Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a nana            1 libros en su biblioteca
     4 valoraciones      2067 posts en su blog      Es lector de 1 grupos

sobre últimos testigos...

servido por  nana 21 marzo 2017 1 comentarios

y es martes y te escribo desde la caja... y como ya he abierto el correo electrónico, ya tengo los bancos, y no tengo nada que hacer (bueno, que hacer tengo muchas cosas, pero no puedo hacer ninguna desde aquí, así que me resigno), pues abro este editor a ver que te cuento...


y rebuscando entre los borradores, me encuentro con que si tiro del hilo de mis lecturas debería hablarte de el niño que robó el caballo de atila, de iván repila... un extraño regalo del que no sé muy bien qué contarte... porque no es que no me gustara, que me gustó... es sólo que no es mi estilo... que no me emocionó... y como llevo mucho retraso en esto de contarte mis lecturas, con tu permiso, me voy a saltar este libro para hablarte del siguiente...


y el siguiente libro que me leí fue últimos testigos de svetlana alexievich... 


que empieza así...


 



en lugar de prefacio..., una cita:


entre 1941 y 1945, durante la gran guerra patria, murieron millones de niños sovieticos: rusos, bielorrusos, ucranianos, kazajos, uzbekos, armenios, tayikos...


revista mensual

druzhba naródov, 1985, n° 5




... y una pregunta de un clásico de las letras rusas:


mucho tiempo atrás, dostoievski formuló la siguiente pregunta: «puede haber lugar para la absolución de nuestro mundo, para nuestra felicidad o para la armonía eterna, si para conseguirlo, para consolidar esta base, se derrama una sola lágrima de un niño inocente?». y él mismo se contestó: «no. ningún progreso, ninguna revolución justifica esa lágrima. tampoco una guerra. siempre pesará más una sola lágrima...».


svetlana alexievich (últimos testigos



 


y es que, después de ofrecernos los testimonios de las mujeres que participaron en la segunda guerra mundial en la guerra no tiene rostro de mujer, la alexievich recoge los testimonios de esos últimos testigos que no son otros que los que eran apenas unos niños durante aquella guerra... 


testigos que nos cuentan donde estaban cuando la guerra empezó, y donde los llevaron y a quien perdieron... testigos que vieron los horrores de una guerra sin llegar a entenderla... una guerra que les mostró la crueldad pero también la bondad de algunas personas...


y es que este es uno de esos libros de los que es difícil hablar, porque los recuerdos se arremolinan y te querría contar tantas cosas que no sé por donde empezar... porque los recuerdos que esos últimos testigos comparten con la alexievich, y que ella comparte con nosotros, me vienen a retazos semanas después de haber terminado de leer este libro... como esa niña a la que su madre encontró pese a que había equivocado su apellido, a base de ir de orfanato en orfanato y viendo a todas las niñas que compartían su nombre propio; o el niño que recordaba que los soldados alemanes sacaron a una camada de gatitos de su casa antes de acribillar a toda su familia, bebé incluido; o esos niños que vieron arder su casa y como se llevaban a su madre y a los que los vecinos dejaron en la calle por miedo a las represalias; o esos niños que al salir del sitio de leningrado corrían detrás de un gato para cazarlo; o los nenes y las nenas rubias a los que los alemanes sacaron sangre; o aquellos a los que ofrecían sopa y no volvían al barracón; o las dos amigas que tuvieron que aprender a trabajar en el campo, y a las que sus familias encontraron...


recuerdos que se quedan contigo... porque este es uno de esos libros que duelen, que impresionan... que de alguna manera, inevitablemente, te cambian...


y para que me entiendas mejor, te dejo el final de uno de los testimonios que más me impresionó... el de tamara parjimóvich, que tenía siete años cuando la guerra empezó, y que era mecanógrafa, cuando la alexievich la entrevistó...


 



incluso ahora... siempre me pongo a llorar en los momentos felices. me deshago en lágrimas. toda mi vida... (...) pero en realidad nunca puedo estar del todo feliz. completamente feliz. no se me da bien la felicidad. me da pánico. siempre me parece que se acabará de un momento a otro. y ese «de un momento a otro» me acompaña siempre. aquel miedo infantil...


svetlana alexievich (últimos testigos)



 


y ahora corto y cierro... porque no puedo añadir nada más...


 

Denunciar

1 comentarios  -  Escribe aquí tu comentario

lo dijo JoTa 24 marzo 2017 | 5:35 AM

Terriblemente dolorosa y cierta la cita final... "de un momento a otro" se acabará.

Un beso!!! l

Denunciar

(*) Campos Obligatorios. La dirección de correo no aparecerá publicada.


Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 1 libros



ofertas black friday | Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2017 © librodearena.com