Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a babo            0 libros en su biblioteca
     27 valoraciones      706 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

jueves

servido por  babo 17 agosto 2017 3 comentarios

Acude al lugar de la cita siguiendo las instrucciones que le dio una voz disfrazada de anónima al otro lado del teléfono fijo del cuarto trastero. Recorre intrépida el pasillo con la luz apagada, sin el deslucido batín de los últimos quince años, no se detiene en la cocina para vigilar el reloj de pared y al llegar a la salita de estar golpea la puerta, tarareando con los nudillos el comienzo de Dos gardenias. Aunque nadie contesta, debe entrar.


Después que todo haya sucedido, regresa. Enciende la luz del pasillo y se detiene en la cocina para escuchar el tictac del reloj. Aprovecha para beber un vasito de agua fresca de manantial. Al llegar al dormitorio se sienta al borde de la cama matrimonial y le sonríe al desafiante batín que está arrugado en el suelo como en las veces antiguas. No abre el primer cajón de la mesita de noche, donde guarda la fotografía de él para ella sola. Hoy estaría de más, intolerablemente de más, el último beso de todos los días sin milagro.

Denunciar

3 comentarios  -  Escribe aquí tu comentario

lo dijo wnefron 20 agosto 2017 | 9:49 PM

Se nos fue Jerry Lewis...uno de los nuestros.

Denunciar

lo dijo wnefron 21 agosto 2017 | 6:32 PM

Se suceden impasibles los días de verano. El tiempo enjaulado durante la larga siesta ruge al caer la noche, momento que aprovecha la anciana para sentarse en la mecedora del balcón y mirar la calle desierta. Un móvil descansa en su regazo por si acaso, que nunca se sabe cuándo le será imprescindible para salvar la vida. Un par de semanas atrás, sin ir más lejos, un francotirador la tomó como palillo en barracón de tiro y pretendió ganar una botella de sidra tibia a su costa. La pobre lloró de alegría por el milagro de la mala puntería de aquél desalmado asesino. Una llamada perdida suya bastó para que Tarzán la librara del peligro entonces. Luego, recuerda, guardó el grito de él en el cofrecito de nácar, encima del televisor de los horrores. Nadie, si alguien hubiera habido, la creyó. Como ahora...

Denunciar

lo dijo Chinca C. Salas R 23 agosto 2017 | 4:18 PM

De: Chinca C. Salas R
UN PASAJE SEL AMARGO POEMA DE MALLARME, triste despues de una cita a ciegas.

Denunciar

(*) Campos Obligatorios. La dirección de correo no aparecerá publicada.


Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 0 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2018 © librodearena.com