Últimos posts publicados por RELATOS

 A través del acero caían gotas de sangre aún caliente. Sus manos empapadas y temblorosas dejaron caer el cuchillo. El sonido metálico pareció despertarle. &nb...

Bienvenidos y gracias por vuestra atención.  Aquí dejo el enlace a mi blog personal, en el que tanto estoy trabajando. Ya son casi 10.000 visitas en menos de 1 año, y querem...

 La joven renegó con la cabeza, alejando con aquel simple gesto, todos aquellos pensamientos alocados, todas aquellas quimeras absurdas, que habían estado atormentando su mente. A...

La antología Los Nuevos Mitos de Cthulhu, mi última compilación de relatos (en este caso de diversos autores de Nocte, la Asociación Española de Escritores de Terror...

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-s...

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-s...

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-s...

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-s...

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-s...

Cerca y lejos Más allá del pecado, indecible, te adoro, y al buscar mis palabras sólo encuentro unos besos. En el pecho, en la nuca, te quiero. En el cáliz secre...

Este sabor de lágrimas Gris y más gris. No estás, y yo estoy triste de una tristeza apenas explicable con palabras, y de una imperturbable soledad, que por ti nace y...

María llegó a casa como siempre, con prisas, Tenía mil cosas que hacer y en la oficina le habían entretenido más de la cuenta, también como siempre. Al dejar...

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-siz...

A mi amiga Princesalidia por su  muestra de sensibilidad y ternura al presentar en las arenas        Mi libro “Verdades y Mentiras Peligrosas”.Tambi&ea...

Hace algún tiempo que ha dejado de ser joven pero le siguen llamando Raulito y vive con su mamá que le tiene siempre limpio, marcado “cariñosamente” por la rutina y ob...

 "Cuenta la historia… que se levantó al anochecer; salió de su casa corriendo hacia el borde de aquel abismo, donde la vio por primera vez. Ese día tuvo miedo y n...

Sé que debería empezar estas líneas con una de esas palabras que hacen saber al que las recibe en qué situación está. Tú y yo no podemos hacer eso. Com...

José estaba a punto de cumplir sus dos primeros años como desempleado. Tenía 55 años. Era oficial de albañil, una profesión vaciada de futuro por culpa de e...

  A lo largo de la vida vivimos situaciones de felicidad y tristeza. Placer y dolor unidos de la mano. Pero nada se eterniza, ni la aflicción ni la complacencia. En esos momentos en l...

Había una vez, allá por la lejana Villa de los deseos, un niño feo de cojones. Nació diferente, raro, inconcreto. Su madre fue sancionada por traer al mundo a un ser de e...

  El abatimiento nos postra hasta los límites de la debilidad y la humillación. Hay que buscar la felicidad con denuedo. Infatigablemente. No sirven excusas por muchas razones que ...

  Acababa de salir de su habitual sesión de hemodiálisis. Su sistema inmunitario se deterioraba de forma acelerada. Marcos sabía, que de seguir todo como hasta ahora, ten&ia...

He pasado una mala noche. Me he visto envuelto en pesadillas constantes. He amanecido empapado en un inquietante sudor frío. Gusarapos gigantes salían de las plantas de mis pies y tre...

No, no soy de aquí, tampoco de allí, soy un hombre de ninguna parte. Nací hace 45 años en un país inexistente. Soy padre de una hija apátrida que deambula j...

  Observo el espejo tratando de encontrar mi propia mirada. Busco en ella respuestas, explicaciones para aliviar mi pobre corazón herido. Cierro los ojos, cansado, hundido, desesperado....

Mi coche derrapó en la penúltima curva; una de esas penúltimas curvas que la vida pone en nuestro camino. Soy un conductor experimentado con miles y miles de kilómetros a...

Te veo partir amor. Quieres irte, necesitas irte, pero no dejaré que eso ocurra. Te retendré. Sientes dolor, lo sé. Duele la ignominia. Duele el desconsuelo y el desamparo. Duel...

Buscaba un lugar oculto y tranquilo donde pasar la noche. El calor era asfixiante y la enorme marea humana que habitaba aquel pueblo, parecía buscar en la calle, el privilegiado aire con olor...

Me había levantado contento. Sabía que no tenía motivos para ello pero era agradable mirarse al espejo y que este te devolviera una sonrisa. Arranqué el vehículo y...

Hace mucho tiempo decidí marcharme de casa. Lo hice por la puerta de atrás. Desde entonces, sin rumbo y a bandazos constantes, no he sido capaz de encontrar esa felicidad perdida, la s...

  Tres de la madrugada. Ya es la hora; debo partir. El simétrico rugido del motor de mi viejo Ford del 64 comenzó a romper el silencio de la noche. Busqué en el bolsillo sup...

  Yo vivía en aquel lugar. Era un pueblo pequeño, de arraigadas costumbres, poco solidario y siempre exigente con los demás. Yo vivía los peores momentos de mi vida. ...

La vida nos cuenta cosas que nuestros oídos se niegan a escuchar. Va dejando sobre el camino pruebas evidentes del por qué y hacia dónde nos dirigimos. Es una marcha hacia la na...

  Se habían ensañado con él. El inspector de policía no decía otra cosa. El agujero de bala que tenía en la frente no albergaba dudas; el disparo hab&...

Tenía las manos embadurnadas de sangre. Algunas gotas aún caían sobre el entarimado de aquel escondido y mugriento bar de carretera. Me agaché para observar los úl...

  Tras un pequeño paréntesis, retomo mis historias de carretera. Ni soy hijo pródigo ni me prodigo mucho por estas arenas. Eso, además de cierto, resulta bastante evi...

Cuando las cosas en la vida   parecen demasiado, cuando 24 horas al día no son suficientes... Sería bueno que recordáramos el cuento del frasco de ma...

         La decisión la tomó en forma natural, sin sobresaltos, ni poses para fotografías, alaridos, bailes o saltos. Se dejaría morir de ham...

Debido a "razones ajenas a nuestra voluntad" —como se suele decir en estos casos—, la Antología Z de Nocte que edita Dolmen, en la que participo, verá retrasada su ...

Un hombre de negocios norteamericano estaba en el embarcadero de un pueblecito costero de México cuando llegó una barca con un solo tripulante y varios ATUNES muy grandes. El norteamer...

El otro día me contaron una historia curiosa que nos la podemos aplicar todos. Parece ser que a los japoneses, que siempre les ha gustado el pescado fresco, tenían muchos problemas par...

Amanece otra vez. Mis párpados, pesados, se niegan a abrirse para enfrentarse a la fealdad del cuarto. Otra mañana, como muchas otras, sin ti. Mi subconsciente se niega a ver la realidad...

Intenté recordar los porqués de esa situación, si, todo vino  rodado, una cosa llevó a la otra, ésa a su vez originó la siguiente y fue engordando como u...

Mario de siete años andaba triste por la calle, sus mejillas se congelaban con la mezcla de las lágrimas y el viento frio, vagaba por su pueblo sin rumbo, sin direcciónn y sin pri...

El tiempo se escapa poco a poco de mis manos. Veo con claridad que es mucho mayor el camino andado que el que me queda por recorrer. Cosas de la vida; supongo y entiendo. Sin embargo, extraña...

"Lo que convierte la vida en una bendición no es hacer lo que nos gusta, sino que nos guste lo que hacemos." (GOETHE) Me senté frente al ordenador pero las palabras no flu...

Perdón por la extensión. Y después, si has decidido leerme, te doy las gracias. Escribir es para mí una enorme satisfacción, hacerlo bien, es otra historia. O...

El hombre salió del cuarto de baño. Mientras andaba, se secaba sus manos con un pañuelo de fina tela. Lo dobló cuidadosamente y lo guardó en el bolsillo interior d...

  Estimados amigos blogueros, transeuntes del ciberespacio, amigos de carne y hueso, y todos aquellos que acabáis por uno u otro motivo aquí, hoy quería presentaros, tal y c...

Nos encontrábamos en un conocido restaurante de la ciudad celebrando la navidad como ningún Dios manda, es decir, excesiva comida, un compadreo de papel cuché y un gasto, que po...

Ayuda | Contacto | Condiciones de Uso | Política de Privacidad



2018 © librodearena.com