Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a angelonero            0 libros en su biblioteca
     1 valoraciones      192 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

Me acostumbré a rezar para que (no) volvieras

servido por  angelonero 24 febrero 2012 7 comentarios



Débil confianza en la sucesión árida


de la estaciones, en los capítulos


nebulosas de una melancolía,


el desanimo invadiendo las horas


colonizando con cristales los sentires,


tiñendo horizontes con incógnitas


o certeras e inevitables derrotas,


registro de incidencias estériles


que no merecen ser recordadas


y recortan el sentido del tiempo


y del espacio que me habita,


la brevedad de los sentidos compartidos,


un salto al vacío continuo


siguiendo el aliento de las sombras,


anatomía de un fracaso


que suma y sigue restando,


ahora se imponen los silencios,


las líneas que interrumpen


el avance anhelado de los sentidos,


otro inventario de momentos yermos


sin otro sentido que esperar


el añorado abrazo de la tierra.


Denunciar

7 comentarios  -  Escribe aquí tu comentario

lo dijo Artemis 24 febrero 2012 | 9:15 PM

Pasear por la portada de este libro de arena y encontrar tu avatar hace que esta tarde noche de viernes tenga un sentido especial. Tus alas negras sobrevuelan de nuevo nuestras playas.
Feliz encuentro, Anxomouro,incluso a través de esa melancolía que tiñe tu alma con el aroma salobre del naufragio.
Sobre la disección de un fracaso podremos divagar tan eterna como inútilmente, pero tal vez sean unos versos la mejor forma de dibujar su perfil, versos como estos que nos hablan de silencios y sentidos.
Se te echaba de menos,gracias por este regalo inesperado.
Un... bicoliño??? uf cuanto tiempo hacía que no escribía esta palabra, jaja.

Denunciar

lo dijo Tu Maggie 25 febrero 2012 | 12:52 AM

Tres sorpresas en el mismo día...

Sabes que el rumor de tus alas siempre me trae una sonrisa, incluso cuando el agua de los naufragios nos llega al cuello... ¿Recuerdas a Girondo mi querido Fellini? Nosotros sabemos volar, ese es el motivo de la adicción a los abismos: la seguridad de que, con mayores o menores heridas (visibles o no), caer es sinónimo de vida, y ahí es donde siempre vencemos...

¿Algún deseo además de sentir? ¿Algún rabo de nube para la cuenta de las sumas y las restas?

Los regresos, esos que tememos, son los de los espejos. Los de la nostalgia de las ternuras. Dudo que algún día renunciemos a nuestra propia naturaleza, al final acabará resultando que el ángel exterminador es la víctima y no el verdugo.

No tardo. No tardes.

Feliz de esta borrachera de letras.

Bicos, trincheras, y música


Denunciar

lo dijo L'intérieur du Château du Diable (Céline) 25 febrero 2012 | 2:19 PM

Con una rodilla sobre las piedras se envuelve en sus alas negras para que no le invada la mastemah; antes de odiar, seguir siendo piedra, esperar.

En los tiempos violentos que corren es un alivio saber que el ángel caído no nos corta la cabeza a todos para que le adoremos definitivamente. Leer su resignada espera, tan apaciguada, tranquiliza mi caótico mundo.

Feliz de volver a leerle.

CANIBAL

Denunciar

lo dijo a mi Cassiel, a mi diosa, a mon chou 25 febrero 2012 | 3:40 PM

No puedo evitar dejar nuevas huellas.

Los tréboles... Ains!

Os quiero a todos, ya lo sabeis...

Denunciar

lo dijo Angelonero para Artemis 28 febrero 2012 | 11:50 PM

Querida Artemis: estoy convencido de que nuestra historia particular, como todas las historias, gira incesantemente en espiral, y a veces nos hace creer en que volvemos a caminar por caminos ya recorridos.Y no es cierto, es solo una ilusión, porque el tiempo transforma (aunque no cambie su esencia) al caminante y al camino. Somos los mismos pero tan distintos de lo que fuimos...

Por eso en esta nueva etapa que ahora inicio (que quizás sea efímera o eterna) en esta playa necesite de la complicidad de los amigos para volver a encontrar mi espacio.

Gracias por tu cálida acogida.

Con respecto a la melancolía: es ya parte de mi carácter, como mi adicción enfermiza a encadenar abismos y naufragios. No entiendo el significado de la palabra fracaso, porque amar, aunque sea fugazmente y sin ser correspondido en la misma medida, es una derrota a la muerte.

Mi corazón todavía está fuerte para aguantar mil y una batallas.

Un feixe de bicoliños para ti, deusa, co desexo de que algún día podamos partillar todo esto diante dunha taza de café.

Denunciar

lo dijo Cassiel para su Maggie 29 febrero 2012 | 12:01 AM

Sonreímos a los naufragios gracias a un batir de alas rotas o al roce de unas medias empapadas por la lluvia persistente de Hong Kong, porque sabemos, aún en medio de la más terrible de las tempestades, que nuestro destino está en el aliento de las nubes y no en los lechos abisales.

Es cierto que caer es sinónimo de vida, y más aún que cayendo siempre vencemos, porque el que pierde no es otro que el que no arriesga, el que se queda en lo alto del abismo, envidiando los momentos en los que somos viento.

Tu sabes, querida Maggie, quizás mejor que nadie, que nunca me fui del todo de estas playas, aunque el rumor de mis alas dejara de escucharse, como yo siempre supe que nuestro poema a cuatro manos tiene vocación de eternidad, pese al tiempo y a la distancia. Uno no abandona para siempre los lugares comunes, sino que los suma a su imaginario particular, para soportar las noches donde aúllan los recuerdos.

Quizás el Ángel Exterminador tenga también vocación de víctima, y por eso su pulso no siempre es firme cuando empuña su espada de fuego. Invocar el Apocalipsis cuando se han agotado todos los caminos o tal vez un poquito más tarde...

Te renuevo el refugio de mis alas negras.

Denunciar

lo dijo Nero a Canibolo 29 febrero 2012 | 12:04 AM

Mi querido Canibal: volver a sentir sus dientes en mi garganta es una buena terapia para que vuelvan a brotar mis palabras.

Caminando un universo de trincheras, de puentes rotos, de escombros y espinas, alas rotas, pies cenicientos y corazones ensangrentados, muchas veces añoré el aliento de mis compañeros de arena, gladiadores de las letras que, tantas otras veces, sobrevolé desde un cielo de tormenta...

Siga afilando sus dientes, mon ami...

Denunciar

(*) Campos Obligatorios. La dirección de correo no aparecerá publicada.


Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 0 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2014 © librodearena.com