Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a lapelirroja            18 libros en su biblioteca
     25 valoraciones      100 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

Mi primera vez.

servido por  lapelirroja 09 octubre 2017 11 comentarios

Mi primera vez fue en un Seat Ibiza de color blanco. Yo tenía quince años y él veinte y tres. Adoraba a Elvis Presley, de hecho, solía ponerlo con frecuencia en el bareto donde trabajaba, e incluso tenía un espectáculo donde imitaba al Rey del Rock con bastante más pena que gloria. 


Recuerdo que me preocupaba mucho que alguien nos viera. Me llevó a un sitio relativamente alejado, pero yo no dejaba de pensar en mi padre. Si por casualidad nos hubiéramos topado con él, ahora no estaría viva, ni el chico tampoco. También recuerdo que fue a finales de verano, y que no sabía qué tenía que decir o hacer, ni cómo debía ponerme o comportarme. Él me convenció de que no debía estar nerviosa, de que debía dejarme llevar, porque él sí entendía y tenía mucha experiencia...

Curiosamente, no recuerdo nada del acto en sí; quizá sea mejor de esta forma. No sé si me gustó o si me dolió, ni cómo me sentí cuando le tuve en mí. Sí recuerdo haber mirado por la ventanilla y ver el campo, que estaba amarillo y parecía brillar a la luz del sol. También recuerdo haber observado mi rostro en el espejo mientras él se movía sobre mí: se me habían puesto las mejillas más rojas de lo normal, todavía hacía demasiado calor...

Cuando terminó, se ofreció a llevarme a casa. Yo le pedí que no me dejara delante de la puerta, así que me bajó en una rotonda próxima a la calle donde vivían mis padres. Cuando entré en casa no había nadie, por lo que pude ducharme y reflexionar con tranquilidad sobre lo que acababa de ocurrir. Supongo que en aquel momento me sentí muy adulta y resuelta, si bien todavía no era más que una cría. Aquella noche, cené en silencio, asintiendo con la cabeza a todo lo que mi madre comentaba (siempre ha sido una mujer tremendamente dicharachera). No me atrevía a mirar a mi padre a los ojos, pues le creía capaz de leerme el pensamiento; además, sabía a ciencia cierta que aquel chico no le gustaba, de modo que procuré zafar la rutina familiar lo más rápido posible y enfundarme en la cama. 

Después de aquello, el mundo del sexo pareció abrírseme de sopetón, y todo empezó a ocurrir muy deprisa. De cierta manera, sé que los chicos notaron ese cambio en mí: yo era distinta, me movía de manera distinta, hablaba de manera distinta. Muchos dejaron de verme como a una niña, por lo que tampoco me trataban como tal. Tuve varios novietes, y podría decirse que una vida sexual demasiado activa para una adolescente de mi edad. Si lo pienso fríamente, no me siento demasiado orgullosa de ello; lo cierto es que, de haber sido en aquel momento más consciente de lo que supone mantener relaciones, hubiese calmado mi pulsión y hubiese esperado a ser un poco más mayor.  

Otro hecho a remarcar es que todos los chicos con los que he estado han sido siempre mucho mayores que yo. Uno, en concreto, era bastante más mayor que yo; le conocí el verano que terminé la secundaria durante el viaje de fin de curso del instituto. Yo tenía 16 años y él 34. Ahora estos números me escandalizan, pero entonces no me molestaban en absoluto. Recuerdo estar fascinada por ese hombre, del mismo modo que él se sentía fascinado por mí. A día de hoy, todavía pienso en la relación que mantuvimos con excitación y deseo, y al contrario que con mi primera vez, no se me ha olvidado ni un sólo detalle. Me trató de manera exquisita, y con él sí sentí la dimensión que puede llegar a alcanzar el sexo bien practicado, el sexo con gusto y esmero. Por suerte o por desgracia, no he vuelto a saber nada de él.

No sé por qué me gustan los hombres más mayores que yo. No sé si Freud tendrá una teoría de frustración para ello, no sé si tiene que ver con un trauma infantil o con una querencia especial a la figura de mi padre; no, creo que no hay razón alguna en particular. Nunca me he visto junto a un chico de mi edad o más joven, probablemente porque la mayoría se me antojan inmaduros, o porque me da la sensación de que no saben lo que tienen que hacer(me). A más edad, más experiencia y, por lo tanto, más placer.

Pero como decía antes, si tuviera la oportunidad, no dudaría en regresar para decirle a esa chica de 15 años que no tuviera prisa, que el sexo es mucho más hermoso cuando se sabe lo que se quiere y las preferencias están claras, que las relaciones pueden ser muy plenas si se hace el amor con confianza en uno mismo y, sobre todo, que la infancia es preciosa, pero se va muy deprisa y nunca vuelve, y que para hacerse mayor siempre hay tiempo; siempre hay tiempo para follar, trabajar, hacer la declaración de la renta, y observar lentamente cómo se muere la poca inocencia que quedaba en ti.

A modo anecdótico, me gustaría acabar contando que hubo una segunda vez con el chico de mi primera vez. Yo ya había cumplido 20 años y había vuelto al pueblo para celebrar los carnavales. Él también estaba por allí, y tras haber pasado la noche de fiesta, decidimos terminar con un final feliz. Ya no tenía el Seat Ibiza, sino un Hyundai i30, que es mucho más ergonómico y, por tanto, muchísimo más adecuado para ese tipo de ocasiones. Sin embargo, tal y como me ocurre con mi primera vez, no consigo recordar nada de lo que hicimos. Creo que a este chico le fallaba el movimiento de caderas; una pena, a Elvis se le daba a las mil maravillas.

 

Denunciar

11 comentarios  -  Escribe aquí tu comentario

lo dijo rosa-laura95 10 octubre 2017 | 12:28 AM

No hay por que renegar de un tiempo bien invertido al fin y al cabo nunca se puede asegurar cuanto va a durar la batería.* Elvis, solo hay uno.
Un saludo.
* se me agotó intentando enviar el comentario.

Denunciar

lo dijo onhaya 10 octubre 2017 | 2:19 PM

Hola Pelirroja,
Antes de nada, disculpa que ande un poco ausente, cosas de la vida. Aunque sigo visitándote porque, ya lo sabes, el blog de la pelirroja es mi favorito . Y que una chica como tú me pueda echar de menos o perrmitirme aparecer por sus sueños, me hace sentir muy bien. Y lo dejo ahí, que esto es ?en público?
Un beso y muchas gracias por ser tan amable conmigo.
PD: Mi primera vez fue en un seat Ibiza, aunque el mío era granate y yo un poco mayor que tú.

Denunciar

lo dijo lapelirroja a rosa-laura95 11 octubre 2017 | 4:11 AM

Pues supongo que tienes razón en ambos casos Elvis sólo hay uno y, como se suele decir, "que me quiten lo bailao" .
Besos, gracias por tu comentario

Denunciar

lo dijo lapelirroja a onhaya 11 octubre 2017 | 4:20 AM

¡¡Ay!! Qué contenta me he puesto al verte por aquí
No tienes que disculparte por nada, me alegra mucho saber que estás bien y que me visitas de cuando en cuando, ya con eso me conformo
Que una "chica como yo" sueñe con un chico como tú no es descabellado. Para mí, eres mucho más que un simple bloguero, creo que también lo sabes.
Otro beso para ti, con abrazo incluido.

PD: ¿Si esto fuera "en privado", me seguirías diciendo cosas bonitas?

Denunciar

lo dijo pregunta 12 octubre 2017 | 10:09 PM

Pero es en público, no lo olvides.

Denunciar

lo dijo lapelirroja 13 octubre 2017 | 5:14 AM

No lo olvido 😉

Denunciar

lo dijo onhaya 18 octubre 2017 | 11:12 PM

tú tb eres algo más pelirroja que una blogera, pelirroja 😊...un besazo

Denunciar

lo dijo onhaya 19 octubre 2017 | 6:58 AM

quería decir que tú tb eres algo más que una blogera 😊.

Denunciar

lo dijo lapelirroja 19 octubre 2017 | 9:53 AM

¿Qué te ha pasado? ¿Los nervios del directo, no? 😜

Por cierto, duermes muy poco 😀

Denunciar

lo dijo pregunta 19 octubre 2017 | 8:29 PM

¡dilio a la vista!

Denunciar

lo dijo Chinca C. Salas R 20 octubre 2017 | 5:04 PM

De: Chinca C. Salas R
Mi primera vez fue despues del matrimonio y con instrucciones de un piloto, yo siempre quise ser controlador de vuelo, tu sabes, de esos que dirigen el trafico aereo en la torre de control

Denunciar

(*) Campos Obligatorios. La dirección de correo no aparecerá publicada.


Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

ofertas black friday | Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2017 © librodearena.com