Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a angelonero            0 libros en su biblioteca
     1 valoraciones      192 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

Una puerta abierta a un contenedor de recuerdos

servido por  angelonero 26 octubre 2009 6 comentarios

Para Lillian Katherine Hardoy y Mar de Palabras ¿o viceversa?, que se empeñan en despertar mis sentidos


Cerré los ojos y aparecieron ante mí las montañas azules del Kebnnekaisen, un pedacito de piel de terciopelo que no había bañado la luz del sol, los dedos estilizados de Brad Meldhau dibujando coreografías imposibles en un tablero de teclas blancas y negras, unos labios que siempre tendrán quince años aproximándose temblorosos a los míos (más temblorosos si cabe), un cardúmen de peces plateados envolviéndome en las aguas gélidas del Atlántico, los lomos de los libros que acaricié y a los que todavía ronronean mimosos, la muleta del bisabuelo Enrique apoyada en el hórreo mientras él nos descubría la magia de las palabras, los acantilados de Budiño arañando mis dedos teñidos de polvo de estrellas, mi sexo descubriendo un territorio que nombre patria, el sol de medianoche más allá del círculo polar, la mano de Eduardo Galeano estrechando la mía trasmitiéndome la ternura de los pueblos, las casas de Burano tiñendo los canales de arco iris,  la espuma del Verdugo afeitando el casco indestructible de mi piragua, un mar de banderas azules y negras gritando Nunca Máis, unas pupilas sonriéndome en las arenas ardientes de Baroña, la taza del caldo de mi abuela María, volver a nacer en una noche de difuntos, la humilde braña de Somiedo que nos cobijó en una travesía que ahora se antoja imposible, los primeros pasos de mi sobrino tambaleándose a mi encuentro, Mikael Åkerfeldt soñando con las cuerdas de su guitarra el cielo y el infierno… Abrí los ojos y todo estaba en tinieblas, había caído la noche o estaba muerto. Volví a cerrarlos y otra vez en el cielo empezaron a titilar los recuerdos.




 

Denunciar

6 comentarios  -  Escribe aquí tu comentario

lo dijo Artemis 26 octubre 2009 | 7:58 AM

Eres un gran amante del riesgo, Angelonero, vives con el corazón al descubierto, pero aunque sabes que así de desprotegido te lo pueden romper una y otra vez también sabes que es la única manera de poder sentir con intensidad todas esos instantes que la magia grabó en la parte más tierna de tu alma.
Abre los ojos, seguro que incluso despierto los recuerdos más amables siguen brillando en esa oscuridad.
Un beso nostálgico, por mucho que te empeñes cada vez hay menos oscuridad en tus alas.

Denunciar

lo dijo dulcineanuit 26 octubre 2009 | 8:14 AM

Darle la bienvenida al talento, a la capacidad de encontrar palabras que describan sentimientos y recuerdos, y conseguirlo...., eso haces tú, Angelo. Y al hacerlo te conviertes en alquimia, eres lo que haces.
Bravo!!.

Denunciar

lo dijo alvar 26 octubre 2009 | 8:07 PM

quieres hacer trampa, hacer ver que sólo sentías antaño y enlazas los sentimientos en recuerdos pasados, cuando lo que nos dás és presente, se sienten las cosas que aportas y vemos Burano y los acantilados y sentimos como se aproximan los labios y entendemos que vives con los sentidos-sentimientos a flor de piel. Me envuelvo de morriña y te saludo. Hoy además te mando un beso.

Denunciar

lo dijo Mar agradecida 26 octubre 2009 | 9:48 PM

Dicen que morir es así, viendo pasar la vida como en una moviola. Ahora he muerto un poquito a tu costa, sentada en la primera fila en tu filmoteca particular. No debería sentirme así, pero casi me avergüenzo de mi descarado voyeurismo. Incluso voy a reincidir, a sabiendas del cargo de conciencia.
Es curioso, pero sucede que al echar la vista atrás (muy, muy atrás) los buenos recuerdos se pegan a la piel y al tuétano; el resto se enquista en el subconsciente para darnos un tirón de orejas en sueños y decirnos "¡eh!, sigo estando ahí", pero siempre suelen ser actores de reparto de los que nadie recuerda ni el nombre.
Si LKH y yo nos empeñamos en despertar a esos bellos durmientes sólo siento una cosa, no haberlo hecho antes. Intuía que ese aleteo oscuro del que alardas está pintado con témpera escolar y se desprende con facilidad.
Con tu permiso, o sin él, voy a bucear una vez más en tus huesos.
Te estoy extremadamente agradecida.
Un beso desde otro mar.

Denunciar

lo dijo El Mesías ateo 27 octubre 2009 | 6:57 PM

Muy bueno, si señor, pero... ¿Cuándo me vas a devolver EL MAESTRO Y MARGARITA, pinche pendejo?

Denunciar

lo dijo L.K.H. 08 noviembre 2009 | 11:12 AM

Menuda sorpresa más grata... me alegro de tener el honor de que me consideres alguien capaz de avivar tus sentidos. Me han gustado un montón tus recuerdos, angel negro.
Sigue volando, aunque sea con los ojos cerrados; los susurros del viento te guiarán, no lo dudes.

Denunciar

(*) Campos Obligatorios. La dirección de correo no aparecerá publicada.


Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 0 libros



ofertas black friday | Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2017 © librodearena.com