Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a Chinca Salas Rodriguez            11 libros en su biblioteca
     24 valoraciones      293 posts en su blog      Es lector de 11 grupos

Chinca Salas

Espacio SIN FINES DE LUCRO


El valor y la perdida

servido por  chinca 12 enero 2015 3 comentarios

 Chinca C. Salas R


Hoy hice el camino durante el dia, veo que ciertamente no es la luz, yo diria que es mas bien la fragil noche pero, ya conozco el riesgo de apostar a alguien o cosas que al final solo llevan a la quiebra, hoy comienzo a hojear la linea de la mistica para saber si es posible levantar y conjugar la dura disciplina, aunque la demencia hace estrago en el tiempo; encontrar si el talento es duradero y si este depende de la increible y añorada voluntad ya que es muy dificil hoy dia hallarle en la sangre.


Hoy como ayer solo veo el ir y venir de rompimientos familiares, conflictos que traen las cosas viejas con un valor incalculable por extrañas conformaciones del corazon, ademas de saber que no se puede comprar a la vuelta de la esquina, reliquias, joyas que como el drama nos lleva por la nostalgia -la mente divaga por baules- pero, mi madre recorre la casa en busca de ese pasaje cotidiano que le lleva a la locura temporaria, se pierde entre las horas, suena el baston para espantar a sus fantasmas, corre el agua por drenaje y dice que empezo el invierno, y si oye la reja ora en voz alta por el alma de los condenados.


Mama, a gritos le llama el hijo al no verle en la casa, por ser el hijo protector, corre al telefono para llamar al doctor y preguntar si se encuentra en la clinica, salen lagrimas profundas al escuchar que se encuentra en una sala de espera ¿Por que?, habia oido bombas, voces y vio humo en uno de los cuartos, el panico invadio todo su ser y deseando salvar su vida choco contra un poste de luz y fue llevada a urgencia.


El caracter juridico le encrispo el cuerpo al oir la voz del abogado que amenazaba con llevarse a la madre -no hay derecho- gritaba el hombre a su hermano el jurista que le condenaba gravemente su descuido en el accidente -se oye una pausa en la bocina- La mujer reposa en casa mientras la mujer del servicio le prepara el baño,  los hermanos se han separado de la bocina -una puerta se cierra- es la presencia de impertinencia de l a cola que empuja a un pasillo totalmente desconocido, ¿sera acaso la enfermera con un loquero despiadado con graves necesidades economicas? -transgresion nerviosa que fluye de inmediato- la mujer despierta de su letargo medico, se ve acosada de atenciones y cree que aun esta en manos del galeno, mama, mama a donde vas, oh hijo, que haces tu aqui, pero madre no reconoces tu casa, la mujer entrada en años da vuelta y comenta -a caray- se rasca sus cabellos canosos y una pequeña e inesperada lagrima escapa de sus ojos.


Es ella acaso la flor de un vergel en extincion, tierra sagrada que lo aguanta todo y sin pedir nada a cambio pero, al ver a los hijos que trajo al mundo... se desvanece el corazon, desaparecen las alegrias y crece la hierba matando sus raices; Alba,  levanta la mirada al cielo, sus ojos azules como el mar se inundan despacio, la marca del tiempo se ve reflejada en su tez -llego la amnesia para quedarse- y un dia vio el cielo inundado de papelillos del año del dragon con recuerdos baratos o simplemente la caida de la memoria.


Con valor llegan los hijos a la fuente que brota en el seno de la flor atrapada en medio de la nada, arropan sus brazos desnudos enredados entre si, Alba regresa a la vida con imagenes antiguas y la enfermedad desaparece al instante -¿Sera falta de cariño y calor humano?- Roberto, se vio ahogado entre plegarias, se sintio culpable del abandono de su madre, las horas pasan y los hermanos se reconcilian.


Las horas mas felices permanecen en la memoria de la anciana, el aire fresco se cuela por la ventana levantando sus delgados cabellos, se dibuja en su rostro una amplia sonrisa la cual le lleva a un sueño placentero y por primera vez siente que el interes ya no habita en su casa.


Alba, con sus manos temblorosas corta las flores del jardin, riega las plantas con lagrimas añejas despertando la brisa de la mañana con suma alegria; hoy llora a lagrima tendida, lleva grandes ojeras, un rostro cansado e hinchado por el profundo dolor de la muerte, sus hijos le acompañan mientras las horas con letanias llevan el alma de su padre al campo del paraiso eterno - crece el drama- Corre el viento sacudiendo los lamentos y la mujer en silencio baja la mirada, tierra seca y olvidada va mas alla del drama, el silencio lo dice todo, Alba, es considerada por sus hijos fragil de mente.


Murmullos lejanos han tocado los blancos senderos de una casa grande, ventanales comentan sobre los asuntos antiguos de Alba Rosa y la carrera politica que una vez tuvo, cosas involuntarias que le llevaron al exilio, motivos politicos una vez la condujeron a la carcel, entre voces cortadas la mujer perturbada dice -ese fue un juez que dio una orden equivocada- sin embargo, pago tres años de prision, años mozos quedados entre piedras y rejas, guerra malvada que nacio un mes de mayo, huelgas y protestas un dia le llevaron a la calle, su grave error fue haber subido al escenario, arenga ardiente que levanto revuelo -rie, en medio de la soledad-.


Alba Rosa, lleva tiempo y semblanza, cruza el aire nuevo por toda la casa, ya no estan los hijos, el año del dragon se fugo con el año viejo, guerras y prisioneros dejaron quieta su memoria, un pase de factura de tiempos turbulentos que llevan y tren al limite su mente cansada por los años que despacio fueron cayendo, ya no existe nostalgia, se fueron las persecuciones, la metralla dejo de quitarle el sueño y una noche comprendio que no estaba loca, que su enfermera habia sido despedida, los hijos se encontraban en algun lugar del mundo y que las noches solo son silenciosas, largas y sin estrellas.


Una mañana Alba Rosa, mujer inquieta, profesional con trayectoria politica, llego a una umbria llena de luz, con aroma a jazmin, sus pies blancos transitan sobre nubes esponjosas, siente paz su alma compungida, su sueño alcanzo lo sublime y su cuerpo fue descubierto años despues cuando la hiedra habia cubierto por completo la estructura de la casa.


 

Denunciar

3 comentarios  -  Escribe aquí tu comentario

lo dijo Chinca C. Salas R 20 01 2015 | 3:55 AM

De: Chinca C. Salas R
Inspirada en: Penelope de Ignacio Castillo

Denunciar

lo dijo rosa-laura95 20 01 2015 | 5:48 PM

No conozco el original, pero me gusta el relato que te ha inspirado.
Un saludo.

Denunciar

lo dijo rosa-laura95 20 01 2015 | 7:17 PM

El mundo del olvido es algo muy real aunque, quienes pierden la memoria llenen de imaginación, o "recuerdos baratos" el vacío que les queda.
He vuelto a releerlo porque hay algo que me resulta familiar y como ya te he dicho me encanta tu manera de contarlo.
Un saludo desde esta tarde de frío.

Denunciar

(*) Campos Obligatorios. La dirección de correo no aparecerá publicada.


Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 8 libros

Novela 3 libros



ofertas black friday | Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2017 © librodearena.com