Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a nana            1 libros en su biblioteca
     4 valoraciones      2095 posts en su blog      Es lector de 1 grupos

4 de enero

servido por  nana 04 enero 2018 2 comentarios

ayer leí un artículo (no te diré donde, porque lo cierto es que no lo recuerdo...), que aconsejaba que si un libro no te acaba de gustar lo dejes a mitad... ese artículo me llega tarde, ya que (como bien sabes) hace unos días que me acabé de leer el finnegans wake de james joyce... aunque si te soy sincera, lo cierto es que aunque me hubiese leído el artículo antes, creo que mi parte sabelotodo lo habría ignorado y habría seguido adelante con la tortura (sí, digo tortura siendo muy consciente del término que empleo) de semejante lectura...


y es que soy una snob, que diría mi querida virginia woolf, además de muy cabezota, algo soberbia, un pelín obsesiva y otro pelín orgullosa... así que después de tantos años buscando una edición descatalogada del mítico finnegans wake, después de haber podido con el ulises (y con lyotard, kierkegaard o lipovestsky, que son las lecturas más complicadas que puedo recordar en este momento, a las que me he tenido que enfrentar), va y lo vuelven a editar, en una nueva traducción y me lo traen los reyes magos (dentro de unos días hará un año), pues como comprenderás, una chica como yo, lo mínimo que puede hacer en semejante trance es leerse el libro cueste lo que cueste...


y prácticamente un año es lo que me ha costado... a mí, que la primera vez que lo vi, calculé a ojo que tardaría mas o menos una semanita larga en leérmelo... a mí, que cuando pasó esa semana calculé que quizás en un mes, intercalando otras lecturas acabaría con él, y que allá por el mes de agosto, me rendí a la evidencia de que después de ocho meses con él, o me organizaba, o se acabaría el año y yo seguiría con el finnegans wake a medio leer, yendo de la mesa del salón al sofá y vuelta a empezar, como un castigo al estilo de los dioses antiguos (y es que confieso que el libro en más de una ocasión se me ha antojado mi piedra de sísifo particular, o si me permites que sea un pelín más dramática: aquella águila que durante el día puteaba al pobre prometeo...), y ya sabes de esa extraña necesidad que tengo de ir acabando cosas cuando el año se empieza a terminar...


y vuelvo al artículo de ayer en el que aconsejaban dejar los libros a mitad, para explicarte algo que creo que ya he contado por estas playas, pero hace tanto tiempo que creo que puedo volvértelo a contar, y es el porqué soy incapaz de dejar a mitad un libro (pecado venial que confieso no haber cometido jamás...)


la culpa es de flaubert y de su madame bovary... sí.


y es que hace muchos años (tantos que no te voy a confesar cuantos), cuando yo estudiaba en la universidad y tenía una lista en mi agenda en la que apuntaba los libros que consideraba que tenía que leer sí o sí; encontré en una librería una edición de madame bovary, que obviamente figuraba en esa lista llena de clásicos inmortales de la literatura de todos los tiempos que yo tenía que leer antes de morir... me lo compré y me lo empecé a leer... y tentada estuve varias veces de dejarlo a medias, porque durante las primeras cien páginas no sólo me aburrí mortalmente, sino que no conseguía entrar en el libro de ninguna de las maneras... las descripciones de flaubert me sacaban de quicio, la señora bovary no me caía nada bien, y la verdad es que su suerte no me importaba... y entonces acabé metida en un barco, con el resto de los libros que llevaba para leer esas vacaciones dentro de una maleta en un camarote donde mi hermana la mediana y yo dejamos nuestras cosas, y el único libro que llevaba en el bolso no era otro que el flaubert (probablemente en un último intento de acabar de leerlo, antes de resignarme a abandonarlo de una vez si seguía sin engancharme).


(llegados a este punto he de decir que me empeñaba tanto en terminarlo, en parte porque era un clásico universal, y no podía soportar la idea de no ser capaz de apreciar lo que tanta gente tildaba de genial; idea que con el tiempo he sido capaz de asimilar... y en parte porque jamás me había dejado un libro a medias, y me costaba desprenderme de semejante manía...)


y así, en medio del mar, en un viaje en barco que duró un par de horas más de las que creíamos que iba a durar, con mi hermana dormida en una tumbona a mi lado, retomé la lectura de madame bovary, conseguí entrar en la historia, me enganché (hasta el punto de que después de dos horas de retraso, me dio rabia llegar al puerto porque tenía que interrumpir la lectura), y en un par de días me lo terminé completamente encantada con él...


así que por eso no me dejo libros a mitad: porque flaubert me enseñó que no te puedes fiar, y que te puedes enamorar de un libro que al principio no te gustaba nada...


pero ese no ha sido el caso con el finnegans wake... y además, te diré que después de las primeras cien páginas perdí completamente la esperanza de entender nada... porque sí, lo confieso, no he entendido nada después de más de seiscientas páginas... no tengo la menor idea de qué pretendía contarme joyce, y lo que es peor: no me importa... 


durante la lectura de este libro he barajado varias teorías al respecto... primero, claro, que yo no soy tan inteligente como creía ser, y que el problema era mío... después empecé a pensar que joyce bebía, y que el libro lo escribió integramente en estado de embrieguez... también pensé que igual el que bebía era el traductor (cosa comprensible teniendo en cuenta el libro que traducía)... e incluso llegue a pensar que lo que pretendía joyce era hacer que yo bebiera...


entonces volví a pensar que el problema era yo, y que mi intelecto no estaba a la altura del señor joyce, pero entonces me leí a faulkner, y a él sí que lo entendí perfectamente... también leí a kant durante este año, porque si algo he descubierto leyendo el finnegans es que cualquier otra lectura se vuelve clara combinada con él... y te diré que es más fácil entender a kant hablando de teorías estéticas que al señor joyce contándome la historia del tal finnegans...


después una nueva teoría se apoderó de mí, y no me ha abandonado hasta el final del libro, y es que creo que es un libro porno, pero que como joyce era un puritano no quería que nadie se diera cuenta, así que cuenta un montón de barbaridades sexuales pero en clave para que no lo entienda nadie... claro que esa teoría no la puedo demostrar, porque como ya he dicho varias veces, no he entendido nada de lo que joyce me contaba... lo del porno es más una sensación que una certeza...


así que no sé si lo que te estoy contando en este post es la crónica de un éxito o de un fracaso... porque sí, me he terminado el finnegans wake; pero no, no he entendido nada de sus más de seiscientas páginas... ni siquiera esa parte del anna livia plurabelle que se supone que es la parte que las personas entendidas más entienden...


sólo sé que sigo siendo una snob, cabezota, algo soberbia, un pelín obsesiva y otro pelín orgullosa... y que a mis casi cuarenta años sigo siendo incapaz de dejarme un libro a mitad... lo que no he decidido aún es si eso es una virtud o un defecto...


 

Denunciar

2 comentarios  -  Escribe aquí tu comentario

lo dijo Cédar 04 01 2018 | 4:09 PM

Hola Naná...feliz año ante todo.
Creo que el éxito es que no hubieras terminado dándote a las bebidas azucaradas, alcohol y otras drogas; y el fracaso....hummmm, podría haber sido el no entender a un hombre cuando intenta decir una cosa diciendo otra, creo que Joyce iba por ahí, tipo Rajoy empitonado. Esa facultad creo que sólo la llegan a desarrollar ciertas mujeres, ya sean snobs, cabezotas, soberbias u orgullosas, tengan la edad que tengan.
Un beijinho naná.

Denunciar

lo dijo rosa-laura95 07 01 2018 | 10:47 PM

Y el caso es que tengo varios así, encasquillados en alguna página con un marcador esperando a reenganchar, o volver a empezar porque la memoria se ha llevado lo empezado, y no porque no me gusten o resulten incomprensibles, pero ahí están, esperando que se haga realidad eso de los buenos propósitos para el nuevo año. Admiro tu fuerza de voluntad.
Aprovechando que Alejandro Palomas se ha llevado el Nadal, voy a por uno que lleva un año sin empezar.
Feliz año!

Denunciar

(*) Campos Obligatorios. La dirección de correo no aparecerá publicada.


Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 1 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2018 © librodearena.com