más en el tintero. También he añadido algún amigo más aunque no haya podido dejar nada en su casa, pero ahora me propongo ponerme al día. El hecho de que una de las puntas de trabajo durante el año coincida con el final de curso me deja exhausta. ¡Hay que ver la vida social que tienen los niños hoy día! Afortunadamente en el cole hemos coincidido con un grupo de padres encantadores y con los que mi marido y yo congeniamos mucho y lo pasamos muy bien juntos, ya que si no sería imposible salir a cenar, de camping o comer juntos por ejemplo y los niños no disfrutarían como lo hacen. Todas estas cosas se nos han concentrado en el mes de junio así que entre semana el trabajo dejaba poco espacio para otras cosas y los fines de semana estaban todos ocupados. Me da la sensación de que ahora me falta algo, no me acostumbro a tener el sábado y el domingo con la agenda en blanco.


Simplemente quería daros las gracias por haber seguido ahí, por enviarme algún mensaje de vez en cuando (es emocionante que se acuerden de ti cuando no estás) y por seguir escribiendo para que pueda leeros. Supongo que algunos ya estareis de vacaciones, así que para vosotros feliz verano, disfrutad mucho y para el resto, nos seguiremos viendo todavía un tiempo. A nosotros aún nos falta bastante para hacer las maletas. Un beso para todos y deciros que estoy encantada con la vuelta.

Denunciar

Tiempos de impuestos

Estos días tengo poco tiempo para pasar por aquí, me escapo a ratos sueltos y voy comentando brevemente por aquí y por allí. Cuando me quiero dar cuenta Willow ha publicado varios post que no he leído, Sira nos ha dejado varios proverbios y recetas que casi se me han escapado y lo mismo el Caballero o B-Gest. Me encuentro desfasada ¡todos escribís mucho! Os leo y me da la sensación de que me alejo de vosotros, de que no estoy al día. Pero es inevitable, estamos en plena campaña de la....¡declaración de renta!. Y yo trabajo en esos temas....


Nunca pensé que me dedicaría a esto, puesto que soy "de letras puras" como se decía antes, pero la vida a veces te lleva y te trae y lo mismo podía haber acabado de maestra o de costurera.


Y durante estos meses pasa como cuando sacas los Donettes....¡te salen amigos por todas partes! Es increíble, todo el mundo recuerda tu teléfono y tu e-mail. Ni porque ahora en Hacienda se hacen las declaraciones o te envían el borrador a casa baja el número de aspirantes a que les hagas la declaración. Y encima te vienen con eso de "Solo quiero que le eches un vistazo a mis datos" ¿Un vistazo? Hasta el  momento he sido incapaz de calcular solo con una mirada cuánto le va a tocar pagar o le van a devolver a nadie. El día que lo consiga me presento a un concurso de matemáticas.  El vistazo se convierte en consultar sus datos fiscales y en hacer la declaración enterita. Otra frase es "No te va a llevar más de cinco minutos, solo quiero que me repases el borrador" ¿Y cómo lo repaso? ¿a ojo? . Esto supone pedirle que me traiga sus ingresos, su hipoteca, el seguro de vida y hacerle la renta.


Desde el día que empecé a estudiar Derecho ha sido igual. La gente tiene una facilidad para suponer que "sus preguntillas" no tienen dificultad que lo mismo te asaltaban con un divorcio (¿cuánto me tendría que pasar mi exmarido?) que con la expropiación de unos terrenos en el pueblo. ¡Y solo estaba en primer curso!


Me pregunto si a todo el mundo le pasará lo mismo..".Doctor ¿me quitas el apéndice y así ya lo tengo hecho? Total si son cinco minutos....o ¿Por qué no me haces unos planos mientras nos tomamos el aperitivo,  para una casita que me quiero hacer en sierra, tú que eres arquitecto, algo sencillito, no te mates, es por tener una idea..."


Cuando empecé a trabajar donde lo hago actualmente, que depende de la Agencia Tributaria, fue el acabose. ¡¡¡Trabajas en Hacienda!!! No señor, no soy funcionaria, no trabajo en Hacienda, pero bueno sí, en última instancia es la Agencia Tributaria la que controla lo que hago....Bueno pues eso es lo que importa, mejor que tú no me lo va a mirar nadie.....Y una que no sabe decir que no.....así que aquí estoy confirmando borradores y lo que es peor....comunicando que no les van a devolver tanto como pensaban....porque esa es otra, en estos casos parece que la culpa es mía.


Bueno, que me he puesto a escribir esto como válvula de escape porque el otro día vi en televisión un monólogo que hablaba de los "follamigos", lo que en mis tiempos eran amigos con derecho a roce pero acentuado, y se me ocurrió que yo lo que tengo en esta época son "rentamigos" una especie que en esta época de crisis ha aumentado considerablemente pues todos quieren que les devuelvan el primer día.


Así que os dejo que tengo faena. ¡Ah y por supuesto si teneis alguna duda aquí estoy! Un beso y que a todos os devuelvan mucho y muy pronto.

Denunciar

En blanco y negro

Esta es una historia de cuando España existía en blanco y negro. Y no me refiero a los televisores. Estos llegaron más tarde. Hablo de mucho antes. Más de una vez me he dado cuenta de que cuando empiezo a imaginar la vida de mis padres cuando eran niños me la imagino en blanco y negro, como esas fotos que aún conservan. El mundo que les rodeaba tenía pocos colores. En primavera aún existía el rojo de las amapolas o de las fresas, el azul del cielo y el verde de los árboles, pero el resto de estaciones,  los colores eran tan poco luminosos como los tiempos que les tocaba vivir.Los Reyes Magos, que por aquellas tierras y aquellos años ni parecían reyes y mucho menos mágicos dejaban pocos juguetes, no había bonitos papeles de regalo y tampoco bolsas de plástico con logotipos de grandes almacenes  . La ropa gris, blanca o negra era más barata y la de colores se guardaba para las ferias. Las mujeres solían enlazar un luto con otro, el del abuelo con el del padre y con el del marido, en aquellos tiempos de guerra, posguerra y represalias.


 Ella estaba muy contenta, por fin y tras mucho pedirlo le iban a hacer un vestido rosa. No rosa claro, casi blanco, no, rosa rosa, como los que alguna vez había visto en alguna película que el technicolor llevaba a su pueblo. Andaba loca de contenta, se lo harían de media manga, con cuello de barco, ceñido a la cintura y con una amplia falda que imaginaba abriéndose como las alas de una mariposa cuando diera vueltas. Ya las daba en una danza inventada,pensando como lo luciría el día del Corpus.  Le había costado mucho convencer a su madre de que se lo hiciera de ese color. Ésta lo hubiera preferido azul oscuro o gris, que no pareciera tan festivo y así poderlo aprovechar más pues no estaban los tiempos para hacerse mucha ropa, pero ella había insistido tanto y había llorado y suplicado con tanto sentimiento que  al final su madre cedió. La tela había costado cara, no una barbaridad pero sí más de lo acostumbrado y había sido su hermano, que la adoraba, quien ayudó a pagarlo trabajando alguna noche extra en el molino para colaborar en  aquel capricho de la niña.


 -Déjela madre, ¿no ve que le hace mucha ilusión? Ahora podemos pagarlo, más adelante ¡quién sabe!


Eso fue determinante, la opinión del niño de la casa, del primogénito que cuando el padre estaba fuera trabajando, ocupaba el lugar del cabeza de familia. Así que la madre, que nunca vestía de otro color que no fuera el gris, cedió y fueron a la Niña, la mejor costurera del pueblo. Vio a aquella casi adolescente, tan contenta con su corte de tela rosa, con los ojos tan llenos de ilusión que la Niña se esmeró. Cortó un vestido precioso, de ensueño  como dijo Rosita, que por haber estudiado para maestra tenía autoridad para utilizar aquellas expresiones. Le iba como anillo al dedo. Siguió todas sus instrucciones, cuello de barco, media manga hasta el codo y la falda...¡ah la falda!, con unas tablas sabiamente colocadas hacía que tuviera todavía más vuelo si ello era posible.


 -Y para acabar de rematarlo te voy a poner en el cuello y en las mangas esta cinta gris perla que me ha sobrado de hacerle un trabajo a una de las hermanas Ruíz-Marcos, la mayor,  esa señorita tan elegante que siempre que viene de vacaciones me encarga algunos trajes. Ella no la quiere y seguro que no le importa y ¡mira! creo que por aquí tengo el último detalle, unos botones con forma de corazoncitos del mismo color que guardo desde no sé ni cuando....Ea, no te preocupes por el dinero. Son un regalo mío para esta obra de arte de vestido, así me traerás más clientela.


Llegó el día del Corpus y ella estrenó su vestido. No cabía en sí de gozo, todas sus amigas la envidiaron, alabaron el corte, el color, ¡qué suerte, a mí mi madre solo me los hace azules, dice que así los aprovecho más!, todas admiraron el vuelo de la falda y se propusieron conseguir uno similar  para la feria, que llegaría pasados unos meses. Incluso podría jurar que Ignacio, aquel chico tan guapo que veía en la plaza hablando con sus primos, la había mirado más de una vez.


Aquel fue uno de los días más felices de su vida, se sentía como una reina y de vez en cuando no podía evitar mirarse en alguno de los pocos escaparates que había en su pueblo. El rosa le sentaba muy bien, acostumbrada a ir siempre de gris o de blanco....Le dio pena quitárselo cuando llegó la hora de acostarse, y tuvo mucho cuidado de colgarlo muy bien en una de las pocas perchas de su armario, procurando no hacerle ninguna arruga. Se durmió pensando en el buen día que había pasado y en sus sueños, llenos de colorines aquella noche,  se vio bailando con alquien a quien no podía ver muy bien pero que se parecía mucho a Ignacio.


Dos días más tarde llegó a su casa Gonzalo, pariente lejano, diciendo que Don Ramón, el tío de su madre, que había sido maestro de escuela en el pueblo de al lado,  acababa de morir. Ella no pensó nada especial, al fin y al cabo tenía más de ochenta años y lo había visto contadas veces en su vida. Por eso creyó ponerse enferma cuando su madre le dijo que tendrían que guardar luto un año como mínimo por él.


 -Pero madre, no puedo ir de luto a la feria -dijo inocentemente-.


 -Es que no irás a la feria, desde luego, cuando una familia está de luto no hay ferias que valgan. Es mi tío y le debo un respeto y mis hijos también, no vayan a decir que no somos gente de bien.


 -¡Qué no vamos a la feria!   Pero madre si Ud. no veía a su tío desde hacia meses, si no nos visitábamos, recuerde que él nunca ha querido mucho trato con nosotros, que le parecíamos poca cosa, ¡qué más da lo que piense la gente!


 -Eres todavía una niña y no entiendes nada. Hay que temerle más a las malas lenguas que a un toro de Mihura. Llevaremos luto y se acabó y eso me recuerda que tendremos que teñir tu vestido. Mira tú la ocurrencia, ahora nos costará muchísimo teñirlo con ese color tan chillón, ojalá no te hubiera hecho caso y lo hubiésemos hecho más oscuro.


De nada le sirvió esta vez llorar, suplicar, ponerse enferma y volver a rogar. Su maravilloso vestido fue teñido de negro. No podía conservarlo hasta que pasara aquel maldito año porque estaba cambiando y para entonces ya no le estaría bien y además no tenía mucha ropa que ponerse. Al menos pudo conservar aquellos bonitos botones en forma de corazón que no pudieron teñirse. Con ellos, apretados en su mano,  llorando se durmió aquella noche y sus sueños volvieron a ser en blanco y negro.


(Una vez acabado este post me he dado cuenta de que me recordaba una escena de La Casa de Bernarda Alba con Adela y su vestido verde. No ha sido mi intención copiarla puesto que se trata de una historia real. Aunque me he permitido alguna licencia inventada, como la modista, es un recuerdo, aún "doloroso" de la vida de mi madre. Le he oído contar esta historia muchas veces y aún la cuenta indignada y dolida por tal injusticia. "Con catorce años y me obligaron a llevar luto y a teñir mi vestido....¿te lo puedes creer? ¡Con lo bonito que era! A ella le dedico este post y todo mi cariño).

Denunciar
Artículos publicados: 17
1 -  2 -  3 



Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 121 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2014 © librodearena.com