Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a carlosmerchan            0 libros en su biblioteca
     0 valoraciones      369 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

Tàpies

servido por  carlosmerchan 07 febrero 2012 8 comentarios


 



A mí Tàpies me suena a facultad, a asiento calentado por niña progre, a pub caleidoscópico de grafitis, a coleguita que no conoces y con el que te tomas unas birras. A cambio, a tierra recién cocida o descosida, a desconocimiento (el mío, claro), a universo paralelo. A mí Tàpies, sus pinturas y sus teorías primorosamente escritas, me pillaron en la facultad cuando yo era un niño semi adulto que sólo codiciaba o entendía y parodiaba las sanguinas de Miguel Ángel, los drapeados de Giotto y la vulva de Eva cubierta con una hoja de parra y firmada por Durero.


  Todo, entonces, me pillaba a trasmano. Malherido por un aire frío como sólo en Castilla se las gasta el aire, uno estaba solo, de madrugada, de vuelta de sabe Dios dónde, sobre el Tormes y su puente eifeliano, Salamanca de oba y líquen y frío de pez de cobre. Pensaba que lo más fácil era que tuviera razón. Sí, Tapies tenía razón. No hay que pintar, no hay que mirar a la luna como los poetas chirles. Hay que coger la luna y no pintarla sino, directamente, ponerla sobre el lienzo. Creo que Tapies no hizo eso con la luna porque no llegaba. Pero cogió la tierra y no pintó con ella, que es lo que suelen hacer los pintores, sino que la puso sobre el lienzo o sobre la tabla o sobre su corbata. Para mí que Tapies le cogió tanto gusto a la tierra que se pasó la vida mostrándola para que no perdiéramos la perspectiva, ni dejáramos de tener los pies en el suelo. Tapies ponía trozos de pared en sus cuadros, cuerdas rotas, pellejos de gato, esquinas que besan lunes, betunes de los zapatos del asfalto. Contundente. El cuadro no sólo representa. El cuadro, es.


  Al día siguiente, en el autobús, camino de la facultad me senté al lado de un(a) querubín(a) progre, deliciosamente postmoderna. Hieratismo. Mirada perdida. Ausencia total del mundo. Un bellezón con rastas. Recuerdo que llevaba en la mochila “El arte contra la estética” de Tàpies y como dicen que la ocasión la pintan calva y presumiendo que la impresionaría, saqué el volumen y aparenté engolfarme vorazmente sobre sus páginas. Ante su pasividad me atreví a dirigirme a ella:


  -¿Te gusta Tàpies?


Mi bella progre, ni pestañeó o sea que, puñetero el caso que me hizo. De modo que abandoné a la primera la escaramuza. Cerré el libro y esperé a que escampara la vergüenza que me llovía torrencialmente encima. Siguiente parada. El mujerón quiere salir. Aparto las piernas y noto calor humano a la altura de la oreja, mitad beso mitad susurro:


  -Me encanta Tàpies.


  Y desaparece con una sonrisa entre giocondina y maliciosa.


  Nunca sabré el nombre de aquella rosa pero, desde entonces “mi” Tàpies anida en una bellísima cabeza con rastas y en la tibieza de un asiento vacío.


Bon viatge, mestre i moltes gràcies per tot. Crec que tenia vosté raó.


    El quadro, és.


 


(para publicar en diario ciudad de alcoy) 

Denunciar

8 comentarios  -  Escribe aquí tu comentario

lo dijo Viviane 07 febrero 2012 | 9:32 PM

Cada vez que Antoni Tàpies explica algo intenta llevar la mente del interlocutor a un nivel más profundo de la realidad. "Quedarse en la superficie es perjudicial", escribió en Fragmento para una autobiografía, el primer volumen de la obra escrita del artista que en 2010 se presentó en la Fundación Tàpies. El texto, que por primera vez se traduce al inglés, es una reedición revisada del libro a cargo de Pere Gim-ferrer. El poeta y editor asegura que "más que unas memorias se trata de una autobiografía". Lo que el lector encuentra son las circunstancias del artista y el itinerario de su búsqueda creativa. El libro recorre la vida del artista desde los años de la dictadura franquista, así como el París y Nueva York de los cincuenta.

"Cuando lo escribió había pocos testimonios de la opresión franquista", subrayó Pere Gimferrer. Amigos desde hace 50 años, durante los setenta se trataron cada semana. "Los jueves organizaba cenas en su casa y nos juntábamos Pere Portabella, Joan Brossa y Maria Lluïsa Borràs, entre otros. Después de cenar, escuchábamos las noticias de la BBC de Londres, esa era la parte más conspirativa y antifranquista. Luego, proyectábamos clásicos del cine mudo en celuloide que Tàpies compraba en Nueva York, aunque el que programaba las sesiones era Brossa", recordó divertido.

Bonito homenaje conmemorativo a Tapies, ... !

Be nice

Image and video hosting by TinyPic

Denunciar

lo dijo genuviev 07 febrero 2012 | 9:36 PM

Después de leer tu post, voy a entender un poco más su arte, que para mí, ya es mucho, precioso post, precioso el retrato que has hecho de él,preciosa tu niña con rastas..... Un saludo,

Denunciar

lo dijo WILLOW ♥ 08 febrero 2012 | 11:01 AM

Que retrato tan maravilloso, el de carboncillo y el de palabras....a Tapies no se le quiere por amor a primera vista, al menos en mi caso, me costó enamorarme de él, necesité tiempo y ver su obra desde lejos, pues en las distancias cortas, no siempre enamora.....

Una gran perdida..Besillos!!!

Denunciar

lo dijo manoly 08 febrero 2012 | 1:13 PM

Siempre es un placer entrar en tu casa amigo carlos. un maravillo dibujo con su correspondiente espot . Excelente trabajo amigo a una gran perdida de la cultura.
Mis afectos Carlos.

Denunciar

lo dijo jero 08 febrero 2012 | 5:08 PM

pues mira; el otro día pensaba ¿ qué dirá Carlos de esto? Lo que más me fascina es lo mucho que entienden nuestro políticos, tertulianos, periodistas, señoras de la limpieza - aquella que barrió una instalación en la Tate Gallery- de arte. Claro, que aquí también ha pesado el que fuera tan buen catalán para tanto elogio ciudadano, cuando querían colgarlo el día que planteó lo del calcetín. ¿ Te has leído El arte ensimismado, de Rubert de Ventós? Yo sigo creyendo que los pintores tienen que pintar, pero ahora se les llama artistas gráficos. Siempre me ha llamado mucho la atención la reflexión sobre el material e instrumentos de la pintura, la escultura y la música, y en el que la literatura no es tan consciente ¿ Conoces a Brossa? A mí me tocó leer La barba del cranc en 3º de BUP y en el trabajo se me ocurrió ponerlo a parir: me gané a la vez la animadversión y el respeto de mi profesora, porque argumenté el por qué estaba en contra, para mí la poesía es más que eso, joder lo arrogante que se puede ser con 16 años. Un abrazo.

Denunciar

lo dijo carlosmerchan a todos 10 febrero 2012 | 2:26 PM

Perdón por la tardanza y gracias por vuestro interés.

Viviane, muchas gracias por los datos. No sabía de su estrecha relación con Gimferrer. Otro mito.
Saludos.
Willow, a mí me gusta la fuerza que le saca a la materia y a elementos anodinos. Creó un lenguaje. Me quedo con eso. Gracias y un beso.

Manoly, un placer siempre recibirte. Un beso.

Jero. No, no he leío a Rubert de Ventós y a Brossa lo conozcomo muy superficialmente. Verás, esta mañana, hablando con mi amigo Ignacio, gran pintor, me decía que Tàpies, como Barceló, son productos del mercado. Como pudieran haberlo sido Picasso o Miró. Puede que tenga razón. En mi caso, Tàpies, no me digas porqué, me relaja. Será su forma de componer cosas, elementos en el vacío. Lo veo bastante más auténtico que a los otros tres o, al menos, le tengo más simpatía. No me hagas mucho caso que yo entiendo más bien poco.
Un abrazo.

Denunciar

lo dijo alteruter 13 febrero 2012 | 7:28 PM

Se ve, Carlos, que Durero, era no sé si escribir muy vegetal o vegetariano.Un abrazo.

Denunciar

lo dijo carlos a alteruter 14 febrero 2012 | 11:50 PM

Ambas cosas, seguro. En las reproducciones no se aprecia pero si te arrimas al Prado y te fijas enla Eva de Durero,verás su firma talmente a la altura del "origen del mundo". Un cachondo. Abrazos. Ya me contarás lo del libro.

Denunciar

(*) Campos Obligatorios. La dirección de correo no aparecerá publicada.


Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 0 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2018 © librodearena.com