Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a Ferrara Amianto            17 libros en su biblioteca
     14 valoraciones      74 posts en su blog      Es lector de 0 grupos

Luther Blissett Project. Q

servido por  sacodehuesos 22 mayo 2012 11 comentarios

 



Las estrategias de comunicación de los zapatistas influyeron mucho en el LBP. Ya en los primeros textos producidos por Luther Blissett pueden encontrarse referencias al Sub y al EZLN. Lo que nos fascinaba era el modo en que los zapatistas eludían encuadrar su lucha en ninguno de los desesperadamente manidos modos de pensamiento del siglo XX, y rechazaban las viejas dicotomías como reformistas vs. revolucionarios, vanguardia vs. masas, violencia vs. no-violencia, etc. Los zapatistas eran evidentemente de izquierdas, pero parecían rechazar cualquier pensamiento lineal en la escala tradicional de izquierda y derecha, y de una manera que no tenía nada que ver con la forma en que algunos fascistas europeos argumentan que ellos no son "ni de derechas ni de izquierdas".


El lenguaje zapatista se apartaba del "tercermundismo" estereotípico. Conectaba la reapropiación creativa y el uso de viejos mitos, cuentos populares, leyendas y profecías con una visión que abarcaba un nuevo transnacionalismo (Huey P. Newton lo hubiese llamado "Intercomunalismo"). La "comunidad" de la que hablaban los zapatistas era abierta, iba más allá de las fronteras de los grupos étnicos en cuyo nombre hablaban. "Todos somos indígenas del mundo", decían. Venían del rincón más miserable del mundo conocido, y aún así pronto entraron en contacto con rebeldes de todo el orbe.


La estrategia de comunicación de los zapatistas estaba basada en el rechazo de los tradicionales líderes que chupan cámara. En los primeros días del Levantamiento, Marcos declaró: "Yo no existo. No soy más que el marco de la ventana"; luego explicó que "Marcos" era solo un alias, y que él era sólo un "subcomandante", un portavoz para los indígenas. Afirmó que todos podían ser Marcos, y que ese era el sentido del pasamontañas. La revolución no tiene rostro, porque tiene todos los rostros. "Quien quiera ver el rostro bajo el pasamontañas, que coja un espejo y se mire", decía Marcos.


 


De aquí parte Luther Blissett. Los comentaristas siempre han especulado con los supuestos "orígenes situacionistas" del proyecto (una vía sin salida, de haber allí una vía), mientras que la verdad estaba ante los ojos de cualquiera. El ejemplo establecido por los zapatistas ayudó al LBP a refinar su propósito: arrancar el uso de los mitos de las manos de los reaccionarios.


Luther Blissett Project



 


 


 


 


 


"En la primera mitad de los noventa se creó la identidad colectiva "Luther Blissett" y fue adoptada por una red informal de personas (artistas, hackers y activistas) interesadas en utilizar el poder de los mitos y en promover la "contrainformación" agit-prop. En Italia, mi círculo de amigos compartía una obsesión por el eterno retorno de figuras arquetípicas, como los héroes populares y los estafadores. Pasábamos el día explorando la cultura pop, estudiando el lenguaje de los zapatistas mexicanos, recopilando historias de burlas en los medios y del arte de la guerrilla de la comunicación desde los años 20 (material del Dada berlinés, veladas futuristas, etc.), revisando obsesivamente una película en particular, Slapshot, de George Roy Hill, con Paul Newman en el papel del jugador de hockey Reggie Dunlop. Nos gustaba mucho Reggie Dunlop, era el perfecto estafador, el Anansi de las leyendas africanas, el Coyote de las leyendas de los nativos americanos, Ulises manipulando la mente del cíclope.


¿Y si nosotros pudiésemos construir nuestro propio "Reggie Dunlop", un golem fabricado con la arcilla de tres ríos -la tradición agit-prop, la mitología popular y la cultura pop-? ¿Y si emprendíamos un juego de rol completamente nuevo, utilizando todas las plataformas mediáticas disponibles actualmente para extender la leyenda de un nuevo héroe popular, un héroe propulsado por la inteligencia colectiva?"


- Henry Jenkins III:  "Cómo Slapshot inspiró una revolución cultural. Una entrevista con Wu Ming Foundation", web Confessions of an Aca/Fan, octubre de 2006.-


 



 


 




"[...] Luché [...] al lado de hombres que creían realmente que podían acabar con la injusticia y la maldad sobre la tierra. Éramos miles, éramos un ejército. Nuestra esperanza se hizo añicos de plano en Frankenhausen, el 15 de mayo de 1525. Ese día yo abandoné a un hombre a su destino, a las armas de los lansquenets. Me llevé su bolsa llena de cartas, nombres y esperanzas. Y la sospecha de haber sido traicionado, vendido a las fuerzas de los príncipes como un rebaño en el mercado". Todavía me cuesta pronunciar su nombre. "Ese hombre era Thomas Müntzer." No puedo verlo, pero siento su asombro, quizás la incredulidad de alguien que cree estar hablando con un fantasma. Su voz es prácticamente un susurro. "¿Has luchado realmente con Thomas Müntzer?"


 


- Luther Blissett, de la novela Q -


 


 Wu Ming Foundation

Denunciar

11 comentarios  -  Escribe aquí tu comentario

lo dijo Lady Byron 22 mayo 2012 | 10:27 AM

La perspectiva y la crítica (el espíritu crítico). Cerrar las cajitas de continentes absurdos y sentir (y creer, y ser coherente) la libertad de pensamiento. La lucha nunca descansa: respirar es retar a la muerte. Cada día tenemos tantos motivos para levantar la voz como miedos para callarnos, escoger un camino (aunque sea (mejor si es) a contracorriente) y no dejarlo.

¿Dadaísmo? ¿Anarquía? ¿Surrealismo? Sin etiquetas mon chou, cojamos el bastón de Artaud y sigamos adelante...

Vettriano... Que alguien nos aguante el paraguas mientras bailamos...



Tuercas. Todas. Siempre.

Denunciar

lo dijo Como un Paul Westerberg 23 mayo 2012 | 1:31 AM

Incluye un reflexivo sol detrás de un amanecer...

me gustaría conocer al Subcomandante Marcos "Es necesario hacer un mundo nuevo. Un mundo donde quepan muchos mundos, donde quepan todos los mundos" presentarlo de nuevo a los que ya le conocieron pero olvidaron y, si es posible, sentir otra vez (again) la hierba fria bajo mis pies.

a contracorriente.... ¿es deseable? no lo creo; es sobre todo inevitable. volver al murmullo hemostático de los bares lejos de las lóbregas mentes que intentan estatuir el cielo de Luzbel como si desconocieran que él es el verdadero guardián de las llaves de las jaulas.

una caja de herramientas completa (compuertas, tuercas, anillos de metal básico, acero de Bilbao, etc...)





Denunciar

lo dijo Marcos 1 25 mayo 2012 | 5:46 AM

Inclúyeme... Instrucciones para cambiar al mundo
Constrúyase un cielo más bien cóncavo. Píntese de verde o de café, colores terrestres y hermosos. Salpíquese de nubes a discreción. Cuelgue con cuidado una luna llena en occidente, digamos a tres cuartas sobre el horizonte respectivo. Sobre oriente inicie, lentamente, el ascenso de un sol brillante y poderoso. Reúna hombres y mujeres, hábleles despacio y con cariño, ellos empezarán a andar por sí solos. Contemple con amor el mar. Descanse el séptimo día...

Denunciar

lo dijo Marcos 2 25 mayo 2012 | 5:51 AM

Inclúyeme en tu mundo...Reúna los silencios necesarios. Fórjelos con sol y mar y lluvia y polvo y noche. Con paciencia vaya afilando uno de sus extremos. Elija un traje marrón y un pañuelo rojo. Espere el amanecer y, con la lluvia por irse, marche a la gran ciudad. Al verlo, los tiranos huirán aterrorizados, atropellándose unos a otros. Pero ¡no se detenga! la lucha apenas se inicia...

Denunciar

lo dijo Marcos y el gajo de Luna 25 mayo 2012 | 5:55 AM

Incluyo... Gajo de luna otoñal, café, día de la patria en el sur del continente americano...

Incluyo una visión del mundo compartida y la libertad que guardo, por las dudas, en mi mochila!

Gassho Infinito!!!

Denunciar

lo dijo who 07 junio 2012 | 11:47 PM

Incluye un godovi... (el final de la maldición...?)

Yo preferiría estar en Bermudas... rodeada de tarados en bermudas... y el marco... de un Matisse

Vamos, que ya no creo (de creer y de crear) en nada, y ni lucho ni pollas...

y dios (Dios?) me salve de los héroes!

Para qué vamos a engañarnos... porca di me!

È possibile chiamare me miserabile, ma non mi negano mezzo una birra!!!

Denunciar

lo dijo Tormenta Solar 1520 19 julio 2012 | 5:27 AM

Incluyo la Luna Nueva (puta madre! más silencio en el cielo?)

Se acerca una tormenta. Imagino, De Ferraris, que tiene todo preparado para el evento ¿No?

Si se cortan las señales para siempre (no va a pasar... no va a pasar... pero...) si se cortan las señales, digo, sepa que guardo sus enseñanzas en mi propio templo.

Gasshö!

Denunciar

lo dijo buhhhhh! 26 julio 2012 | 5:32 AM

De Ferraris!

¿Todavía respiramos?

Gassho!

Denunciar

lo dijo Magnesia 02 agosto 2012 | 5:28 PM

Di lo que te ocurre, vamos,
di lo que te aburre,
es magnesia quién te ha dicho
que nos van a separar.
Tú no te preocupes,
yo seré quien te acurruque,
quien te compre las estrellas,
quien te bese bajo el mar.

Y si alguien te dijera
que lo nuestro se ha acabado,
que no queda ni el resquicio
del precioso amor robado,
que magnesia lo ha escondido,
que magnesia lo ha guardado,
en un mundo de recuerdos,
en un mundo de pasado.

Y no quiero que tú pienses
que lo nuestro es diferente,
lo que quiero es dejarte
un abrazo para siempre,
un suspiro, una mirada,
un saludo, una palabra,
un adiós, una sonrisa,
un final, hasta la vista.

Y no quiero que tú pienses
que lo nuestro es diferente,
lo que quiero es dejarte
un abrazo para siempre,
un suspiro, una mirada,
un saludo, una palabra ...

"te souviens-tu, Guillemine, du printemps de nos quinze ans? c'était au temps du roi François, premier du nom" ainsi parle Cassandre Salviati, à qui l'on vient d'annoncer la mort de Pierre de Ronsard.


http://youtu.be/IIabbEbgDT0

Denunciar

lo dijo New Moon 0% of Full 13 diciembre 2012 | 3:39 AM

Acá estamos... con el cielo apagado. Valga el esfuerzo de la fauna estelar y de todos los héroes solitarios.

Beatus ille, De Ferraris!

Yetés & Gasshô

Denunciar

lo dijo Borges sobre La Invención de Morel 18 diciembre 2012 | 6:29 PM

Incluye el mundo........

Prólogo a -La Invención de Morel-

Stevenson, hacia I882, anotó que los lectores británicos desdeñaban un poco las peripecias y opinaban que era muy hábil redactar una novela sin argumento, o de argumento infinitesimal, atrofiado. José Ortega y Gasset -La deshumanización del arte, I925¬trata de razonar el desdén anotado por Stevenson y estatuye en la página 96, que "es muy difícil que hoy quepa inventar una aventura capaz de interesar a nuestra sensibilidad superior", y en la 97, que esa invención "es prácticamente imposible". En otras páginas, en casi todas las otras páginas, aboga por la novela "psicológica" y opina que el placer de las aventuras es inexistente o pueril. Tal es, sin duda, el común parecer de 1882, de I925 y aún de I940. Algunos escritores (entre los que me place contar a Adolfo Bioy Casares) creen razonable disentir. Resumiré, aquí, los motivos de ese disentimiento.

El primero (cuyo aire de paradoja no quiero destacar ni atenuar) es el intrinseco rigor de la novela de peripecias. La novela característica, "psicológica", propende a ser informe. Los rusos y los discípulos de los rusos han demostrado hasta el hastío que nadie es imposible: suicidas por felicidad, asesinos por benevolencia, personas que se adoran hasta el punto de separarse para siempre, delatores por fervor o por humildad... Esa libertad plena acaba por equivaler al pleno desorden. Por otra parte, la novela "psicológica" quiere ser también novela "realista": prefiere que olvidemos su carácter de artificio verbal y hace de toda vana precisión (o de toda lánguida vaguedad) un nuevo toque verosímil. Hay páginas, hay capítulos de Marcel Proust que son inaceptables como invenciones: a los que, sin saberlo, nos resignamos como a lo insípido y ocioso de cada día. La novela de aventuras, en cambio, no se propone como una transcripción de la realidad: es un objeto artificial que no sufre ninguna parte injustificada. El temor de incurrir en la mera variedad sucesiva del Asno de Oro, de los siete viajes de Simbad o del Quijote, le impone un riguroso argumento.

He alegado un motivo de orden intelectual; hay otros de carácter empírico. Todos tristemente murmuran que nuestro siglo no es capaz de tejer tramas interesantes; nadie se atreve a comprobar que si alguna primacia tiene este siglo sobre los anteriores, esa primacía es la de las tramas. Stevenson es más apasionado, más diverso, más lúcido, quizá más digno de nuestra absoluta amistad que Chesterton; pero los argumentos que gobierna son inferiores. De Quincey, en noches de minucioso terror, se hundió en el corazón de laberintos, pero no amonedó su impresión de unutterable and self-repeating infinities en fábulas comparables a las de Kafka. Anota con justicia Ortega y Gasset que la "psicología" de Balzac no nos satisface; lo mismo cabe anotar de sus argumentos. A Shakespeare, a Cervantes, les agrada la antinómica idea de una muchacha que, sin disminución de hermosura, logra pasar por hombre; ese móvil no funciona con nosotros. Me creo libre de toda superstición de modernidad, de cualquier ilusión de que ayer difiere íntimamente de hoy o diferirá de mañana; pero considero que ninguna otra época posee novelas de tan admirable argumento como The turn of the screw, como Der Prozess, como Le Voyageur sur la terre, como ésta que ha logrado, en Buenos Aires, Adolfo Bioy Casares.

Las ficciones de índole policial, otro género típico de este siglo que no puede inventar argumentos, refieren hechos misteriosos que luego justifica e ilustra un hecho razonable; Adolfo Bioy Casares, en estas páginas, resuelve con felicidad un problema acaso más dificil. Despliega una Odisea de prodigios que no parecen admitir otra clave que la alucinación o que el símbolo, y plenamente los descifra mediante un solo postulado fantástico pero no sobrenatural. El temor de incurrir en prematuras o parciales revelaciones me prohíbe el examen del argumento y de las muchas delicadas sabidurías de la ejecución. Básteme declarar que Bioy renueva literariamente un concepto que San Agustín y Orígenes refutaron, que Louis Auguste Blanqui razonó y que dijo con música memorable Dante Gabriel Rossetti:

I have been here before,
But when or how I cannot tell:
I know the grass beyond the door,
The sweet keen smell,
The sighing sound, the lights around the shore...

En español, son infrecuentes y aún rarísimas las obras de imaginación razonada. Los clásicos ejercieron la alegoría, las exageraciones de la sátira y, alguna vez, la mera incoherencia verbal; de fechas recientes no recuerdo sino algún cuento de Las fuerzas extrañas y alguno de Santiago Dabove: olvidado con injusticia. La invención de Morel (cuyo título alude filialmente a otro inventor isleño, a Moreau) traslada a nuestras tierras y a nuestro idioma un género nuevo.
He discutido con su autor los pormenores de su trama, la he releido; no me parece una imprecisión o una hipérbole calificarla de perfecta.

Jorge Luis Borges.


........ 18.29 aqui, próximos a la orilla de la bruma de Makemake.

Yetés&Gasshô

Denunciar

(*) Campos Obligatorios. La dirección de correo no aparecerá publicada.


Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

General 17 libros



Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2014 © librodearena.com