Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a angelonero            0 libros en su biblioteca
     1 valoraciones      192 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

Entrenando para ser un verdadero hijo de puta

servido por  angelonero 18 julio 2009 11 comentarios


 


“Estoy completamente convencido de que si nuestras respectivas madres, en lugar de educarnos como ciudadanos modélicos, hacernos tomar la primera comunión vestidos de marineritos, impedir que violásemos a nuestra prima Mari Carmen (que estaba por la labor) y obligarnos a devolver aquella cartera llena de billetes que encontrábamos en la escalera y que era del vecino del quinto, nos hubieran educado en la convicción de que esta sociedad nuestra es una pura porquería donde sólo los muy canallas ríen todos los días, el mundo funcionaría mucho mejor. En lugar de haber tanta gente buena de la que se aprovecha la gente mala, seríamos todos unos verdaderos hijos de puta, unos asesinos amorales capaces de comernos el hígado de nuestra propia madre.”

ANTONIO SEGURA

 

Con el corazón acorazado por el más duro metal me voy otra vez a la guerra. La Negra viene a buscarme en ese tanque destartalado en el que vivimos nuestras primeras horas de pasión, cuando todo era posible, y todavía no había asombrado lo feo, haciéndose irreversible. Han pasado muchas cosas desde entonces y yo ya no soy el mismo, ni me gustaría volver a serlo. He crecido tanto que solo quiero acariciar montañas, y ya no quiero perseguir nubes o dormir bajo las estrellas.

Por eso me vuelvo cínico, e invento subterfugios a mi silencio de los últimos meses. Ahora me tiene que apetecer el juego, y tengo que ser yo el que ponga las reglas y diga donde y cuando, para que no recoja despistado la tormenta. Así que decido yo donde comemos, en el mismo lugar donde hace una semana comía con otra persona, inventando otra clase de excusas, manteniendo otro tipo de distancias. Me estoy volviendo arisco, como un gato rencoroso.

Aquí me siento en territorio aliado, y las croquetas, los pimientos, el pulpo y las navajas me saben cercano, como si hubiesen salido de mi cocina. Es cierto que a la entrada volvimos a abrazarnos, pero ya no es como antes, y ahora no pongo pasión en el gesto, y lo detengo en cuanto ella hace uno de sus comentarios inconvenientes.

Mientras comemos exagero mis vacaciones, los prados eran más verdes, las montañas más altas, los amigos más amables. Conozco perfectamente lo que ha hecho ella estos días, pero no dejo que me lo cuente hasta que esté convencida de que mis días han sido maravillosos. Después la dejo que se queje de su experiencia en el Gerês, sin nadie que asistiera sus suspiros. Atrapada entre parejas cerradas, sin cómplices. Todo lo contrario a lo que me toco vivir a mí, o por lo menos es lo que intento que crea.

También hablamos de relaciones personales y también aquí la castigo quitando importancia a todas las relaciones que he tenido después de ella, realmente para que piense lo contrario. Si ella estuviera bien no estaría comiendo conmigo, por eso aprovecho para hacer leña del árbol caído. Todo su despliegue de caricias, abrazos y besitos durante la comida es parte de su teatro, y mientras me agasaja pienso como he podido estar enamorado de una comediante de este tipo.

Sé que viene preparada para la playa, pero a mi no me da la gana, y ahora ya no es ella la que manda, así que nos vamos a pasear a Monte Perdido, exactamente como hace una semana. Lo repito como un ritual, comer en el mismo bar, pasear el mismo monte, pero con distinta mujer, como si con esto pudiera vacunarme contra los sentimientos que a menudo mueven mis fronteras emocionales.

¿A que estamos jugando? Yo estoy entrenando para ser un verdadero hijo de puta, por eso al terminar el paseo enciendo el móvil y empiezo a organizar lo que queda del día, a pesar de que ella me propone alargar la velada. Aunque no es ningún angelito y ya tiene otra víctima para sortear la noche.

Denunciar

11 comentarios  -  Escribe aquí tu comentario

lo dijo yuchan 18 julio 2009 | 9:07 PM

La Negra no és más que la vida, una puta e mierda que nos quita sin habernos dado. Ahora que llevas tú los pantalones, vocea desde la ventana quien es el que manda y sal a la guerra y follatela. besos

Denunciar

lo dijo Lady Byron 18 julio 2009 | 9:09 PM

AngeloNero,
Corazas, todo son corazas... ¿Realmente son tan necesarias? ¿Doler para que no nos duelan? ¿Que pasee de nuestra mano el ángel exterminador más asesino para dejar en casa al más amable? Cada uno sabe de sus castigos, de los propios (lo que nos inflingen) y de los que somos verdugos. La medida está en jugar hasta allí donde uno pueda perdonarse luego a sí mismo...
Repetición de rituales... El mismo perro, distinto collar.
Entre tus alas, hoy muy negras, un beso y un abrazo mientras duermo unas horas... Mis trincheras sé que a veces son las tuyas.

Denunciar

lo dijo ishtar 18 julio 2009 | 10:35 PM

no estoy de acuerdo con yuchan, has hecho bien en ser un hijo de puta, la proxima vez que suplique, ya verás, pero en esta vida todos somos comediantes y lo hacemos con quien nos toca.

un beso

Denunciar

lo dijo otro desde la ventana 19 julio 2009 | 6:42 PM

De acuerdo con yuchan

Follatela y dale 100 euros para que se calle

Denunciar

lo dijo Guemes 20 julio 2009 | 1:51 PM

Apuntame a tu lista de hijosdeputa que nos comemos el mundo.

Denunciar

lo dijo johnny stinson 03 septiembre 2010 | 2:34 AM

chapeau! amen! o como l okieras llamar, yo diria k es el blog mas sublime ke e leido desde mi existencia, y creo k tmbn me estoy coonviertiendo en un verdadero hijo de puta ^^,

Denunciar

lo dijo lucía 03 septiembre 2010 | 8:36 AM

Hay muchos que no tienen que entrenar, lo son de nacimiento.

Denunciar

lo dijo buzo del guadalquivir 08 noviembre 2010 | 1:47 AM

El mundo es una república bananera de hijos de puta donde las buenas personas se esconden en la selva haciendo tácticas de guerrilla. Poco a poco van cayendo, pues el enemigo es poderoso, tiene armas y poder. Pero siempre habrá gente dispuesta a echarse al monte. Estoy con ellos. No me van los tiranos. Lo bueno que tiene todo esto es que los hijos de puta se acaban dando entre sí y es gratificante coger un paquete de pipas y sentarse en un banco a ver cómo lo hacen. ¡Pero qué hijo de puta soy!.

Denunciar

lo dijo vyridia 15 marzo 2011 | 11:45 AM

,,,

Denunciar

lo dijo jódete 23 junio 2011 | 5:48 PM

hay que joderse y mandar todo a la mismisima mierda y que se joda el que tenga que joderse

Denunciar

lo dijo De rebote 06 abril 2012 | 6:31 AM

Al final va a resultar que estás aprendiendo

Denunciar

(*) Campos Obligatorios. La dirección de correo no aparecerá publicada.


Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 0 libros



ofertas black friday | Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2017 © librodearena.com