Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a nana            1 libros en su biblioteca
     4 valoraciones      2067 posts en su blog      Es lector de 1 grupos

(sin título)

servido por  nana 10 mayo 2017 3 comentarios

es complicado retomar las rutinas cuando las circuntancias te obligan a abandonarlas... porque eso eran estos tecleos en los últimos tiempos: una más de mis rutinas en el gris de mis días de oficina, para que me voy (o te voy) a engañar?...


quizás por eso hoy no te diré ni el día de la semana que es, ni desde donde te estoy escribiendo en este momento... quizás por eso hoy no tiraré del hilo de mis lecturas para encontrar un motivo a estos tecleos dispersos que no sé como reiniciar...


quizás porque son tantas las lecturas acumuladas en los días que llevo sin escribir que no sabría por donde empezar; quizás porque ya no recuerdo porque empezaron estos tecleos; o quizás porque necesito entender (y que entiendas) mi silencio, y la única manera que conozco, de momento, es intentar deletrearme...


y es que siento que las palabras no están, no me sirven, o no me valen en este momento... que este poner en letras mis lecturas carece de sentido ahora que la vida se ha puesto seria... seguramente porque mientras mis problemas han sido existenciales, podía teclear, sacármelos de dentro y seguir, pero ahora que los problemas son más prácticos, no sé como conjugarlos, ni como contarlos, ni como convertirlos en historias que me ayuden a respirar mejor...


porque la verdad es que últimamente no respiro bien del todo... 


 


y lo que me preocupa, es que en los malos momentos, siempre he usado la hoja en blanco para desahogarme, conjurar mis miedos, y a fuerza de confesarme conmigo misma, evitar la locura que me ronda...


pero la verdad es que ya no escribo (no aquí, sino para el cajón, que es lo que llevo haciendo desde mis dieciseis años), y me doy cuenta de que tengo el portatil guardado y de que no hay libretas (siempre ha habido libretas) ni en mi bolso, ni en el sofá, ni por encima de la mesa...


y en un momento dado me di cuenta de que estos tecleos eran lo único que me permitía seguir mintiéndome a mí misma diciéndome que no pasaba nada porque aún escribía, y que además lo hacía casi todos los días...


pero era mentira... porque últimamente sentía que escribía en automático... no sé como expresarlo... era fácil... sólo había que empezar diciendo el día de la semana que era y desde donde te estaba escribiendo, y a veces los problemas que se habían presentado durante esa misma mañana... el título del libro que tocaba, una cita, y mi humilde opinión... la verdad es que poquito más eran mis últimos posts...


así que creo que necesitaba este silencio para darme cuenta de algo que ya sabía pero que necesitaba demostrarme a mí misma... algo impensable hace algunos años, pero que es una realidad: que, como te decía, ya no escribo, ya no lo necesito, ya no tengo nada que contar... que da igual si me siguen rondando historias que no sé concretar y me digo (como me decía hace años) que las historias tienen que darnos vueltas antes de empezar a contarlas... la realidad es que no escribo, y no sé si volveré a ser capaz...


 


en cuanto a estos tecleos... la verdad es que no sé qué será de ellos... quizás mañana los retome y siga tirando del hilo de mis lecturas si soy capaz de encontrar otra manera de hacerlo... quizás no encuentre la manera, ni el tiempo ni las fuerzas, y este humilde blog de pensamientos en voz baja sea uno más de los blogs desiertos que hoy pueblan estas playas...


no lo sé... sólo sé que ha sido un placer teclear aquí...


     

Denunciar

3 comentarios  -  Escribe aquí tu comentario

lo dijo Chinca C- Salas R 11 mayo 2017 | 1:59 AM

Eso habla de tus costumbres, es bueno tener habitos, placeres que no tienen comparacion a la hora del disfrute.

Denunciar

lo dijo ruiz-sillo 11 mayo 2017 | 11:13 PM

....es curioso, el mismo Alonso Quijano no habría tenido esa oportunidad....., saludos.

Denunciar

lo dijo JoTa 14 mayo 2017 | 9:45 AM

El placer ha sido nuestro, leyéndote, Naná. No queda demasiado de este libro de arena... unos pocos que, quizás, nos resistimos a admitir que aquí no hay más playas sino un espeso desierto.

En fin... Espero que, más allá de que escribas aquí, recuperes tus ganas de escribir porque sí... Un beso enorme

Denunciar

(*) Campos Obligatorios. La dirección de correo no aparecerá publicada.


Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 1 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2014 © librodearena.com