Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a Mónica Cillán Diago            0 libros en su biblioteca
     0 valoraciones      32 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

Balooart Revolution

Juntos somos el mundo, el sistema no es nada.


Paracuellos..., ¿sabes la versión de Carrillo?

servido por  balooart-revolution 19 septiembre 2012 10 comentarios



En el exilio, usted tuvo que cargar además con una leyenda siniestra que le va a perseguir mientras viva: Paracuellos. No sé cómo soporta el hecho de que muchos españoles de la derecha sigan convencidos de que usted fue el responsable, el inductor incluso de aquella matanza.


Que todavía haya gente que pueda pensar eso, la verdad es que me produce tristeza. Durante muchos años se han escrito cosas terribles sobre mí a propósito de aquel desgraciado episodio. Pero la verdad es que la única decisión que yo tomé, de acuerdo con el general Miaja, en la Junta de Defensa en la que yo era responsable de las cuestiones de orden público, fue, respecto a aquellos 2.000 militares que estaban en la cárcel de Madrid porque se habían sublevado en el cuartel de la Montaña, fue, ya digo, trasladarlos a Valencia. Porque nos dimos cuenta de que esa gente podía formar perfectamente un cuerpo de ejército, que eso era, en realidad, la Quinta Columna. Yo entonces estaba desbordado organizando la resistencia de Madrid y puse aquella misión en manos de mis colaboradores, que tuvieron que organizar, con muchas dificultades, la seguridad de aquel traslado. La conclusión a la que llegamos el general Miaja y yo fue que la gente de la calle que vio aquel traslado, que era gente que ya había sufrido los ataques fascistas, se lanzó a por ellos, y la guardia que iba custodiándoles no les defendió. En Madrid, en aquellos momentos de caos, había grupos radicales, igual que había grupos fascistas que salían de noche a poner bombas. Pienso que si alguna responsabilidad tuve yo en aquello fue la de no tener capacidad para controlar y castigar a los responsables. Pero en fin, no se puede olvidar que había un frente de guerra en Madrid. Sin duda fue muy doloroso que muriera aquella gente así, pero también estaban muriendo niños, y mujeres, y viejos, y defensores de Madrid que eran chavales que ni siquiera habían hecho el servicio militar. Es verdad que yo no pude defender a aquella gente con eficacia y llevarla a Valencia con seguridad. Fue una desgracia tremenda, pero en tiempos de guerra hubiera sido mucho peor que se hubieran unido al ejército que estaba atacando Madrid. Le puedo asegurar que si Franco hubiera tenido un grupo de presos de esas características, los hubiera fusilado sin más. La República, no. Nosotros hicimos lo que pudimos, pero la verdad es que no teníamos fuerzas con moral suficiente y ganas para defenderles. Y no lo hicimos, eso está claro. Pero, mire usted, en la Guerra Civil murió mucha gente inocente que no debería haber muerto y otra gente que ha muerto que no era tan inocente. Yo he soportado esta calumnia de Paracuellos como un peso más que hay que soportar en esta vida. No he encontrado forma de neutralizar esa calumnia, pero opté por tomar un camino: actuar en la política de este país. Quiero la paz entre los españoles, yo no soy un hombre que odiara físicamente a nadie. Creo que muchos lo han entendido así.


Fuente: http://elpais.com/diario/2005/01/09/eps/1105255607_850215.html


 


 



 

Denunciar

10 comentarios  -  Escribe aquí tu comentario

lo dijo abuela normanda 19 septiembre 2012 | 2:33 PM

Esto ya lo sabía desde hace muchos, muchos años. Hoy el periódico EL MUNDO, lo da por hecho. No sé si es mentira o verdad, solo sé lo que después hizo y fue importante. Si ha sido él, seguro que su vida no ha sido un lecho de rosas tocante a remordimientos, y si no ha sido, mejor para él. Aquello ya pasó, y no quiero guardar odio alguno ni a las izquierdas ni a las derechas, ahora lo que me importa es, que debemos de permanecer unidos para sacar a España de esta crisis tan isoportable, y para que dejemos a nuestros hijos y nietos, una España sin odios, como el que se ve ahora en China con Japón, me da mucha pena, mucha.
besitos

Denunciar

lo dijo Cédar 19 septiembre 2012 | 8:05 PM

Pues no, no conocía esta versión de los echos, simplemente observaba que cada vez que se tocaba el tema, se esquivaba la pregunta; tanto a Don Santiago (en la SER) como al Sr Anguita ( en Salvados). Pero en fin, forma parte de un pasado muy lejano que no conocí, lo que yo conocí de Don Santiago me resultó ejemplar, fruto de una generación de políticos (de signos variopintos) en España que tardará en volver a verse, porque lo que es ahora....vaya panda de incompetentes. Saludos y buen post en el momento oportuno.

Denunciar

lo dijo Buzo del Guadalquivir 19 septiembre 2012 | 9:29 PM

En aquella época te comprometías porque te iba la vida en ello. O te echabas a un lado o luchabas hasta el final. En tiempos difíciles sale lo mejor y lo peor del hombre. La Democracia nos trajo tranquilidad, pero también excesiva comodidad, pérdida de visión política y a la larga, mediocridad. Hombres como Carrillo se curtieron por lo urgente de la situación. Conocía su versión pero es bueno que la hayas acercado.

¡Un saludo!

Denunciar

lo dijo Tu Cheaalé 19 septiembre 2012 | 11:07 PM

Ayer murió Santiago Carrillo, y en muchos lugares han hablado de asesino, de hombre de Estado, de inductor, actor de omisiones, rojo y hasta de persona. El difusor del eurocomunismo supo dar un carpetazo a sus principios por el bien del país, y habló de reconciliación en los cincuenta; y también dijo sí a un trono y a solo dos colores, e incluso dio patadas a diestro y siniestro -derecha e izquierda- hasta en su casa.

Del animal político al marido-padre-abuelo. Y hablan de luces y sombras con la misma parcialidad de un programa electoral, de una editorial de prensa. Aquí su versión, ¿y de qué sirve? Quizá para reivindicar el pensamiento propio, porque a estas alturas de la película -como decía Isaac Rosa esta tarde, MiChá- es tontería pretender convencer a nadie.

Tú y yo no le deseamos un D.E.P. porque sabemos que ya lo tiene, y porque no estamos muy seguros de que le gustara la expresión.

AT mi compañera, mi Amor, mi Vida, mi Revolución.

Denunciar

lo dijo naná 20 septiembre 2012 | 11:28 AM

conocía su versión... pero viene bien recordarla ahora...
gracias por traerla...

Denunciar

lo dijo Balooart R. a abuela normanda. 20 septiembre 2012 | 3:39 PM

Estoy de acuerdo contigo en una cosa, no nos podemos permitir el lujo de no pasar página. Pero mucha culpa de las actuales fricciones se pueden ubicar en "fallos" de la Transición. No se pueden cerrar heridas sin justicia. Es fácil de comprender, simplemente miremos la actitud de las víctimas de ETA, de las de la Plaza de Mayo, y tantas otras. No reclaman venganza, sino justicia. Y eso es lo que no se hizo en la transición, justicia.

Respecto a si Carrillo es o no responsable de Paracuellos, para mí es lo de menos. Una guerra civil es cruda, deshumanizada, y como dice Buzo del Guadalquivir, son situaciones en las que no hay medias tintas, por tanto, en situaciones límites, todos cometeríamos errores. De eso estoy casi segura.

Pero, si enlazo el primer párrafo con el segundo, obvia decir que "nos perdonamos los excesos de la Guerra Civil, por ambos bandos", y se hace justicia con las represiones y crímenes cometidos durante la dictadura. Son cosas distintas que, posiciones interesadas, se empeñan en mezclar.

La España para nuestros hijos será la que les dejemos, esa es nuestra responsabilidad hoy, claro que sí.

Me ha gustado tu aportación, aunque yo quizá me haya ido un poco del tema.

Un saludo.

Denunciar

lo dijo Balooart R. a Cédar 20 septiembre 2012 | 3:50 PM

No se les puede negar, a ninguno de los participantes, el gran esfuerzo para llegar a un consenso que nos dotó de nuestra Constitución, refrendada por nuestros padres y abuelos. Solo por eso merece mi respeto, otra cosa es lo que yo opine sobre ella en la situación actual. Desde mi punto de vista fueron Hombres Generosos, con mayúsculas. Unos más que otros, también es cierto, pero no estamos aquí para esa batalla.

Y lo de que no aclaren abiertamente qué sucedió tiene una explicación fácil, basándome exclusivamente en mi sentido común, lo que no garantiza que sea acertada pero sí razonable: cuando después de una Guerra Civil, toca escribir lo ocurrido, es muy fácil manipular lo que ocurrió, mucho más teniendo en cuenta que todos los del bando republicano estaban fuera de España, no tenían voz ni posibilidad de defensa. En nuestros días, que callen se entiende menos, pero si uno no puede probar cómo sucedieron las cosas, quizá sea más inteligente callar que intentar defender una postura que nunca podrá ser demostrada. Ahora bien, una persona que ha luchado, jugándose su propia vida, por la libertad de un pueblo, a mí me merece toda la credibilidad. Independiéntemente de sus ideas. Que, por otro lado, tampoco se han difundido adecuadamente. Igual en otra ocasión le dedique un post al hombre, al margen de Paracuellos.

Un saludo, Cédar.

Denunciar

lo dijo Balooart R. a Buzo del Guadalquivir 20 septiembre 2012 | 3:57 PM

Rescato de tu comentario la palabra "mediocridad". Porque eso es lo que somos, mediocres. No valemos para acatar lo que no nos atrevemos a combartir, ni para combatir lo que no queremos acatar. Hora de reflexionar, creo.

A estas alturas mi prioridad no es la situación actual, que también, sino la concienciación de la sociedad. Que cada uno haga lo que crea conveniente, pero con la suficiente información. Y creo que, a largo plazo, solo nos puede salvar educar en opinión crítica, en el sentido más serio de la expresión. Y si puede ser, empezando a ser críticos con uno mismo, con mi actitud, con mi responsabilidad en las consecuencias, con mis responsabilidades no asumidas..., y después, actuar en consecuencia. Esto es algo que he aprendido, de forma irrenunciable, no hace mucho. Y me gusta.

Saudos, Buzo.

Denunciar

lo dijo A mi Ché. ;) 20 septiembre 2012 | 4:07 PM


Me gusta cómo has enumerado-definido-contado todo lo que hemos podido leer-ver-escuchar estos últimos días..., pero rescato el Eurocomunismo, el gran desconocido de la vida de Carrillo. Porque hay que tener muy poca cultura, o muy mala leche, para tachar a Carrillo de atrocidades que más bien se corresponden con otros personajes. Y es muy pocos saben que este stalinista renunció a su stalinismo porque estaba en contra de las atrocidades, estas sí, que cometió el bigotudo acomplejado (como la mayoría de bigotudos, casualmente) y se volcó en el Eurocomunismo. Este resumido hecho que deja fuera todos los matices, es para mí, un síntoma inequívoco de inteligencia. Darse cuenta de un error, reconocerlo, rectificar y mejorar solo está al alcance de unos pocos entre los que le incluyo.

Sabes que no soy comunista, socialista, anarquista, ni nada que acabe en -ista, pero admiro la inteligencia. Esa es la única causa en la que encuentro mi admiración profunda a Carrillo, igual que a muchos otros que no sería políticamente correcto nombrar en un homenaje a este señor de la política y de la vida española.

A tu lado, la política es más dulce..., revolucionario.

Avalenematu, miChé.

Denunciar

lo dijo Balooart R. a naná 20 septiembre 2012 | 4:09 PM

Traer a la memoria presente ciertas cosas es muy sano. Para la mente digo, que nadie piense que adelgaza.

Un beso, naná.

Denunciar

(*) Campos Obligatorios. La dirección de correo no aparecerá publicada.


Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 0 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2014 © librodearena.com