Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a angelonero            0 libros en su biblioteca
     1 valoraciones      192 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

Simulacro de naufragio (XII): Aires del Apocalipsis

servido por  angelonero 30 octubre 2009 4 comentarios

En la visita a la mansión, quizá gracias a los benéficos efectos del narcótico, volví a fabricar respuestas con todos los fragmentos del cometa bajo cuyo influjo continuábamos, de una u otra manera, y sumé todas las llamadas que no habían contestado, esa actitud de naufragas y de piratas, el veneno que destilaban, la manera de secretearse al oído, y esos abrazos de fraternidad en el jardín, con los ojos húmedos, respirando una atmósfera de tragedia.

Y no hubo sogas, ni látigos, ni sollozos, no hubo un sótano donde ahogar sus gritos y los nuestros, quizá porque se nos había acabado el guión y la batería de la cámara, así que volvimos a los coches, aunque uno de ellos hiciera el último intento y enterrara un neumático en una profunda grieta que se abría, como una herida, a la puerta de la casa.

Partimos de tres en tres, que matemáticas de mierda, hacia la penúltima parada de nuestro recorrido, para regar las arenas que teníamos en la garganta, y cuando llegamos allí la temperatura se había incrementado en diez o doce grados, tal vez porque se estaba aproximando la llegada de los cuatro jinetes, y ya sentía su aliento devastador. Cabe la posibilidad que esos aires del Apocalipsis influyeran para que nos fuera imposible franquear la puerta del mesón donde teníamos previsto aplacar nuestra sed, y que para incrementar el desastre el carruaje de Roi se negara a arrancar.

Otra vez fuimos tres, los que quedamos esperando la grúa, y tres, los que partieron hacia la ciudad. Vann y Luna se alejaron en el coche de Gato, que llevaba una sonrisa más grande que la de un niño en la noche de reyes, después de una despedida más breve que el cuento del dinosaurio.

Algunos nos alegramos de perderlas de vista, no todos, e incluso a mi no me importaba que fuese para siempre, que se las tragase la tierra y volvieran para no regresar al infierno de donde habían venido.

Esperamos el rescate entre preocupados y aliviados, haciendo apuestas sobre el futuro que ya estaba a la vuelta de la esquina.

Para incrementar mi deseo de que se acercase el fin del mundo, en el taxi que nos llevo a nuestros cuarteles de invierno ¿ya sé había terminado el verano? Tuvimos que soportar la retransmisión de la batalla entre realistas españoles y republicanos italianos. Otra vez aposté por la derrota, que naturaleza la mía la de nadar contracorriente. Quizás pasaron más cosas en este último días, o quizá todo esto no ocurrió realmente así, y tenga ganas de dramatizar, o de seguir coleccionando palabras sin sentido.



 

Denunciar

4 comentarios  -  Escribe aquí tu comentario

lo dijo joan 30 octubre 2009 | 7:29 PM

y regresamos porque hasta una sonrisa duele y en la vuelta todo vuelve a lo mismo, todo se complica y vamos entrando poco a poco al submundo del que hemos salido
un abrazo

Denunciar

lo dijo Lady Byron 31 octubre 2009 | 7:46 PM

¿Las colecciones de palabras sin sentido se incluyen en las de intangibles? Tengo una gran lista, más larga que la de cualquier cuento de Monterroso...
Quiero pensar que al final, el final no será más que un principio que todavía no sé ver.
Tus matemáticas se asemejan a las mías. No sé de qué me sirve haber aprendido a sumar...
Besos, enterrada entre tus alas. No salgo de ahí, mis ojos están hinchados de llorar y no quiero que nadie me vea. ¿Puedo quedarme?

Denunciar

lo dijo j&h 06 noviembre 2009 | 10:49 PM

¿El final es un círculo?
Saludos,

Denunciar

lo dijo Mistique. 07 noviembre 2009 | 1:27 AM

Final o principio, si..., es un círculo. Cuando no quieres que nadie te vea es porque no te quieres ( espero que ya estés en otra cosa ). Y regresamos porque ya salimos para volver a entrar. Pero estáreis todos de acuerdo en que aprender a soltar es apertura a recibir, de nosotros depende la vivencia de repetirnos.
Bicos de alas blancas de creatividad para ti, Angelonero.

Denunciar

(*) Campos Obligatorios. La dirección de correo no aparecerá publicada.


Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 0 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2014 © librodearena.com