Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena
Conoce a witchink            7 libros en su biblioteca
     0 valoraciones      15 posts en su blog      Es lector de 2 grupos

witchink

Tu lóbulo frontal no funciona correctamente ¿Y quien dice eso? el Dr.Kawashima Image and video hosting by TinyPic


persecución (zombi)

servido por  witchink 19 abril 2010 sin comentarios

 


Persecución

 

Pam y yo nos hemos escondido en una de las casas del vecindario, creo que nos hemos librado por un tiempo de la jauría de zombis hambrientos y pestilentes. El hedor a descomposición llega hasta mis orificios nasales y una vez más provoca en mí una necesidad inmediata de vomitar, esta vez no puedo contenerme, giro la cabeza para no manchar a Pam y vomito lo último que había comido.

-No podía aguantarlo más –conseguí decir.

-No tenemos munición – dudo si se ha dado cuenta de la pota que acabo de echar.

-Ya lo he visto- aseguro con cierto odio.

-Debemos controlar más nuestros fluidos – bien al menos se refería a “nosotros”

-¿Dónde podemos conseguir más munición?

-podríamos despistarlos con cocteles molotov, en esta casa hay botellas de alcohol- la desconocida Pam me miró con aprobación, te echo de menos Pam.

-Vic – articuló – lo de hace un rato…- di la palabra las aceptaré encantado – no voy a disculparme por decir la verdad.

-¡Qué! Me dolió lo que me dijiste – estallé - ¿Qué hago, actúo como si nada?

Pam niega con la cabeza y al mismo tiempo mueve su cabello oscuro.

-No, si quieres puedes irte.

-¿Y dejarte sola? Ni hablar.

-¿por qué no quieres dejarme sola? – seguro que ahora me dará el discurso de que puede apañárselas sin mí y otra vez de vuelta a lo mismo.

- He comprendido que no necesitas a nadie, es más, me ha quedado clarísimo, pero debemos estar juntos para hacer frente a los zombis y cargárnoslos.

-No va a ser tan sencillo – siguió.

La situación me estaba jodiendo considerablemente así que cogí una botella de vodka que había en la casa, me rasgué la manga de la americana y la hice añicos, después la metí en el vodka ahora solo me faltaba el mechero así que rebusqué en el bolsillo del pantalón y apareció uno, corrí a la entrada del chalet y entre los coches accidentados había cuatro zombis que me divisaron y nada mas verme vinieron hacia a mí.

-¿Quieres comerte mi cerebro cabronazo? – Le grité – pues antes entra en calor.

Lancé la botella con todas mis fuerzas y al impactar en el suelo comenzó a arder, no había dado a los cuatro zombis pero si a un par de ellos. Pam me ha agarrado de la mano y ambos corremos hacia la puerta de atrás.

 

 

Los dos primeros fragmentos de esta historia son:

 

1º ¿Qué les ha pasado a mis vecinos?

2º No te necesito

 

Denunciar

sin comentarios  -  Escribe aquí tu comentario

(*) Campos Obligatorios. La dirección de correo no aparecerá publicada.


Portal de blogs literarios, comunidad literaria, y foro literario - Libro de Arena

Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2014 © librodearena.com